La invención del gasolinazo

Diciembre 7, 2011 | Tags:

El popular –temido y odiado– “gasolinazo” insinúa un aumento injusto en el precio de la gasolina fruto de una decisión arbitraria del gobierno1.  Pero,  ¿en serio hay tal injusticia, tal arbitrariedad?

En México el precio de la gasolina se establece con base en el precio de importación más ajustes determinados por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Esto bajo una formula compleja en función de calidad, costos de manejo y transporte, el margen comercial de  Pemex y el Impuesto Especial de Bienes y Servicios (para mayores referencias véase a Reyes, 2010).

Esta forma de establecer el precio se ha usado deliberadamente para mantener un precio de la gasolina en México relativamente estable, de tal manera que no reacciona a las variaciones del mercado internacional del petróleo (materia prima de la gasolina). Debido a que gran parte del consumo interno de gasolina se cubre con importaciones (47%)2 cuando el precio internacional de este producto bajaba, el precio de la gasolina en México generaba grandes ganancias para el gobierno (véase esta gráfica como ejemplo). Por el contrario, cuando el precio internacional del petróleo aumenta, la gasolina mantiene en su precio debido gracias a un “subsidio” al consumo de  gasolina importada que es cubierto por el gobierno.

Véase la gráfica 1 que muestra como entre 2001 y 2005 el precio de la gasolina en México solía ser más caro que en Estados Unidos. Sin embargo, a partir de 2005 el precio internacional de la gasolina aumenta, reflejando mayores costos de producción (el petróleo proviene de pozos de extracción más difícil) y mayor demanda mundial (como el crecimiento en China.). En México el precio a la venta de gasolina se ha mantenido estable debido a la política de fijación de precios.  

Gráfica 1: Relación de precio de gasolina regular México/EUA y subsidio a gasolinas, 2001-2010.

Fuente: Scott, John (2010) ¿Quién se beneficia de los subsidios energéticos en México? Serie El Uso y Abuso de los Recursos Públicos. Cuaderno de debate núm. 12. CIDE

Ahora bien, al ser los automovilistas de vehículos privados los grandes consumidores de gasolina del país (véase gráfica 2), son también los principales beneficiarios de este subsidio.

Cabe señalar que, actualmente, la gasolina es el principal producto importado de nuestro país. Tan solo en 2010 implicó una erogación de 147 mil millones de pesos al país3.

Gráfica 2: Parque vehicular privado y consumo anual de gasolina en México, 1990-2009.

Fuente: Medina. Salvador. La importancia de reducción del uso del automóvil en México. Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (en preparación).

Esta política de precios de la gasolina resulta en dos efectos nocivos para el país. Por un lado, incrementa la desigualdad de la nación, al crearse un subsidio regresivo. Esto se debe a que la propiedad de los automóviles se concentra en los deciles más altos de la población. Scott (2010) señala muy bien el enorme costo regresivo de este subsidio, pues de redistribuirse a los hogares de menores ingresos, superaría por mucho los subsidios que el gobierno otorga a través de programas oficiales (véase gráfica 3).

Gráfica 3: Programas sociales, subsidio a gasolina y reasignación a programas sociales por deciles poblacionales de ingreso, 2008 (miles de pesos).

Fuente: Scott, John (2010) Gasto Público para la Equidad: Del Estado Excluyente hacia un Estado de Bienestar Universal. México Evalua.36 págs.

Por otro lado, un precio bajo de la gasolina incentiva el uso del automóvil y acelera las consecuencias ambientales: mayor contaminación local, gases de efecto invernadero, accidentes viales, ruido, congestionamiento y un largo etcétera que incluye costos sociales que no son pagados por los automovilistas de ninguna forma.

Debido a lo anterior, carece de todo sentido social y de sustentabilidad continuar con esta política de precios a la gasolina. Se debe permitir que el precio de la gasolina se ajuste a los precios internacionales para eliminar su subsidio y que los automovilistas asuman los verdaderos costos de la escasez y producción de este energético.

