artículo no publicado

Polvo de estrellas

De polvo de estrellas

estamos hechos. De la materia

del corazón

de alguna estrella, ya dispersa en el cosmos

y aún viva en la memoria de su viaje de luz.

De la unión de ese rastro que se enciende en nosotros

y su compacta sombra. Del tiempo

que reencauza e imanta:

Un instante de fuego que contiene a la noche,

un espejo de asombro y su amoroso trazo

en la furtiva vastedad, en lo oscuro, es nuestro aliento breve

en la cohesión del orbe. Del núcleo de una estrella

y su irradiado centro;

de su ígnea levedad,

su suave soplo. ~