artículo no publicado
  • Alrededor de las Iluminaciones han crecido más leyendas que certezas: incluso su autoría está en tela de juicio. Cada nueva edición y traducción parece recordarnos su naturaleza de obra inacabada.
  • El secreto y la sinceridad con la que se escriben los diarios son más aparentes que reales. Nadie dice la verdad en ellos, admitió Renard, “ni siquiera quien los escribe”. Pero, ¿es solo verdad lo que un lector busca al adentrarse en sus páginas?
  • No existe en la tradición mexicana un autor que –como Paz– haya sido denostado y sacralizado con tanto ahínco, al grado que su lectura forzosamente deba concluir en la aceptación incondicional o el rechazo absoluto. Es momento de sacar a su poesía de ese punto muerto a fin de atenderla con rigor crítico.