artículo no publicado

Otros documentos de la CIA sobre Elena Garro (y Octavio Paz)

Abundan los expedientes en los que figura Elena Garro en los archivos de la CIA, aún después de su participación, a partir de 1963, en el episodio “Oswald en México”.

Abundan los expedientes en los que figura Elena Garro en los archivos de la CIA, aún después de su participación, a partir de 1963, en el episodio “Oswald en México” que ya he comentado, por ejemplo, aquí.

 

Un “Perfil”

Uno de ellos es su “Ayuda de identificación”, donde estaba la carta sobre el 68 que reproduje aquí la semana pasada.

De la página 31 en adelante hay un “Perfil” fechado en junio de 1966 –solicitado por el Comité sobre Asesinatos (de los hermanos Kennedy y de Martin Luther King) del Congreso estadounidense–, que deseaba revisar el papel de Garro en el episodio Oswald. Es, predeciblemente, un “perfil” utilitario y carente de sutilezas que, por lo mismo, en algo colabora a pulir el misterio Garro.  

Carece de firma, pero es evidente que lo escribió alguien que tenía contacto personal con ella en México (¿quizás el agregado legal de la embajada, Charles Thomas?). Tiene once cuartillas y sólo reproduciré lo más relevante. Abre con un esbozo de psicología express:

Es difícil describir con justicia a Elena. Con frecuencia muestra una impresionante capacidad justiciera y benevolente. Con frecuencia también parece vulnerable, gentil, afectuosa, sentimental. Sin embargo, estas cualidades se alternan con actos asombrosamente vengativos y arrogantes. Y conserva muy en forma su ingeniosa agudeza burlona, que usa para demoler literalmente a todos sus adversarios, y aun a sus amigos y conocidos circunstanciales.

Su casa en México es una especie de salón. Muchos de quienes la frecuentan la admiran sin duda y buscan su atención, pero emplean el juego de palabras que convierte a la Garro en “La Garra”. Sus amigos cercanos se la pasan justificando que sea “ilógica” o “loca” [insane]. Quienes no la quieren, la llaman “peligrosa”, “delirante”, “viciosa”.

Luego viene un relato abreviado de su vida “tal como ella la narra” (subrayado original), del que tomo unos párrafos:

 

Familia:

Hija de un distinguido inmigrante español quien, como su igualmente distinguido hermano soltero, conservó todas las características de su herencia asturiana a pesar de haber vivido la última parte de su vida en México. Su madre, mexicana, pertenecía a una familia de oportunistas. Los asturianos eran académicos dedicados a la historia y las lenguas arcaicas, así como estudiosos de las ciencias ocultas y vegetarianos. Eran frecuentemente visitados por grandes yoguis y otros ocultistas de todo el mundo. El tío ilustrado fue el tutor de la brillante y hermosa hija, Elena, hasta que ésta ingresó a la Universidad de México donde, ciertamente muy superior a sus compañeros, era envidiada por casi todos ellos, excepto por el igualmente brillante y guapo joven poeta Octavio Paz.

España 1937:

Apenas llegó a Barcelona se sintió repugnada por la vulgaridad de muchos de los izquierdistas y simpatizantes comunistas. No mucho tiempo después, consciente de la crueldad de las checas [policías secretas] comunistas, las criticó abiertamente a tal grado que ella y Octavio fueron trasladados en secreto de España a Francia.

Educar a Paz (1948):

La joven pareja se movía en los círculos intelectuales y artísticos más influyentes de París. La reputación de Paz como escritor crecía, y Elena contribuía a ello substancialmente, encargándose de cultivar a los colegas de México y otros países. Ella leía los libros que él le mandaba, y luego ella le hacía comentarios que él pasaba a los autores, agradecidos y halagados de que aparentemente Paz los tomase tan en serio.

Surrealistas cochinos:

Aunque estaba cubierta de atenciones por parte de André Breton y su círculo, así como por otros grupos del ámbito literario, ella estaba impresionada por sus aberraciones sexuales. Puritana de nacimiento, detestaba el culto parisino al Marqués de Sade.

Escritora:

Luego de obtener un divorcio ilegal mexicano con la ayuda de José Gorostiza, fue que Elena comenzó a publicar su propia literatura. Entre los europeos que la apoyaron había personajes tan relevantes como el director sueco de cine Ingmar Bergman.

Las envidias:

En 1964, su prima Amalia Hernández, coreógrafa del Ballet Folklórico Nacional, le comisionó un cuento para que lo actuara el ballet. Elena escribió “Sóla a Noche Vienes” [sic] y contrató al director Marcel Camus (conocido por su Orfeo Negro) para que viniera a México a filmarlo. Por envidia de Elena, Amalia Hernández trató de eliminarla del proyecto, ofendió a Camus y fastidió todo el proyecto.

“Análisis”

Después hay un “análisis” de su comportamiento, donde aparecen estos párrafos:

–Los relatos de sus actividades en defensa de campesinos contra políticos y terratenientes invariablemente incluyen escenas en los que ella apenas escapa a los intentos de asesinato en castigo por su actuación. Estos relatos en los que ella se salva por un pelo son un poco sospechosos, si no por otra cosa porque ella declara, solemnemente, que su suegra ha intentado envenenarlas a ella y a su hija en varias ocasiones. Estos relatos aportan detalles de cirugías urgentes para retirar trozos de vidrio, el hallazgo de veneno para ratas mezclado con el azúcar, etc.

–Sus héroes locales son Javier Rojo Gómez, ex líder de la Unión Campesina, y Noé Palomares, ex funcionario de Gobernación que ahora es empleado de la Secretaría de Asuntos Agrarios. Ambos la han ayudado en sus pequeñas cruzadas en favor de indios con problemas agrarios.

–Aquí en México, Elena parece estimar sinceramente al pintor Juan Soriano; a Ernesto de la Peña, escritor anticomunista y traductor en la Secretaría de Relaciones; a Juan de la Cabada, escritor comunista; a Eunice Odio, poeta furiosamente anticomunista; a Manuel Calvillo, poeta, que fuera secretario de El Colegio de México, y secretario de Mauricio Magdaleno, subsecretario de educación pública.

–Su desbalance emocional se revela en las jugarretas infantiles en que incurre a veces. Por ejemplo, en una ocasión en que una muchacha se convirtió en rival de su hija Helena, a causa de un joven al que pretendían ambas, Garro y su hija se dedicaron a molestar a su familia por teléfono. Varios de los sobrinos y el hermano de Elena participaron en el juego de llamar al teléfono y, ya que tenían al papá de la muchacha en la línea, le hacían comentarios como “¡Qué buenas tetas tiene su hija, ummmm!”.

–En la mañana, Elena suele despertar deprimida y en estado de ansiedad. Es raro el día en que no “descubre” algún acto de malicia o persecutorio contra ella o su hija; o bien un acto de vandalismo del sobrino Jesús, quien habría roto a propósito los lentes de Helena, o destruido unas porcelanas de Moisson, o tirado unos recortes o descompuesto el calentador. Sentirse rodeada de maldad o de enemigos le parece natural. 

–Lleva una lista cambiante de las personas a las que aborrece. A veces realiza unos giros difíciles de entender y comienza a asociarse o a colaborar con alguno de esos enemigos –por ejemplo, con J. Pagés Llergo, luego de haber declarado durante mucho tiempo que el equipo de SIEMPRE! la detestaba a tal grado que tachaban su nombre de cualquier escrito en que se le mencionase.

–Uno de sus odios más consistentes es contra los judíos. Es capaz de ponerse en un estado de ira sagrada con el tema del plan judío de apoderarse del mundo. Insiste en que se trata de “ellos” (los judíos y su visión perversamente materialista de la vida) o “nosotros” (la ética cristiana). Ella misma repite la historia de la ocasión en que se enfureció a tal grado con un hombre de negocios judío, aquí en México, que le dijo: “La única forma de lidiar con ustedes es con hornos de gas”. En relación a los negros también tiene una actitud supremacista blanca; desprecia aun a los indios, a pesar de su activismo en favor de grupos de indios maltratados. En el “Día de la Raza” dice que habría que decorar las puertas con moños negros para lamentar el día en que los españoles cometieron el desastroso error de descubrir el nuevo mundo.

–Ambas Elenas rinden infatuado tributo a F. Scott Fitzgerald y a Marilyn Monroe. Ambas profesan devoción a san Miguel Arcángel, a quien, dice Elena madre, escogió en parte porque trae una espada.

–Elena enfatiza sus halagos al régimen de Díaz Ordaz. Durante el régimen de López Mateos, al contrario, hablaba en susurros de sus deplorables compromisos políticos, y llegó a insistir en que temía represalias por oponerse a ellos.

–Ambas tienen gustos caros a los que se entregan cuando pueden, por ejemplo cuando Archibaldo Burns pagaba a su modista en París. Aquí en México, las joyas de Elena suelen estar empeñadas, lo que la pone en crisis intermitentes, y rescatándolas apenas antes de los remates. Según ella, Helena Paz es dueña del elegante departamento que dejaron en París, pues Octavio Paz le dio a su hija el dinero para comprarlo hace unos años. Según Archibaldo Burns, fue él quien lo adquirió para las dos, y ahora quiere venderlo para recuperar la inversión. En un asunto tras otro en la vida personal de Elena, estas discrepancias surgen cuando su versión se compara a la de la otra parte. Las muy convincentes y condenatorias historias que cuenta sobre sus enemigos circunstanciales o permanentes suelen chocar, también de forma habitual, con otros testimonios disponibles. En otras palabras, es muy posiblemente un  auténtico caso de mitomanía.   

Alguien subrayó en el documento la palabra mitomanía, y le puso un signo de interrogación. Quién sabe quién sería, pero le pareció extraño que el autor o autora del “Perfil” que quién sabe quién sería, hubiera escrito mitomanía en español, y no mythomania en inglés…

 

Garro y la renuncia de Paz en 1968

En otro documento, fechado el 24 de octubre de 1968, aparece nuevamente Garro. Se trata de un cable de la CIA en México, sin firma y sin destinatario, sobre la renuncia de Octavio Paz a la embajada mexicana en la India:

  1. RENUNCIA O DESPEDIDA DE EMBAJADOR MEXICANO EN INDIA, OCTAVIO PAZ, RECIBE LUGAR PROMINENTE EN PRIMERA PLANA DE LA PRENSA DE LA CAPITAL, CON CARGOS Y CONTRACARGOS ENTRE PAZ Y OFICIALES DE RELACIONES SOBRE SI FUE DESPEDIDO (O SI RENUNCIÓ) Y POR QUÉ. RELACIONES EXTERIORES ALEGA  QUE PAZ HIZO DECLARACIONES BASADAS EN NOTICIAS INCORRECTAS SIN CONSULTAR O ESPERAR CORRESPONDENCIA OFICIAL, PERO LA PRENSA NO HA REPRODUCIDO ESAS SUPUESTAS DECLARACIONES INFUNDADAS. LA VERDADERA RAZÓN DE LA RENUNCIA, O DESPEDIDA, NO ES CLARA.
  2. PARA ECHAR GASOLINA AL FUEGO, LA HIJA DE PAZ, HELENA PAZ GARRO, QUIEN ESTA COMPLETAMENTE DOMINADA POR SU MADRE, LA IMPORTANTE DRAMATURGA ELENA GARRO, PUBLICÓ UNA CARTA ABIERTA A SU PADRE REITERANDO LAS ACUSACIONES PREVIAS DE SU MADRE EN EL SENTIDO DE QUE LA CRISIS ESTUDIANTIL ES RESULTADO DE UNA CONSPIRACIÓN EN LA QUE BIEN CONOCIDOS INTELECTUALES DE IZQUIERDA HAN JUGADO UN PAPEL PREPONDERANTE. NO, REPITO, NO DEL TODO CLARO QUÉ RELACIÓN TIENE HABER REMOVIDO A PAZ DE NUEVA DEHLI CON ACUSACIONES DE GARRO CONTRA INTELECTUALES DE IZQUIERDA (ESCRITORES CONOCIDOS Y NO COMUNISTAS, EDUCADORES, CIENTÍFICOS) PERO EN RESUMEN, ELENA GARRO, POR MEDIO DE SU HIJA, ESTÁ EXPLOTANDO LA SALIDA DE OCTAVIO PAZ PARA CONTINUAR SU CAMPAÑA UNIPERSONAL CONTRA MIEMBROS PROMINENTES DE LA COMUNIDAD INTELECTUAL. ESTO PUEDE APORTAR MATERIAL AL GOBIERNO [mexicano], SI DECIDE UTILIZARLO PARA ATRAPAR INTELECTUALES, COMUNISTAS Y NO COMUNISTAS JUNTOS, LO QUE ENLODARÍA MÁS LAS AGUAS SOBRE QUIÉNES SON PROMOTORES PRINCIPALES Y FINANCIADORES DE LA CRISIS ESTUDIANTIL. EN VISTA DE LO CUAL, SE AGRADECERÁ A LA ESTACION EN LA INDIA QUE ENVÍE POR CABLE CUALQUIER DECLARACIÓN PUBLICA DE PAZ QUE PUEDA EXPLICAR LA VERDADERA CAUSA DE SU RENUNCIA O DESPIDO. PARA SU INFORMACIÓN, PAZ CONTINUA TENIENDO REPUTACIÓN DE INTELECTUAL SUPERIOR AQUÍ EN MÉXICO.

 

Otra pesquisa sobre Paz

Luego de su renuncia a la embajada, Paz consiguió trabajo como profesor en universidades estadounidenses. A raíz de esto, el FBI recibe la orden de investigarlo por razones de “Seguridad Interna”, como dice este documento del 15 de septiembre de 1969

con copia a la CIA. Reporta el FBI una reunión el día 12 con “Mrs. Octavio Paz Lozano” en su hotel en Nueva York, el Middletowne, para interrogarla sobre las actividades “izquierdistas de su marido”. Mrs Paz informó a los agentes Richard G. Sikoral y Christopher J. Pappianou:

–Que lleva cinco años separada de su esposo y que no lo ha visto desde su separación en diciembre de 1968 en México.

–Que llegó a NY con su hija Elena Paz, de 27 años, la segunda semana de agosto con planes de ir a España pronto para vivir con amigos.

–Que Octavio nació el 31 de marzo de 1914 en la ciudad de México. Que es escritor, poeta, y lleva unos 29 años empleado en el Servicio Exterior mexicano en muchas partes, incluyendo San Francisco, Nueva York, Paris, Berna, Nueva Delhi y Tokio.

–Que es muy nacionalista, tiene ideas liberales y en el pasado ha tenido trato con izquierdistas, cuyas identidades precisas dijo no recordar, en el movimiento revolucionario mexicano. Sin embargo definitivamente no es de izquierda, aunque es muy influenciable por otras personas, especialmente cuando lo adulan, diciéndole que es un gran escritor, poeta e intelectual.

–Que tiene la opinión de que Octavio ha sido usado por sus amistades “de izquierda” por lo atractivo que es para las masas, a resultas de sus escritos, y por las influencias que tiene por sus años en el servicio exterior.

–Que Octavio nunca ha sido miembro ni oficial del Partido Comunista Mexicano, aunque se ha relacionado con muchas personas activas en ese partido.

–Que ha sido empleado de Relaciones Exteriores unos 29 años, pero fue despedido en octubre de 1968 a raíz de haber sido acusado de formar parte de un complot para tirar al gobierno de México. En ese tiempo, Octavio era el embajador en Nueva Delhi y escribió un poema criticando al gobierno de México y fue subsecuentemente despedido. Agrega la Sra. Paz que Octavio no tuvo absolutamente nada que ver en el complot referido.

–Que Octavio nunca trabajó en el consulado mexicano en Nueva York, aunque sí en la delegación mexicana ante las Naciones Unidas, en 1956, durante seis meses.

–Que estuvo dando clases en el Departamento de Español de la Universidad de Pittsburgh desde noviembre de 1968 y que ahora está en la misma calidad en la Universidad de Texas en Austin.

–Que Octavio mide cinco pies y nueve pulgadas, pesa ciento sesenta y cinco libras, tiene ojos azules, cabello oscuro y 55 años de edad.

–La Sra. Paz nos hizo saber que podría aportar información adicional sobre Octavio…

Tres días después, con relación a ese informe, un memorandum del “Agente Especial Encargado” (SAC) de Nueva York avisa al FBI que se enviaron copias a las oficinas en Pittsburgh y en San Antonio, Texas, “en caso de que requieran más información” pero que, por lo que a ese SAC atañe, “este caso queda cerrado”.