artículo no publicado

El embajador reporta a Washington: 2 de octubre

Entre los documentos liberados por el gobierno estadounidense, hay numerosos relacionados con el movimiento estudiantil de 1968. Este es el telegrama enviado por el embajador en México a Washington después de la matanza de Tlatelolco.

Hay un extenso documento liberado por el gobierno estadounidense por el FOIA (Freedom of Information Act: acta de libertad de información), que se titula MEXICO MISC. FOIA. Contiene todo tipo de papeles intercambiados entre la embajada de los Estados Unidos y Washington: cartas, telegramas y mensajes de embajadores, analistas o agregados políticos y militares sobre política mexicana entre 1958 y 1995. Supongo que resultará interesante para los historiadores.

La información sobre los movimientos estudiantiles a lo largo de los años es prolija y detallada. A partir de 1966 y hasta el “halconazo” de 1971 lo es más aún, y sobre todo durante el 68.

Lamentablemente es de difícil lectura, pues al parecer fue copiado por sistemas digitales no del todo compatibles, lo que produce una enorme cantidad de “ruido” gráfico. Reproduzco en seguida lo que me parece una transcripción correcta de un telegrama enviado a Washington por el embajador en México, Fulton Freeman, al día siguiente de la matanza en Tlatelolco.

Es lo que el embajador reporta, nada más (pues se entiende que las actividades de la CIA no necesariamente son del total conocimiento de los embajadores). Si alguien busca apreciar el papel que jugó la CIA en el movimiento estudiantil, puede buscar el trabajo de Jefferson Morley “LITEMPO: los ojos de la CIA en tlatelolco”

Por lo pronto, el telegrama del embajador es este que ofrezco sin notas ni explicaciones (el lector ya sabe que se refiere al edificio Chihuahua, a Oriana Fallaci, etcétera):

 

De la Embajada México

A Secretaría de Estado/Defensa, Washington

Confidencial: MEXICO 7362

Inmediato

  1. La embajada ha reevaluado la situación estudiantil y olímpica a la luz de los disturbios del 2 de octubre y concluye lo siguiente:
  2. La situación es a todas luces más seria que antes en lo relativo al malestar estudiantil. Hay civiles y soldados muertos. Cifras incompletas con posibilidad de llegar a cien muertos. El general José Hernández Toledo, jefe del batallón de paracaidistas, herido de gravedad, quizás no sobreviva. No hay ciudadanos estadounidenses reportados muertos u hospitalizados. Algunos reporteros, incluso estadounidenses, fueron detenidos por corto tiempo y les embargaron equipo y rollos fotográficos. Mujer italiana, corresponsal de prensa, herida pero no gravemente.
  3. Se han realizado búsquedas en un completo edificio de departamentos, desde el que se disparó. Se encontraron armas. Más de mil arrestados, incluyendo a Sócrates Campos Lemus quien se cree es el líder de los “duros” en el Consejo Nacional de Huelga. Posibilidad de otros líderes detenidos aún es desconocida. Un asunto interesante sobre el que la embajada no tiene información es si los habitantes del edificio cooperaron voluntariamente con los estudiantes para ubicar francotiradores, o si lo hicieron bajo presión. No hay información sobre el origen del armamento.
  4. La motivación de esta obviamente deliberada voluntad de los líderes estudiantes de enfrentar al gobierno en una confrontación armada no es del todo clara. Posible objetivo era exacerbar relaciones entre estudiantes y gobierno y crear un nuevo problema del tipo que hasta ahora ha llevado a miles de estudiantes a reunirse alrededor de liderazgos duros. Sin embargo está por verse si los estudiantes responderán a esto, y en todo caso parece posible que habrá una ola general de repudio contra la balacera. El hecho de que francotiradores hayan tomado posiciones (y aparentemente emboscado a los militares) deberá ser obvio aún hasta para los oponentes al gobierno, y deberá diluir el contraargumento estándar de que es el gobierno el que provoca los problemas.
  5. El incidente obviamente preocupa al GOM [Gobierno de México] pero el secretario de prensa del presidente aseguró esta mañana que las olimpiadas se llevarán a cabo sin problemas. No parece haber relación entre la balacera y las olimpiadas. El área del problema está confinada a una zona pequeña de la ciudad y ni las instalaciones olímpicas ni su personal han sido objeto de ataques estudiantiles ni afectados de ningún modo. Es inquietante, sin embargo, el mensaje verbal del Comité Olímpico Mexicano esta mañana solicitando que la exhibición Espacial no se haga en el campus de la UNAM. El presidente [Del Comité Olímpico Internacional] Brundage dijo a la prensa que esta tarde hará un pronunciamiento, que la embajada reenviará de inmediato.
  6. Un aspecto asombroso de los disturbios estudiantiles desde finales del mes de  julio es la ausencia virtual de cualquier gesto anti estadounidense, como tampoco lo hubo en el disturbio del 2 de octubre.
  7. En suma, la embajada reconfirma su conclusión previa del telegrama 7239 en el sentido de que “La embajada no cree que vaya a ocurrir una perturbación importante de los Juegos, ni que los visitantes a los Juegos vayan a estar en peligro o perturbados por la agitación estudiantil”. La posibilidad de hechos aislados de violencia, desde luego, no puede ser descartada.

FREEMAN     

 

(La semana que viene: los halcones, Echeverría y Martínez Domínguez)