Del mismo modo, si México es un importante productor de energéticos, como estrategia nacional sería recomendable disminuir la demanda interna de gasolina, para maximizar las ganancias de la venta de importación del petróleo y sus derivados. Es necesario que el país instaure políticas de movilidad que enfaticen el transporte público y el no motorizado. Los beneficios obtenidos serían ideales para toda la sociedad y no para un pequeño grupo de automovilistas.

Finalmente, los medios tienen un papel muy importante para modificar la errónea concepción del “gasolinazo”. El que muchos medios de comunicación continúen utilizando esa palabra no es más que una falta de seriedad y profesionalismo para informar con veracidad. Información que impide un manejo responsable de la economía y sustentabilidad de la nación.

.......................

1El llamado “gasolinazo” consiste en un aumento mensual del precio de la gasolina, el cual se encuentra enmarcado dentro de  Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y es determinado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

2]De acuerdo con datos de Pemex, en 2010 se consumieron 801 mil barriles diarios de gasolina y se importaron 378 mil barriles diarios de gasolina.

3Fuente: Banco de México

......

Reyes,  Tépach M. (2010)  Análisis de los precios y de los subsidios a las gasolinas y el Diesel en México, 2007-2010. Cámara de Diputados. Servicios de Investigación y Análisis. Centro de Documentación, Información y Análisis. Subdirección de Economía.  

 

Comentar ›

Comentarios (8)

Mostrando 8 comentarios.

Que verguenza de artículo, que manera tan facciosa de representar el consumo de la gasolina. Tratar de trabajar la gasolina como si fuera un producto de lujo y por eso justificar el aumento de precios.

Pongamos unas preguntas sobre la mesa:

¿Que tanto de esa gasolina es usado para transportes prvados, publicos o de empresas?

¿Que costo representa para esos empresarios el aumento de la gasolina y como repercute esto en la productividad? ¿Y en Estados Unidos, cual es esta misma relación?

¿El transporte público también elevaría sus costos al aumentar las gasolinas?

¿Cual es la relación de costo y calidad de las gasolinas en Estados Unidos?

En EEUU la gasolina esta en 2.95 dlls el galon con 105 octanos

En México la gasolina Premium de 98 octanos esta en mas o menos ese precio

Así que por favor, dejen de vender espejitos y de defender lo indefendible, queremos saber cual es el costo real de importación y de producción de gasolina, para asi poder tomar decisiones mas informadas.

El incremento mensual al precio de la gasolina es de 8 centavos por litro para el diesel y la gasolina Magna y de 4 para la Premium, algo que, por cierto, de tanto mantenerlo invariable por años, representa cada vez un incremento porcentual menor, aunque el coro de berridos cada mes cuando se anuncia el aumento es creciente y más crecerá conforme se acerquen las elecciones. Este último incremento representó 0.8% para el diesel, 0.83% para la magna y 0.38% para la premium, lo que nos dice claramente que sí hay una política de incrementos que favorece a los consumidores de mayores ingresos. Pero también es cierto que la protección a los consumidores de gasolina a través del subsidio es considerable y la mayor parte de la población estamos absorbiendo el incremento al precio de la gasolina derivado del incremento en los precios internacionales del crudo, favoreciendo así el consumo irresponsable. Para los ingenuos (o malintencionados) que creen que no hay correlación entre el precio de la gasolina y su consumo, vayan a Hermosillo y vean cómo los usuarios ahorran agua porque les cuesta muy cara y comparen cómo se desperdicia en donde es barata. Si México tiene un faltante crónico de gasolina por falta de refinerías la necesidad de importación crece conforme aumenta el número de vehículos en circulación y, por consiguiente, a más gasolina cara importada mayor será el monto total del subsidio.

Ya alguien comentó en LL que para empezar a hablar de eficiencia se debería primero plantear eliminar a Pemex como la caja chica multimillonaria del gobierno y despetrolizar a la economía, algo que supuestamente se iniciaría desde épocas de De la Madrid, como reflejo del despegue de las políticas neoliberales que se han mantenido hasta ahora. Sin importar gobiernos priístas o del "cambio democrático" se ha justificado precios altos de la gasolina ya sea porque si estan bajos los precios internacionales del petróleo, al interior se necesitan precios altos para compenzar las pérdidas de los ingresos petroleros o, como ahora, que se necesitan precios altos para evitar subsidios injustificados al pueblo, mientras las autoridades se subsidian desde sus gastos de gasolina, gastos médicos, comidas, servicios personales, etc  

Después de tantas disquisiciones no queda muy claro si estás de acuerdo o no con el incremento mensual al precio de la gasolina.

Me parece, que el analisis precentado, no es objetivo, solo busca probar o validar el aumento de precios en las gasolinas, ¿que a caso mexico no es productor de petroleo? deveriamos de producir nuestros propios combustibles y no importar ni una sola gota, seri mayormente rentable vender gasolinas y no petroleo, en venezuela los cambustibles son mas baratos. Por que ajustarnos al mercado, si somos productores de petroleo, ahora con relacion s los precis bajos de las gasolinas que estimularian el uso de automoviles, me parece que es algo mas complejo, si hubieran mejores transportes publicos dismunuiria el uso del automovil, ademas de educasion.

El problema del gasolinazo, realmente afecta a las clases populares, ya que el mayor gramaje de empresarios en especial los que producen bienes y servicios utilizan grandes cantidades de combustibles orgánicos. Este incremento en efecto genera presiones inflacionarias en la mayoría de los productos de la canasta básica de las clases populares y en el sector servicios. Cuando realmente quiten el subsidio a la gasolina es porque previo a esto se han generado condiciones que permitan mantener empleos sostenidos y que el poder adquisitivo no sea afectado por la quita de este subsidio.

Cada centavo de aumento en el precio de la gasolina Magna le dará al gobierno un ingreso adicional anual de 418 millones de pesos. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, el costo de no reanudarla política de ajuste gradual de los precios de las gasolinas y el diesel durante2010 hubiera provocado un déficit de 60mil millones de pesos, que equivale a los recursos destinados al Programa Oportunidades y a tres veces el presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de

México (UNAM).

No es claro en el análisis que los más favorecidos del subsidio (a la gasolina) sean —por la propiedad de automóviles— aquellos en lo deciles más altos. Sería mejor mostrar el uso en sí del auto (en kilómetros).

También, en la Gráfica 2, no se demuestra que los grandes consumidores de gasolina sean los automovilistas privados: falta observar (y comparar) al resto del parque vehicular y, mejor aún, sus kilómetros recorridos. Es decir, si bien es natural que a más autos más consumo, mejor es diferenciar a las unidades y, entonces, quizá un tipo de transporte, así sea poco su número en unidades, pueda ser el mayor consumidor del insumo.

Luego, decir que la gasolina incentiva el uso del automóvil es aventurado si se toma en cuenta las elasticidades que arroja la literatura: no hay conclusiones tajantes sobre la relación precio-demanda. Todavía más, según algunos estudios el uso del automóvil puede obedecer más a factores sociales o urbanos, que a los económicos.

Por otro lado, ojalá que los editores vigilen las erratas e incluso el formato de un artículo que, tal como se lee, uno no sabe si tomarlo como ensayo, artículo científico, de divulgación, de trabajo en proceso, reporte, borrador o qué.

Saludos cordiales

 

Aborda de buena forma el problema, pero mientras se vea a la gasolina como cualquier otra mercancía será de poco alcance el análisis. Afirmar que el subsidio sólo favorece a los estratos de mayores ingresos, no observa la importancia de la gasolina como combustible de una economía basada en el petróleo. Tan sólo la producción y distribución de alimentos (principal rubro de gasto de los deciles de ingresos bajos) se verían afectadas, en toda la cadena, por la libre determinación del precio de las gasolinas (incluido el diesel). El sector servicios, el que concentra el mayor número de empleos formales e informales utiliza el combustible para transportar mercancías, demandantes y oferentes todo el tiempo. En fin, sin duda es preciso disminuir el uso particular de los automóviles así como la construcción de distintas formas de movilidad, pero ver el uso de la gasolina como propia de camionetas de lujo resulta un problema. Saludos.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación