GÜERA niega voto a candidato

AL PUEBLO DE MÉXICO

El movimiento Grillos Urgidos de Escuálida Revolucion Arbitraria, conocido también como el GÜERA, advierte que México requiere cambios de fondo que hagan posible la continuidad misma del país. Por eso, a lo largo del presente proceso electoral mexicano ha recorrido los cuatro cantos del territorio nacional, monitoreando de cerca a los candidatos en la contienda. Se ha esforzado en escuchar cuidadosamente las propuestas de los tres candidatos y medio, procurando siempre identificar las coyunturas que le permitan acoplar y ser acoplada por alguna de las posibilidades. De esta manera, el GÜERA ha escudriñado las proyecciones de desarrollo; ha sacado su calculadora para ver si le cuadran las cifras; ha respetado las instituciones al tiempo en que se imagina sin ellas; ha considerado, celebrado y lamentado el costo humano del beneficio de una razón de estado; se ha imaginado regresando a la escuela becado con computadora y clases de inglés; ha considerado seriamente la opción de declarar sus ingresos para aprovechar las novedosas maneras de abordar el ISR; ha soñado con abrazar a un narco para someterlo amorosamente pero también con aventarle claveles a cadetes de la marina y, finalmente; ha intentado resolver el acertijo de la (des)criminalización del aborto y la igualdad de las preferencias sexuales ante la ley. En efecto, el GÜERA se ha inventado principios con el único propósito de cuestionarlos, lo que demuestra la vocación crítica y bifocal del movimiento.

Testimonio: “Yo no tenía principios hasta que me uní al GÜERA. Ahora los tengo, aunque de lejos no sepa muy bien cuáles son. Ni de cerca.”


Hermenegildo González, estudiante de odontología

Con base en lo anterior, el brazo de comunicación social del GÜERA -que, incidentalmente, nunca sabe lo que está haciendo el otro brazo- acusa:

Ninguno de los partidos políticos en contienda por la presidencia de México tiene un proyecto claro de nación ni base ideológica coherente y congruente que permita imaginarlo.

Todos los candidatos ofrecen ejercer políticas que exceden los límites del poder ejecutivo.

Las propuestas específicas referentes a preocupaciones “modernas” de grupos de interés igualmente específicos asemejan más la manera de taponear un eje vial después de época de lluvias que a la política verdadera. Más allá de esto resulta absurdo hablar de izquierda, centro y derecha en la política mexicana.

Todos los candidatos -y no sólo el de las “izquierdas”- operan en modo mesiánico.

De los tres candidatos y medio, sólo el medio candidato, el libertario Gabriel Quadri, es inteligente. Irónicamente, votar por él representa una abdicación de la inteligencia.

Los tres candidatos completos sólo dan señales de inteligencia cuando alguien de sus equipos tiene un momento arquimidiano. La falta de inteligencia se demuestra, por ejemplo, en el momento en que Peña Nieto defiende la facultad del soberano para decidir el estado de excepción en el caso Atenco ante los jóvenes de la Universidad Iberoamericana. Vienen a la mente la empedernida decisión de Juárez de ejecutar a Maximiliano y la toma de responsabilidad de Díaz Ordaz por la matanza de Tlatelolco; pero uno estaba consolidando la soberanía del estado mexicano y el otro le allanaba el camino a su gallo Echeverría; no eran candidatos.

El GÜERA tiembla al pensar que México no ha tenido un presidente verdaderamente inteligente desde Salinas de Gortari. ¡Ay nanita! Tampoco lo tendremos en el futuro cercano, al menos que por algún milagro llegara a ganar Quadri. Pero votar por el medio candidato de la “maestra” sería una ABERRACIÓN.

Se pensaba que López Obrador era un robot programado para repetir las mismas frases huecas desde hace muchos años hasta que dio señales de humanidad, llorando en un mitin en Tlatelolco.

Aún se piensa que Josefina Vázquez Mota es un robot.

10º El papel del medio candidato, Gabriel Quadri, es similar al del bufón o gracioso en una pieza teatral del siglo dieciocho. Puede decir cosas incisivas sobre lo que, por cuestiones políticas, ninguno de los candidatos completos puede pronunciarse firmemente, incluso afirmando que está “encabronado” y “hasta la madre”  -es decir, haciendo uso del lenguaje popular- por la única y sencilla razón de que no incide en el drama que se desenvuelve a su alrededor. Un voto por él es mucho peor que el voto nulo o el abstencionismo. Votar por Quadri significa dejar que la indescriptiblemente nefasta elba esther gordillo se meta hasta la cocina y se coma toda tu comida. Además resulta PELIGROSÍSIMO, dado que puede marcar la diferencia en caso de que la elección sea muy reñida o se demuestren prácticas fraudulentas.

11º La belleza estratégica de proclamar el fraude de manera anticipada reside en que deja a las instituciones la filosóficamente imposible labor de comprobar un negativo.

12º Generalmente se omiten cuestionen históricas de cualquier tipo, incluyendo la tradición democrática mexicana que, por lo menos en teoría, existe desde 1824. Todos los candidatos prometen reinventar el país de alguna u otra manera.

13º Sin duda alguna Peña Nieto es un robot, pero de los malos, como en Robocop II.

14º El GÜERA se reserva el derecho de expulsión de cualquiera de sus miembros que vote por el medio candidato, Quadri.

Testimonio: “Yo iba a votar por Quadri y hasta se me antojaba el cuchi cuchi con la “maestra” pero el GÜERA hizo que viera las razones de mi sin razón. Aunque todavía no veo las de mi razón, me siento arropado”.

Abelino Gonzalves, Ni ni

Tomando en cuenta lo expuesto por su brazo de comunicación social, el GÜERA decide hacer uso de sus facultades corporativistas para convocar a sus decenas de cientos de miles de afiliados a ejercer su voto de manera útil. Pero no llama al voto útil que nos dejó con doce años de mal gobierno desde que una efectiva campaña publicitaria, o “guerra sucia”, si se quiere, hizo creer a la ciudadanía que Cuauhtémoc Cárdenas no podía ganar la presidencia. Al contrario, GÜERA exhorta a sus afiliados a votar a consciencia por lo que cada uno de ellos, haciendo uso pleno de sus facultades individuales, juzgue que comprende el bien común. La colectividad efectiva no es el sacrificio agónico del individuo sino la realización del mismo. La verdadera democracia no es meramente electorera y sólo puede surgir a través de la participación ciudadana, independientemente de quién ostente el poder ejecutivo. Continuaremos en la lucha y tal vez para el próximo sexenio sabremos qué tipo de país queremos. Esto es, claro está, al menos que piensen votar por el medio candidato Quadri en cuyo caso quedan inmediatamente expulsados del movimiento.


(Posdata: si algún candidato nos puede garantizar alguna subsecretaría y una jugosa cantidad de escaños de último minuto, el GÜERA permanece abierto al diálogo)

 

 

 

Yo no tenía principios hasta que me uní al GÜERA. Ahora los tengo

Comentar ›

Comentarios (1)

Mostrando 1 comentarios.

a donde se presenta uno para su credencial....

estoy muy interesado de ser parte de la vida de el gúera.

si?

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación