artículo no publicado

20 rolas, octubre 2016

Además de una fuerte presencia de proyectos europeos, en octubre destacó la música electrónica y los lanzamientos de Leonard Cohen y Pretenders.

1. “Like a Mirror Loves a Hammer”

Hiss Golden Messenger (Carolina del Norte)

En el que quizás sea el mejor álbum que ha lanzado MC Taylor con su proyecto Hiss Golden Messenger, destaca esta pieza por su intermitente base rítmica funk, con una voz que deriva del soul y una línea de saxofón que rompe con la rigidez melódica y armónica.

2. “Red Virgin Soil”

Agnes Obel (Copenhague)

Conocida por su extraordinaria voz, aquí luce la destreza de Obel en el piano, y la extraordinaria orquestación que hace para las cuerdas de esta pieza instrumental. En su tercer álbum, Citizen of Glass, la cantante y compositora consolida su estilo que podría ubicarse a medio camino entre Maurice Ravel y Roy Orbison.

3. “Midsummer (Red Dance)”

Christian Kjellvander (Malmö)

De los seis a los quince años Kjellvander vivió en los Estados Unidos, donde absorbió la música local que lo llevó a convertirse en el referente del rock y country alternativos en Suecia. Con más de dos décadas en la música, presenta su séptimo álbum solista –sin duda uno de los mejores del rock este año– del que destaca esta pieza y su voz privilegiada.

4. “Indignados”

Kefaya (Londres)

Un rock funk arabesco con elementos vocales derivados del flamenco y un tinte de rock progresivo es lo que presenta este cuarteto internacional asentado en Inglaterra, que ha sacudido el medio de la world music con un fulgurante debut discográfico inspirado en la Primavera Árabe y el movimiento de los indignados.

5. “Tiger Hologram”

Swet Shop Boys (Nueva York)

Esta nueva banda de migrantes de la India y Paquistán en Estados Unidos presenta la mezcla perfecta entre el hip-hop neoyorquino, bhangra y funk. Su sonido parece nutrirse tanto de A Tribe Called Quest y De La Soul, como de M.I.A. y Panjabi MC.

6. “La Gran Ciudad”

Mexican Dubweiser (Los Ángeles/Monterrey)

En el primer sencillo de su próximo álbum, la banda regiomontana presenta una colaboración con el rapero chilango Tino el Pingüino en una pieza dedicada a la capital del país, donde se entrecruzan hip-hop, cumbia y elementos de reggae y dub.

7. “Swedish Guns”

The Radio Dept. (Lund, Suecia)

Como toda buena pieza de dream pop, esta combina un ritmo electrónico muy cadente con una voz distorsionada con reverb, que parece casi un llamado al reposo, sobre el ritmo contrastante que invita a mover el cuerpo.

8. “Blue Biscuit”

Yello (Zurich)

El dúo legendario de la electrónica funk que causó sensación en los ochenta con canciones como “Oh Yeah”, “Bostich” y “The Race” presenta su treceavo álbum, que si bien no es el mejor de su repertorio, tiene piezas como esta que demuestran su capacidad y conocimiento profundo en el género.

9. “Tchaikovsky”

Titán (Ciudad de México)

Después de once años, Titán lanza un nuevo álbum, que aunque no presenta muchas innovaciones dentro de su estilo, sí los mantiene en la punta de lanza de la electrónica mexicana. Esta pieza destaca por un sonido industrial oscuro con una línea de bajo sintetizado muy cadenciosa, y por cómo introduce en el sintetizador un segmento de una de las melodías más célebres no de Tchaikovsky, sino de Mozart (el primer movimiento de la Sinfonía No. 40).

10. “Satan”

D.D. Dumbo (Castlemaine, Australia)

Oliver Hugh Perry (D.D Dumbo) es uno de los principales exponentes jóvenes del movimiento de los loopers (secuenciadores). Por medio de ello, en esta pieza desarrolla una célula rítmica con influencia africana combinada con una sección de cuerdas inspirada en la música de cámara.

11. “Traveling Light”

Leonard Cohen (Montreal)

No hay gran cosa que decir aquí: un coro extraordinario, instrumentistas de primera y el sello inconfundible de la voz y la poesía de Cohen.

12. “Actors”

Takuya Kuroda (Kobe/Nueva York)

En esta pieza el trompetista tiene una clara influencia de las épocas más experimentales de Miles Davis con Herbie Hancock; aunque este disco no llega al nivel de Rising Son, 2014, que apareció en una lista anterior, hay piezas como esta que destacan por la influencia del afro-beat y el uso moderado, al fondo, de efectos sonoros futuristas.

13. “Flipside”

Norah Jones (Nueva York)

Han pasado 14 años desde que Norah Jones sacudiera el mundo del jazz con su debut (Come Away with Me, 2002). Con este nuevo disco, Day Breaks, la hija de Ravi Shankar vuelve a casa: jazz de primera con tintes de música pop.

14. “Holy Commotion”

Pretenders (Londres)

Para actualizarse, Chrissie Hynde, cantante de Pretenders, contrató como productor a Dan Auerbach de los Black Keys. Con los músicos del proyecto alterno de Auerbach (The Arcs), esta reencarnación de la banda clásica del rock inglés adquiere un sonido indie moderno, sin perder su sello originario.

15. “We Could be Monsters”

Rafter (San Diego)

Este nuevo trabajo del excéntrico productor alternativo es quizás uno de los más digeribles. Esta pieza destaca por su combinación de psicodelia y rock funk y una letra cargada de ironías.

16. “Fly Away”

Adrian Younge (Los Ángeles)

Además de mostrar lo prolífico que es, en este disco Younge  (que ya apareció en una de as listas) lleva al máximo el sonido análogo de los sintetizadores, recordando a pioneros como Wendy Carlos, quien fuera célebre por su experimentación con piezas de música culta en el soundtrack de la película  La Naranja Mecánica (1971).

17. “Welcome to Hell”

Crocodiles (San Diego)

Herederos del noise rock al estilo The Jesus & Mary Chain, Crocodiles deja atrás la distorsión predominante en guitarras y la trasladan a los teclados para hacer un álbum que, pese a sonar más nítido, no deja atrás la esencia del ruido.

18. “The Number of the Beast”

Electric Six (Detroit)

Esta banda que se hiciera célebre en 2003 por su canción “Gay Bar”, regresa a la escena con su treceavo álbum al que añaden elementos electrónicos. Su rock y la voz de Dick Valentine mantiene su carácter único.

19. “Goatfuzz”

Goat (Gotemburgo)

Goat, cuyos integrantes utilizan máscaras sobre el escenario, asegura provenir del pueblo Korpilombolo al norte de Suecia, donde se practica el vudú. Independientemente de ello, su tercer álbum de estudio presenta un rock psicodélico de primera categoría.

20. “Loose Ends”

Jagwar Ma (Sydney)

Psicodelia, pop y electrónica se fusionan en este nuevo trabajo de Jagwar Ma, que se mantiene como una de las bandas más propositivas dentro de la escena indie australiana.

Aquí pueden escucharse las 20 canciones en Spotify.

 

 

 

 

 


Tags: