Columnas

Saltapatrás

La lectura en México/1

Ya no es apreciación subjetiva sino hecho científicamente demostrado: al mexicano no le interesan los libros. Se hizo todo lo posible, que conste. Y aunque haya sido en vano, hay dignidad en la derrota. Así pues, relajémonos, respiremos hondo, tomemos un descanso.

Las estadísticas avasallan. Demuestran con alevosía y ventaja, sin mostrar forma alguna de clemencia ni resquicio para el anhelado error metodológico, que al mexicano (el 99.99 por ciento) no le gusta leer. Es más, no sólo no le gusta leer, no le gustan los libros ni siquiera en calidad de cosa, ni para no leerlos ni para nada, vamos, ni para prótesis de la cama que se rompió una pata. Años de esfuerzo educativo, de aventar dinero a raudales en bibliotecas, centros culturales, publicidad, cursos, campañas y ferias, premios y becas, ofertas y descuentos, clubes y talleres, mesas redondas y presentaciones… Todo para merecer la sincera respuesta: No, no queremos leer. Que no nos interesa. Que no. Que no queremos. Que no haya libros y ya. Punto. No. ¡Que no! Ene, o = NO.

En ese desolador paisaje de estadísticas, las más tristes son las que, como recodará el lector de Letras Libres, Gabriel Zaid difundió hace poco en su ensayo “La lectura como fracaso del sistema educativo”. Una de ellas señala que hay 8.8 millones de mexicanos que han realizado estudios superiores o de posgrado, pero que el dieciocho por ciento de ellos (1.6 millones) nunca ha puesto pie en una librería. Luego de mezclar cifras y trazar constantes, el lacónico Zaid concluye: “La mitad de los universitarios (cuatro millones) prácticamente no compra libros.” Luego dice que “en 53 años el número de librerías por millón de habitantes se ha reducido de 45 a 18” en la culta capital. Es decir: a mayor esfuerzo educativo, menos lectores. Esto demuestra algo realmente inaudito: en México la clase ilustrada es aún más bruta que la clase iletrada.

Otras estadísticas que provienen de la OCDE y la Unesco. Su estudio “Hábitos de lectura” le otorga a México el sitial 107 en una lista de 108 países estudiados (el país que se ganó el lugar 108 ni siquiera se menciona porque se derritió en el ínterin). Según esos estudios, el mexicano promedio lee 2.8 libros al año. Hay sólo una biblioteca pública por cada quince mil habitantes. El cuarenta por ciento de los mexicanos nunca ha entrado, ni por error, a una librería. Existe una librería por cada doscientos mil habitantes. En todo el país hay solamente seiscientas librerías… Es obvio que las cifras están equivocadas. ¿De veras creen que en México hay una biblioteca pública por cada quince mil habitantes?, es decir, ¿encuentran verosímil que en la capital existan quince mil bibliotecas? Ni sumándoles las bibliotecas privadas. ¿Y de veras se creen que hay seiscientas librerías en el país? Y, para terminar, ¿de veras se habrán tragado eso de que los mexicanos leen anualmente 2.8 libros per capita?

Ignoro su metodología, pero conozco mi tierra. Me temo que lo más seguro es que el encuestado mexicano promedio no haya leído nada nunca y haya decidido mentir, proclive como es a la exageración y a la balandronada, en especial cuando se le encuesta o entrevista (conducta que se agudiza si el interrogador es extranjero). Es curioso que a la pregunta “¿cuántos libros lee usted al año?” lo que se le haya ocurrido contestar haya sido la babosa cifra “2.8”. A sabiendas de su propensión a gesticular, la cifra 2.8 demuestra que a ese mexicano promedio la pura idea de leer libros le resultó a tal grado misteriosa que aun creyendo exagerar, no exageró. Es decir: desde su punto de vista exageró muchísimo, pues la posibilidad de tener un libro en las manos, y además leerlo, le pareció algo tan descomunalmente raro y remoto que, de inmediato, coligió que sólo alguien muy especial podría leer uno al año. De ahí a ponerse guapo ante el entrevistador y adjudicarse la lectura de 2.8 libros anuales sólo hubo un acto de exhibicionismo.

No quiero decir con esto que todos los encuestados hayan mentido, pero sí que la gran mayoría de la minoría que no mintió mete por igual en la categoría “libro” al directorio telefónico y al manual del usuario de su licuadora. E incluso los que con toda buena fe y limpia conciencia dijeron la verdad y efectivamente leyeron 2.8 libros en un año, de haber sido más interrogados, habrían confesado que los libros eran El libro vaquero y la fotonovela porno La pierna de Carolina. Lo anterior en lo que toca a las clases media y alta. La baja sólo leyó las aventuras legítimas de AMLO en los cómics que, gracias a sus masivos tirajes y hospitalario formato, amén de su carácter gratuito, impidieron que la estadística nos mandara al lugar 200.

Estas estadísticas han cubierto al país de vergüenza. Lo bueno es que como el país no lee, no se ha enterado de que está cubierto de vergüenza. Podrá haber precio único, y librerías en cada esquina, y libros baratos, y bibliotecas que regalen café. Y al mexicano no se le va a pegar la gana de leer. ¿Por qué? Misterio. Debe de haber respuestas, por lo menos tentativas (y que rebasen lo que ya adelantó alguno, totalmente en serio: “Es culpa de Fox”).

No, no me tomo esto a la ligera. ¿Cómo podría hacerlo si he impartido clases de literatura, de la secundaria al posgrado, desde hace casi cuarenta años? ¿Cómo, si me dedico a escribir libros (que, naturalmente, no venden ni el 0.00000008)? Pero tampoco creo que haya que rasgarse las vestiduras. En nuestro país la literatura circula más bien como zamisdat y aun así está bien y viva, y llega a quien debe y no pasa nada. O lo único que pasa es que se impone regresar a la modestia.~

Comentar ›

Comentarios (171)

Mostrando 1 - 50 de 171 comentarios.

el tema de la lectura en mexico se me hizo muy interesante porque me hizo saber muchas cosas que no sabia y en la situacion que estamos pasando ,esto no puede seguir asi, porque la gente se esta dejando llevar por el internet ,la tecnologia y todas esas cosas yo no digo que no sirva el internet de echo es de gran ayuda, pero leer te hace abrir la mente y es mejor.

en mi parecer se me hizo muy bueno este libro y que esten tratando de este tema de suma importancia.

Yo opino que en parte está en lo correcto porque no todos tienen el hábito de tomar un libro y leerlo de principio a fin por ciertos motivos o solo escusas para no leer...

Pero hay personas que no tiene ni la habilidad de saber leer por ciertas causas de la vida y algunos niños trabajan desde muy temprana edad y no es porque ellos quieran si no porque lo necesitan...

Con esto quiero llegar a que solo hay personas que leen por gusto y otras no porque simplemente no quieren pero hay casos muy tristes  de personas que no saben leer y no es su culpa...

 

y no somos una vergüenza por que luchamos día a día para salir adelante y tanto mis padres se esfuerzan para que no me falte nada no se me hace justo que les digan que son una vergüenza después de todo lo que se esfuerzan...

Este articulo tiene su razon de ser a base de un hecho factible en la sociedad mexicana, pero como lo desiamos en clase no siempre se tiene la posibilidad de obtener la cultura de la lectura. Ya que uno se pone a pensar la economia, no saber que es de gusto de lectura, el poco tiempo entre rutinas son algunas de las causas que lo hacen imposible.

No somos uno de los paises mas dotados en lectura pero almenos no dejamos la cultura de la lectura a un lado, y hay algo que hay que reflexionar que si ahora no somos de los que leemos un libro hay que empezar a hacerlo un habito.

 

Recuerden que la feria del libro ya viene a tj ;)

Este texto me pareció muy interesante ya que nos relata algunos de los hechos que se están presentando en nuestro país como lo es el nivel de lectura en que se encuentra México , muchos de los estudiantes no nos damos cuenta lo beneficioso que puede traer el leer simplemente no le damos importancia a lo que es la literatura , me sorprendí al ver que nuestro país ocupa una posición muy baja en lo que es la lectura pienso que esto se debe a que pasamos mas tiempo utilizando la tecnología lo cual si no tiene un uso correcto no deja nada bueno para nuestro aprendizaje

Leslie: Pues la lectura en México se ha ido acabando gracias alas tecnológicas que han avanzado, pero ese no es el factor principal, el factor principal es que a las personas les aburre leer, no le gusta hacerlo. También se debe a que no hay suficientes bibliotecas en el país, y si lo hay son contadas y en las librerías los libros te los venden a un precio muy alto, cosa que algunas personas por la economía no pueden comprarlos, si bien la tecnología en este caso puede favorecer, utilizando aparatos inteligentes para descargar los libros.

Jacqueline: Ahora en estos tiempos la lectura en México se ha incrementado y mas que nada en los estados que se encuentran en la frontera, ya que los extranjeros traen costumbres que nosotros adquirimos, en esta caso la lectura, en los últimos dos años se presento una ¨moda¨ que consistía en leer libros.

Monica: La lectura en México esta por los suelos .No todos los mexicanos somos iguales, pero hay un pequeño porcentaje que si lee.No tenemos que generalizar en todo el país, como ciudadana de Tijuana puedo asegurar que las bibliotecas están en malas condiciones al igual que las librerías te quieren vender un libro a su máximo precio. Y tenemos que hacer todo lo posible para no seguir con el mismo sistema mediocre.

No todos los mexicanos sabemos leer unos aveces no tienen a alguien que les enseñe ósea como las escuelas donde se supone que te enseñan a leer pero desde casa tienes que aprender a leer.

este articulo es muy cierto cuando lo comentabamos en clase me di cuenta que soy de las pocas personas que se toma el tiempo de leer un libro en los ratos libres, aunque el habito de leer se esta acabando gracias a las grandes tecnologias que han ido avanzando atraves de estos años y los libros los dejamos a un lado para tener mas comodidad y la lectura no es lo unico que esta siendo afectado si no tambien la comunicacion

Me  parece que este tema acerca de la lectura en México, es muy  importante, ciertamente en nuestro país no se tiene  un gusto hacia la lectura,desgraciadamente y es muy triste que sea así, pienso que  se debe a que muchos lectores no encuentran lecturas deacuerdo a sus gustos o que les llamen la atención, etc.

Estoy de acuerdo con Guillermo Sheridan con lo que opina, que la mayoria de  los mexicanos no tienen el gusto por los libros de ninguna forma, que son pocas la librerias y que lo poco que se lee no les proporcionan algo de provecho.

Creo que debemos de tomar conciencia sobre la lectura en México, promoviendola más, inculcandola desde casa, en las escuelas, en la calle, cualquier otro lugar y que todos tomemos el hábito de leer para ser más cultos y no solo lo hagamos por obligación si no porque nos guste y disfrutemos hacerlo.

Muy triste y poco alentador, pero cierto lo que el maestro Said comenta.  Sin embargo, mucho en los últimos sexenios se han dedicado a hacer las políticas educativas sobre la base de las estadísitcas y si tan sólo pensaramos que la lectura no es ni nunca podrá responder a las necesaidades de otros sino a las de cada persona en sus necesidades más intrínsecas, algo así como "un niño camina porque quiere alcanzar algo, o no habla porque todo le adivinan", porque sólo hasta que se tiene la necesidad real de algo, entonces se es necesario satisfacer esa necesidad. Sin embargo, la máquinaria educativa tan dirigida no ha creado esa necesidad, o más bien, ha desviado la atención para que no se busque esa necesidad en momento alguno, o se satisfaga esa necesidad con otros distractores... veamos, tal ves con.. ¿reformas? pero no se llega al fono del problema, pues la lectura es individual. Lo que a mi vecino le atrae es la lectura de LAtinoamericanos convencidos de la sabiduría de la familia Buendía, y a mis hermanos les agrada más el diálogo que establecen Martín y Alejandra con Ernesto Sábato, pero, ¿por qué no?  Mis hermanos y mis vecinos son buenos amigos. 

Es alentador ver como son pocos los que leen, pero no son estadísticas, son privilegiados que se mueven en otros mundos maestro Said, los mundos que ustedes, quienes deciden que las políticas educativas mexicanas deberían ser una copia de las españolas, con la diferencia de que las españolas llevan trabajando mpas de 18 años el proyecto SM desde preescolar y no es una novedad para nadie dialogar entre mares de soldados por el boulevard o las calles de Buenos Aires de la mano de Ernesto Sábato, Octavio Paz o María Moliner.  

Bastaría recordar épocas donde los límites ayudaron a momentos álgidos de la creación cutural, momentos en que (como J. Lacan dijera) los límites fueron el hombre mismo. las personas leían más, pues la lectura representaba espacios de seguridad. Hoy día... maestro, que nos han quitado la seguridad en la educación... yo le pregunto, ¿también esto que usted escribe tambien es el preludio para anunciarnos que nos quitarán a por lo menos el .1% que leemos también ese privilegio? ¿a cambio de que? de su no, y no y su en o..... o que¿?

No todos no leen, eso está claro y que más de la mitad de los mexicanos no hacen uso de la lectura. Sin embargo es falso que el 99.99% no lee. Yo soy una de las que ama leer, motivo por el cual yo estoy orgullosa. Y conozco a varias personas que aman la lectura como yo :) sinceramente creo que cada vez hay más lectores

es una lectura muy interesante por hay que ser realistas es enserio que casi a nadie le gusta leer:(

 

Disculpe mi ignorancia, pero en mi rancho les dicen bibliotecas a los lugares donde hay libros para su lectura y consulta. Les llamamos librerías a las tiendas donde venden libros... a veces siento que el artículo confunde bibliotecas con librerias y al revés...

en ambos se custodian libros, por ponerlo de alguna manera, pero en las bibliotecas los libros se ponen para préstamo domiciliario en caso de estantería abierta o bien a consulta si se trata de estantería cerrada, es decir se pueden consultar en la misma biblioteca, leerlos ahí y regresarlos, mientras que en una librería aunque hoy en día en muchas cadenas de librerías puedes pedir los libros y leerlos tomando un café para luego regresarlos, tu puedes comprar el libro. Es esa básicamente la diferencia: la adquisición del libro o no: el consumismo. 

ME PARECE INTERESANTE SU ARTICULO SR GUILLERMO, NOSOTROS LOS MEXICANO DEBEMOS DE DECIRLO CON TRISTEZA PERO NO LEEMOS, LA CULTURA DE LEER TODAVIA NO ESTA PRESENTE EN NUESTROS HIJOS Y SUMALE A ESTO QUE LA TECNOLOGIA HA VENIDO A DESPLAZAR ESTA TAN REQUERIDA FORMA DE PREPARARSE INTELECTUALMENTE, VEMOS OTROS PAISES COMO DESARROLLAN EL HABITO POR LA LECTURA LOS NIÑOS Y ADOLECENTES.

FALTA POR HACER MUCHO EN NUESTRO PAIS EN MATERIA EDUCATIVA 

Creo que es importante mencionar que hay otros problemas, no solo esta esté en el individuo o en cada persona que formamos parte del país, ¿no será que este es un problema con un fondo que viene de más arriba?, si es cierto no se lee, pero que hacer cuando más de la mitad del país vive en pobreza, sin duda mucha gente quisiera comprar un libro al pasar por una librería y ¿con que se encuentra? Con qué el salario miserable que recibe no le alcanza para ello, se a convertido en un lujo el poder comprar un libro, muchas personas se ven en la situación de no saber que hacer o come o compran un libro, toman el trasporte público o caminan a su casa por horas por un libro, es sin duda una situación creada por el gobierno, el leer, el comprar un libro es un lujo al que muchos no tienen acceso, yo soy estudiante de medicina y el 90% de los libros que poseo están formato pdf, no me alcanza para comprar un libro de cardiología o de cirugía de 8,000 pesos. Me gustaría saber si en estas encuestas se tomó en cuenta este tipo de recursos, conozco muchísima gente que tiene y ah leído libros estupendos formato pdf, me gustaría saber las características del estudio si fueron aleatorizados cual es su intervalo de confianza, quien lo realizo, etc.

Seri estupendo tener acceso a los artículos e investigaciones originales en los que se basa la persona que realizo esto, enriquecería mucho y originaria otros comentarios sumamente interesantes.

Muy buen artículo señor Sheridan. Quienes comentan obviamente leen, sea mucho o poco, pero ¿cuántos? Mis alumnos son empleados de Walt Mart y Bimbo, no quieren leer, no quieren defender posturas en la página de letras libres, ni tampoco les interesa. Seamos realistas, es como decir que la mayoría de los mexicanos está en contra de Televisa, sólo porque es tendencia número 1 en Twitter. La gran masa está allá afuera, y si llega a tener acceso a la red, no lo hace para exponer su postura u opinión acerca de estos temas en twitter. Lamentable.

Es una lectura divertida con la que normalmente inicio el ciclo escolar con mis alumnos de preparatoria. Disfrutamos, comentamos y reflexionamos sobre un hecho que viven: no les gusta leer.

Querido Guillermo, no hay manera de agradecer su inteligencia. su buen humor y su ironìa. Aún frente a este fenòmeno, le puedo decir que leen con gran gusto sus tres entregas y algunos, los màs inteligentes, se vuelven adictos a sus reflexiones.

Un abrazo!

Pienso que el gran problema ha sido el enfoque que nuestro sistema educativo le da a la lectura. En la mayoría de los casos se toma ésta, como una obligación , un deber, generando falta de ánimo por esta actividad tan enriquecedora por parte de la población, quienes prefieren el mundo de la multimedia; así mismo creo importante mencionar que hay muchas opciones que tal vez mucha gente no conozca, leer en internet, en libros tradicionales o en libros electrónicos, puede alentar la lectura y sin duda nos puede ayudar para hacer de nuestra sociedad, una mejor, más culta, educada, crítica, eficiente, libre, y plena.

Es muy deprimente ver que en México no tenemos el hábito de la lectura, o que solamente tomamos un libro cuando lo pieden en la escuela.

La lectura es deliciosa, porque enriqueces muchos aspectos.

Les comparto esta liga para que vean gráficamente los porcentajes de lectura en México.

http://goo.gl/JTDLI8

En verdad está muy interesante conocer estos números.

Como dicen, es una terrible vergüenza el que la lectura este quedando en el olvido.

En lo personal me gusta investigar un poco mas en libros que en paginas de internet, la ventaja que he estado viendo es que con las sagas de hoy en día mas adolescentes se interesan en la lectura.

 

Además se esta olvidando que la lectura propicia en nuestra población disminución en el ejercicio de actividades nocivas como la drogadicción, alcoholismo y otras muchas adicciones que han hecho de nuestra población una sociedad más enferma y pobre cultural,laboral, anímica y físicamente. Que tristeza.

"Conoces tu tierra" dices...
pensé en llamarlo pesimismo, pero no, no se me ocurre ni qué pueda ser.

Aquí otros muchos profesores te exponen su punto de vista, yo diría que no los demeritaras, claro que habemos gente que leemos, y cada vez somos más, por moda, porque se viene la FIL o porque hay novelas de vampiros, por la razón que se sea. Que no es un hábito común del mexicano, estoy de acuerdo, pero un día, cuando vayas en el bus, o en el tren, observa a tu alrededor, alguien, te aseguro que alguien, aunque sea una sola persona en todo el bus, va leyendo algo. Y a los que les/nos interesa de verdad, hacemos algo desde nuestra trinchera.

Haz un poquito de etnografía y te darás cuenta que el mundo no es ni negro (nadie lee) ni blanco (todos leen). Está lleno de matices, y éso es lo rico de vivir en él.

 

 

En cuanto leí el primer parrafo estuve segura de que no me dignaria a perder el tiempo leyendo tales incoherencias.

No tengo ni idea de donde sacó esos datos tan absurdos pero no tiene los lógica alguna, si bien muchos mexicanos no aprecian la lectura (como lo eh presenciado) también hay muchos que la disfrutan en extremo, me incluyo en esta cifra) conozco maestros, jóvenes,  niños, adultos y mayores que se entuciasman por esta cultura. Cabe entender que quien escribió este articulo no esta realmente informado de la forma de vida de otros lugares, en lo único que podría estar un tanto deacuerdo es que un número grande sí es el que no lee, pero no es algo incorregible como usted lo afirma en hechos, según corroborados científicamente. Eh observado casos en compañeros que al primer libro (DE INTERES) capta su atención y si llegan a encontrar otro atractivo para su gusto comienzan con el habito de la lectura, es algo que requiere inculcar lecturas del gusto, algo que la SEP no hace, no es caso de imponerseles lecturas famosas, sino algo que les interese. Espero que entienda mi punto y deje de lanzar cifras incoerentes insultando a un país que claramente no conoce.

 

Saludos.

 

Leslie cursando tercero de secundaria, fanatica de la lectura juvenil.

Leslie:

     Con todo respeto, aprende a leer. Creo que el maestro dice claramente que ha estado enseñando 40 años. SE nota en su escritura que sabe lo que dice. Me alegro por ti que lees, pero poner atencion a lo que se lee entra en la lectura.

   Saludos cordiales.

 

   OBC

Se nota que lees Leslie, ¿tercero de secundaria? tienes escasos 14 o 15 añitos ¿verdad? (: .

Se nota en tu capacidad de criterio, y tu comentario tan acertado, claro que no es un tema "incorregible" y habemos, que bueno, muchas personas que no entramos en estas estadísticas.

 

Felicidades por el tan buen hábito que tienes desde tan jovencita, no lo pierdas, los libros son un mundo maravilloso.

Sí bien es cierto que en promedio los mexicanos leemos pocos libros, hay que poner muchas interrogantes sobre la mesa, tales como quien es ........ Así cómo cuáles son las fuentes de donde sacó la información para hacer su artículo y con ello ver la forma de redacción del mismo ya que en la gran mayoría podemos encontrar lo que él opina de las estadísticas y de los estudios realizados, lo que pudi...eron contestar las personas que participaron en la "media" para dicho estudio, si bien es cierto que no es un gran número la libros que leemos hay que tomar en cuenta que todos en algún momentos leemos, si bien hay libros que aportan mucho a la cultura hay unos que no se acercan a el, pero para muchas personas él leer ese tipo de libros, es como sí "no" leyeras nada, por eso la opinión en este escritor sobre que es lo que en realidad leen, tomando en cuenta que una persona podría leer un libro de 100 páginas vs otra un libro de 600 y ambos cuentan como libros leídos sin embargo no aportaron el mismo esfuerzo, ni tiempo ambos.

Leyendo las opiniones diversas se puede ver a simple vista y lo que más abunda es la crítica, sin embargo hay que tomar en cuenta que la educación viene desde casa, la única forma en la que yo creo que podemos fomentar la lectura es "leyendo" las personas actuamos por imitación, la ver a la gente leer los demás lo haremos o viceversa, si nos ven leer la gente se interesa y comienza a leer, esto no es nada fácil ya que luchamos contra un demonio que es la "televisión" sin embargo, sólo nosotros podemos cambiar esa perspectiva, y confirmar con ello que sólo así estaremos mejor informados, mayormente capacitados y podremos obtener muchos más conocimientos.

HOLA A TODOS CREO QUE EL TEMA ES INTERESANTE YA QUE A VECES NO NOS PREOCUPAMOS POR INCULCARLES VALORES COMO LA LECTURA A NUESTROS HIJOS O FAMILIARES PEQUEÑOS Y EL DIA DE MAÑANA SE VERAN AFECTADOS PORQUE  NO ESTAN ACOSTUMBRADOS A LEER TODO LO SACAN DEL INTERNET Y SOLO COPIAN Y PEGAN LA INFORMACION SIN SABER DE QUE SE TRATA SOLO POR CUMPLIR CON UNA TAREA. HAY QUE FOMENTAR ESTE VALOR DE LA LECTURA PARA QUE EL FUTURO DE NUESTRO PAIS SEA DE PERSONAS CAPACES EN TODOS LOS ASPECTOS

Bueno, honestamente sólo leí hasta donde se menciona que al %99.99 de los mexicanos no les guasta leer, (si, octavo renglón) cosa que me es indiferente además de atreverme a mencionar que es una estadística un tanto equívoca, tal vez sea porque soy un acérrimo lector por naturaleza, y me cuesta trabajo creer que la gente es así de desinteresada por la lectura.

Como opinión personal propongo que las personas deberían dejar de preocuparse por lo que los demás lean o no, para fines prácticos el leer o no es problema de cada uno de nosotros, ya sabemos que entre mayor información poseas, eres más consciente de tu realidad y de lo que ocurre alrededor y te proporciona diversas ventajas sobre aquellos que no lo hacen ya que evidentemente son esas personas susceptibles de manipulación las que convergen en el "típico pueblo ignorante mexicano".

Los libros están ahí, la información está ahí, pero de poco sirven si las personas no tienen el ánimo o curiosidad de por lo menos hojear la información, sabemos que tampoco se puede, más bien se debe, obligar a alguien a hacer algo que no le gusta o no le atrae. Lamentablemente las costumbres tienen mucho que ver con eso, la única solución viable para con esta sociedad es inundarla de libros, compren libros, regalen libros, tengan una biblioteca en casa, compartan libros por internet, usen sus redes sociales para socializar con información relevante, cultura, textos, cuentos, poemas; ¿No les aburre compartir siempre el mismo contexto? ej. Que estuvieron en la fiesta de "x" y se la pasaron bien, que comieron "x" platillo, que les duele la cabeza por "x", que no les gusta su oficina, que les gusta el clima, que no les agrada el viene viene, que Laura hace esto, que Ximena hizo aquello, etc... Información así de superflua es el pan de cada día y parece que es lo que más importa. So, no debería sorprendernos que el pueblo mexicano tenga el nivel cultural que tiene. Y algo muy importante también: ESCRIBAN.

Como dato personal crecí en hogar lleno de libros, mis padres nunca me fomentaron la lectura, simplemente mi curiosidad me condujo a escalar los libreros y comenzar a hojear libros, leerlos, contemplar los dibujos, las texturas e incluso olerlos, y así, con esa simpleza se comenzó a forjar este lector que les escribe.

Me he quedado absorto, sorprendido, patidifuso con los datos que plasma en el artículo (bueno y entretenido) el Sr. Sheridan. Creo que son bastantes halagüeños, pues en 20 años, aproximadamente, nuestro nivel lector ha subido de un libro al año a 2.8, un 180%, en 20 años, claro, porcentajes vistos desde la perspectiva de funcionario de la SEP o de CONACULTA.

Sin embargo, la realidad es otra, la pobreza intelectual del país es doblemente proporcional a la pobreza económica que padecemos (claro, mis datos, mis aseveraciones no tienen el sustento teórico con que se realizó la Encuesta Nacional de Lectura, de donde supongo se han tomado los datos, mis dichos son casi casi una falacia argumentativa) No puede ser de otra manera en un país donde se ha hecho de la estupidez una virtud, donde es muy "cool" usar expresiones como "mas sin en cambio" o "más sin embargo", a la manera de los "líderes de opinión" que colman los medios de comunicación visuales.

Por otra parte, desde mi humilde perspectiva, se puede culpar de este problema a las autoridades educativas, a los "escritores aburridos" (¿será falaz hablar de escritores aburridos en un país que no lee, en un país en el cual el hecho mismo de leer es aburrido?), a la situación económica, en fin, pero nos hemos olvidado de algo, la cultura, la lectura se maman en el seno familiar.

Pensar que las autoridades educativas y culturales tienen la obligación de hacer leer al pueblo es caer en el paternalismo y quitarnos la responsabilidad sobre nuestras vidas y la de quienes nos rodean. Sería obseno que se quisiera imponer el hábito de la lectura a toda la población, si bien, todo el mundo tiene derecho a acceder (que no "accesar", neologismo bastante harto demasiado "cool") a la cultura, también, como contraparte,  todo el mundo tienen derecho a su ignorancia y a su estupidez. Es definitivo, tardaremos tiempo en aparecer en el "Forbes de la intelectualidad" o en el "Top ten" de la cultura.

No se puede consturir sobre un sustrato cultural anquilosado, caduco y retrógrada, se necesita una desconstrucción cultural del país (a la par de una social y de una política) que nos permita refundar instituciones "tan sagradas" como la familia, de otra manera, el hoyo cultural en que nos encontramos sólo aumentará de tamaño, pues estamos repitiendo lo mismo que hicieron nuestros abuelos, con la ventaja o desventaja de que ellos no tenían computadoras.

Por último, no soy tan apocalíptico como para pensar que ante esta situación de no lectura estamos presenciado la desaparición del libro o de la librería o de la biblioteca, no, el asunto no es para tanto; sencillamente, lo que está desapareciendo, es el lector.

Saludos. Sr. Sheridan, lo felicito por su artículo, me gustó. Por otra parte, no seamos tan agresivos en las respuesta, podemos decir lo mismo de maner más amable.

Enfáticamente creo que la gente en este país no lee porque tenemos escritores aburridos, mediocres y repetitivos como usted. Realmente fué una pérdida de tiempo leer su respetable opinión que reafirmó mi hipótesis que mientras sigamos teniendo esta clase intelectual que se mofa de su superioridad cultural el resultado seguirá siendo el mismo.

¡¡¡Madres!!! Afirmar que en México no se lee por obra y gracia de Vicente Fox (una afirmación de lo más estúpida por donde se le mire), me parece menos descabellado que aseverar "enfáticamente" que  no se lee "porque tenemos escritores aburridos, mediocres y repetitivos". Rafain, ¿cúanto tiempo después de haber escrito un comentario de tan bajo nivel te arrepentiste de ello? Porque te arrepentiste, ¿cierto?

Entonces... ¿Cuál es tu propuesta?

Soy lectora y soy su lectora. Pero no me hago ilusiones con respecto a la lectura ni en México, ni en ninguno de los 107 países que lo preceden en la lista de países lectores. En Francia se lee mucho, pero la especialización de la lectura es tal que se presume, con gran arrogancia, de géneros y estilos que no tengan nada que ver con los autores que gozan de popularidad entre más de tres o cuatro. Balzac, quel horreur, trop culture des masses! O como se decía en mis tiempos en Science Po’ “Trop soixantehuite!”

Me encantó su artículo. Cuando era estudiante de Ciencias Políticas me dejé de hablar con un amigo que me pidió que hiciéramos equipo para leer "yo leo los flaquinis y tú los gordinis"… su plan.

Entonces mi pasión por las letras me llevó a estudiar eso, letras, en maestría y doctorado. La mayoría de mis compañeros del doctorado leían poquísimo, más allá de las lecturas asignadas. Y hasta algunos profesores nos sembraban la duda de que sus lecturas fuesen vastas.

Yo todavía me pregunto por qué cada vez que se organiza algo en torno a América Latina los únicos nombres que se barajan no hacen una lista de más de cinco... Lope, Fuentes, Lorca, otra vez Fuentes.

Una vez por ser mula le pregunté a un profesor qué había leído de Monsiváis y me contestó que "puro periódico..."

Y entre muchos "expertos" la lectura de síntesis o de manuales que luego repiten al pie de la letra no es la casualidad sino la norma...

¿Qué esperar, pues, del público de a pie? Yo tengo amigos que cuentan con sendas bibliotecas de más de siete mil libros, pero jamás se les oye un comentario puntual acerca de esta o aquella obra. 

Y no hablo solo de México, lo subrayo... llevo años conviviendo con académicos de EEUU que bordean el límite de los lectores de 2.8 libros... 

 

Ojalá que seamos más críticos y que las cosas cambien... pero como veo y asegún la lógica del camello, el ojo de la aguja y el reino de los cielos, usted y yo veremos desaparecer los libros antes de que aumenten los lectores.

Yo también podría ver desaparecer los libros junto a ustedes. Extasiados en el morbo compartido.

 

Recien leo su artículo y me ha impresionado. Está más que clara el poco hábito de la lectura.

Incluso para mí que llevo una carrera en donde se exige el hábito de la lectura, y para mi no es un problema, más bien es un problema económico.

El punto de mi comentario es ¿Qué considera usted como lectura en este 2014? ¿podríamos considerar lectura la saga Crepúsculo, 50 sombras de Gray o cualquiera de estos libros en los que (mi punto de vista) no hacen otra cosa más que entretener a los fanes y no aportan hechos culturales?

No estoy diciendo que este tipo de libros sea malo o que deba evitarse; sabiendo que hay novelas y escritores grandiosos.

Me refiero a que últimamente se han abierto grupos de "readers" o "lectores" y lo único que hacen es apoyar la moda y el fanatismo, pero si les presentan un artículo de economía, de cultura o de historia no saben ni cómo leerlo.

Me gustaría saber su opinión actual.

De antemano un saludo, y por favor disculpe mi poca habilidad de redacción.

Gracias.

La saludo, Belén. Mire, no conozco los libros que menciona, aunque sé que son famosos y de gran tiraje. Creo que pueden servir para llevar lectores a novelas más inteligentes o que tienen más que decir sobre la realidad de los lectores, o de los autores. Supongo que serán de fácil consumo y que se prestarán eficazmente a los "clubes de lectura", en fin. Es un asunto más sociológico que literario, aunque no sé si toque el "fanatismo".  

GS

 

 

Yo trabajo en una institución pública, pudiera decirse donde estarían obligados a ser personas má o menos cultas pues no, saben de su profesión y cero de libros, será el 90% de las personas con las que convivo y sí, muchas veces les pregunto si les gusta leer, y la respuesta es no,  "nunca he leido",  "hay me da flojera" y respuestas parecidas que me incomodan y me parecen inconcebibles, dado el nivel de académico que dicen tener estos funcionarios. 

Fin de la plática ya que no tienen mucho tema de conversación, y nada interesante que aportar.

Comento todo esto sin el afan de agredir a nadie.

Tienes mucha razòn en tu comentario, y considero que estas a favor de que colaboremos los mas que podamos para disminuir èstas cifras de mala calificaciòn, creo que si hacemos un esfuerzo aunque sea personal, en algo podemos colaborar, por ejemplo: debemos escribir "ay me da flojera", saludos.

Señor Sheridan, leo tardíamente ese texto (5 años después) pero si tiene oportunidad de leer mi comentario, quiero exponerle lo siguiente:

La cifra 2.8 es un promedio resultante de todo un conteo (minuicioso y libre de erratas, quiero pensar) que no refiere a una cantidad literal. Es curioso que con su desbordante sapiencia falle en asimilar el número que representa un estimado abstracto... ahora que si fue ironía, disculpe usted

Se vislumbra claramente la ironía implantada dentro de este texto y el tono metafórico que utiliza para describir un lamentable suceso, no creo que persona alguna diga en pleno uso de su cordura que lee 2.8 libros al año, así que se concluye que al hablar del "mexicano" hace una matáfora resumiendo a los 1000 encuestados en el individuo promedio en México. Al hacer tal comentario, Jonathan, parece ser necesario aclararlo literalmente, así que se podría decir que en México el 0.00008445945% leen un promedio de 2.8 libros al año, con un nivel de confiabilidad matemático de 95%, sin embargo, no se incluyen las distintas variables, como nivel socioeconómico, nivel de estudios, pasatiempos, ramo laboral, veracidad de las respuestas, entre otras más. Este nivel de confianza de la encuesta, al que hace alusión el sr. Sheridan, se ve drásticamente disminuido, cuando incluyes las variables previamente dichas, estimandolo arbitrariamente en un nivel del 10%, ni siquiera en el más bajo de lo estándares de calidad exigidos.

Realmente, yo sonaría si estuviese en un México donde el promedio de lectura de un individuo fuera de 2.8 libros al año, me alegraría enormemente que fuera un 0.5.La cifra proporcionada por la UNESCO, apenas si se acerca a la de un estudiante universitario, ya que a mi opinión, en cifras generosas, un universitario lee apenas 2 libros al año, uno cada semestre y obtenemos ese resultado gracias a la suma de varias fracciones, ya que de los libros especializados que suelen abrir únicamente se consultan fragmentos del mismo y si a literatura nos referimos... Tengo suerte de prestar un libro al año.

¡Jajá! Lo mismo pensé. En una encuenta nadie contesta "leo 2.8 libros". De verdad que sorprende del Guillermo Sheridan. En fin. 

Tu lo has dicho. Es ironia. 

Elver, con ese seudónimo que tienes, creo que tu nivel cultural es bastante bajo, y creo que tu eres de los que NUNCA han leido un buen libro, así que te ruego dejes de opinar en este tema. Los que SI leemos en el país estamos totalmente de acuerdo con lo antes expuesto en Letras Libres.. Por tu atención, muchas gracias.

 

Sr. Solbes me parece que su comentario asume mucho y limita las posibilidades de otros lectores de este país a no estar de acuerdo con letraslibres.com sobre el ensayo de Guillermo Sheridan, es verdad que el nivel de lectura en el país es bajo, y si nos referimos solamente a libros, que no es la única cosa que se puede leer y donde se puede aprender, el ensayo del señor Sheridan me parece acertado, con ciertas exageraciones; pero tanto es penoso el hecho de no leer, como el que muchos no tengan a su alcance ese placer, nadie nace con un libro en la mano, en otras partes del mundo desde siempre se invita a los alumnos a probar de los manjares de la lectura, mientras que en nuestro país más que mostrar la belleza de esta actividad, se plantea como el castigo. El punto crucial de la discusión no es quien tenga la razón, sino que estamos aportando cada quien para mejorar el caso, no sé qué tan literal es el Sr. Sheridan refiriéndose a México como caso perdido, hablado de lectura, pero creo los que ya son conscientes podemos hacer mucho, he ahí la diferencia con lo que estamos haciendo.

Buen día. G. Alonso M.

¡Ay, cómo me reí!  Y yo tampoco tomo el tema a la ligera, porque yo también vivo de los libros.  Yo conozco como a 100 mexicanos que leen más de 20 libros al año.  Esto deja abierta la posibilidad de que algunos no solamente no lean, sino que tal vez se dediquen a deshacer libros....

Ese es uno de los productos de la escuela democrática, del veto al "tradicionalismo", esperemos que el "interes" del estudiante se active, que milagrosamente encontremos entre la vida común la inspiración, el "estadio", que nos "facilite" el gusto por la buena lectura. Esperemos de buena fe, seamos "romanticos" creamos hermanos. Patrañas.

 

La verdad todo lo que has dicho es sierto, debo decir "gracias" me has ayudado con mi ensayo :DD

Bueno, soy estudiante universitario y si tiene razón, son escasos los estudiantes con hábito de lectura; el otro día leí que los japoneses leen en promedio de 45 a 47 libros, desafortunadamente yo desarrollé el gusto por la lectura a los 17 años, y eso porque en la preparatoria nos dejaban leer libros en ciertas materias. En lo que va del año llevo 39 libros leídos, pienso romper ese promedio de los japoneses, tal vez llegar a los 50 o más.

Desafortunadamente??? así lo catalogas a tener el hábito de lectura? La verdad es lamentable que teniendo 39 libros leidos lo que va del año (según), no tengas la capacidad de discernir que tener el hábito de lectura es postivo y no negativo.  

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación