artículo no publicado
Foto: Flickr/Joi

Una entrevista con Vinton Cerf, padre y evangelista del internet

Una entrevista con uno de los científicos que participaron en la creación del internet; habla sobre el origen de la red, la neutralidad y el futuro de la inteligencia artificial.

Internet podría definirse con un verso de T.S. Eliot: “una lúcida inmovilidad”. Nos produce una inconmensurable sensación de ligereza, exalta nuestro deleite por convertirnos en seres omnipresentes, omnipotentes. Pero, ¿cómo inició? Platiqué con uno de sus creadores, el doctor Vinton Cerf, hoy en día vicepresidente de Google y asesor en ciberseguridad diversos organismos e instituciones.

 

¿Cómo empezó internet?

Mi colega, Robert E. Kahn, que estaba escribiendo un programa administrador para la Agencia de Proyectos de Investigación en Defensa Avanzada (DARPA), vino a verme a Stanford en la primavera de 1973. Recuerdo que hablamos de los problemas que implicaba entonces interconectar diferentes tipos de redes en paquete con interruptor (packet switched networks) a fin de conseguir un flujo estable de información para controlar diversas operaciones militares. Se estaban desarrollando redes satelitales y de radio móvil, así como ARPANET, que usaba circuitos dedicados, por cable, entre interruptores empaquetados (packet switches) llamados IMPs (Interface Message Processors).

 

¿Cuál fue su tarea para resolver ese enredo?

Bob y yo nos dimos a la tarea de pensar cuál debería ser la arquitectura adecuada y delineamos lo que se convertiría en el TPC (Transmission Control Protocol), programa que más tarde se dividiría en dos partes: Internet Protocol y Transmission Control Protocol o TCP/IP.

 

¿Cómo era internet en los primeros días?

Muy primitivo. Contábamos con una red de radio móvil en la Bahía de San Francisco y repetidoras en las zonas más altas de las montañas. También teníamos un par de vehículos equipados con radio por paquetes (packet radios) y estaciones terminales con objeto de abrir por primera vez un internet experimental. Asimismo, tuvimos a nuestra disposición la red satelital por paquetes multi-estacional llamada Intelsat IVA, mediante la cual se unían la costa este de los Estados Unidos y la costa occidental de Europa, incluyendo el Reino Unido, Noruega, Suecia, Alemania e Italia. Realizamos una demostración del sistema uniendo las tres redes el 22 de noviembre de 1977; los protocolos TCP/IP se estandarizaron a principios de la siguiente década. Entonces nos dedicamos a introducir dichos protocolos en el mayor número de sistemas operativos que pudimos. Internet comenzó a operar el 1 de enero de 1983.

 

¿Quién fue su primera inspiración? ¿Hay alguien a quien siga admirando?

Admiro a Bob Kahn, con quien he trabajado por más de 45 años. Mi mejor amigo de la preparatoria y de toda la vida, Steve Crocker, también ha sido una fuente de inspiración. Juntos trabajamos en los protocolos de ARPANET mientras estudiábamos en UCLA. Ambos hemos sido presidentes de ICANN y hemos participado en el gobierno de la Sociedad del Internet. Aún seguimos en contacto.

 

¿Por qué lo llaman “el evangelista en jefe de internet”?

Así me nombraron Larry Page, Eric Schmidt y Sergey Brin cuando me incorporé a Google en 2005. Mi misión es que internet llegue a todos los seres del planeta, o al menos que tengan la opción de conectarse.

 

¿El internet de hoy, con todas sus páginas y personas ávidas de atención, noticias falsas y distorsionadas, es lo que esperaba que fuera cuando lo inventaron?

Se parece mucho a la infraestructura global que tenía en mente. El abuso que se hace de internet es triste pero no me sorprende. La gente es como es, ¡por eso seguimos leyendo a Shakespeare! Espero que podamos sensibilizar al público, de manera que pueda protegerse en un ambiente virtual en línea; deseamos poner a su disposición herramientas cada vez más robustas, que resistan el malware. Gente más letrada en el ciberespacio podrá rechazar con mayor contundencia los ataques a los servicios, la información maliciosa, el fraude.

 

¿Qué opina de los recientes cambios en la ley norteamericana con respecto a la neutralidad en la red?

Creo que haber suprimido la capacidad de la FCC de obligar a respetar los principios de neutralidad en red presenta un riesgo para los consumidores, espero que el Congreso vuelva a debatir este asunto pronto.

 

Actualmente trabaja en una especie de internet cósmico.

Así es, el Internet Interplanetario (la NASA lo llama Internet del Sistema Solar). Hemos desarollado ya prototipos de nodos que operan tanto en la superficie de Marte como en su órbita. También disponemos de los Protocolos Interplanetarios (Bundle Protocol) que funcionan en la Estación Espacial Internacional. Tenemos en fase de prueba enlaces ópticos de alta velocidad que nos han permitido llevar a cabo ensayos con un rover en Alemania manejado a control remoto desde la Estación Espacial Internacional. El Comité Asesor sobre Sistemas para el control de Datos en el Espacio y la Fuerza de Tarea de Ingenieros de Internet están estableciendo como estándar nuestra Suite de Protocolos Interplanetarios, por lo que pensamos que en la próxima década habrá un desarrollo aún mayor.

 

¿Piensa que los humanos llegaremos a colonizar otros planetas?

Es inevitable.

 

¿Cómo ve el futuro de internet aquí en la Tierra?

Continuará creciendo y expandiéndose sin parar hasta el último rincón del planeta donde alguien desee conectarse. Es muy probable que se transforme ante la aparición de protocolos novedosos, si bien creo que no podremos prescindir de sus capacidades al menos el resto de este siglo.

 

¿Cree que ha iniciado una nueva era en inteligencia artificial?

Sí. Las condiciones del juego con respecto al aprendizaje de las máquinas han cambiado mucho debido a los progresos en hardware. Pero aún estamos lejos de alcanzar una inteligencia artificial general. Los investigadores buscan resolver problemas concretos, quizá con una visión estrecha, pero han hecho enormes avances, por ejemplo, en juegos o en el reconocimiento de patrones con fines médicos.

 

¿Piensa que está surgiendo un humano simbiótico, un cyborg?

Me parece que la simbiosis ya se da cuando usamos inteligencia artificial para llevar a cabo tareas que hace unas décadas no podían realizarse. Máquinas traductoras, reconocimiento de patrones en cantidades masivas de datos, vehículos autónomos, casas y oficinas automatizadas... ¡la lista es larga! Estamos aprendiendo a utilizar estas herramientas como auxiliares poderosos de nuestro “wetware”, aunque no creo que las máquinas/robotos/computadoras vayan a tomar el control. Existe el riesgo de que parte del software tenga errores y, dada nuestra dependencia, puede generar problemas. Tenemos que esforzarnos por perfeccionarlo.