Leer obligatoriamente por gusto

Febrero 5, 2013 | Tags:

Sigo con los deprimentes resultados de la encuesta de la Fundación Mexicana de Fomento a la Lectura (FonLectura) que muestran que en el 2012 se lee aún menos que en el 2006. ¿Cómo puede ser que el colapso en los resultados haya sido inversamente proporcional al esfuerzo y la inversión por mejorarlos?

Leer es un hábito que se contagia o se aprende. Cada vez hay menos personas capaces de contagiarlo, pues en su casa lo único que los niños observan es a su familia culiatornillada ante la tele. Y cada vez hay menos capacidad de aprenderlo, pues ni los padres ni los maestros leen, ni en los palacios ni en las cabañas. Y las ferias de libros, y las campañas, y los heroicos promotores, y las “presentaciones” y los spots de televisión que promueven la lectura obviamente no han servido de mucho.

¿Qué hacer? Quizás imponer la lectura como materia obligatoria en las escuelas. Nada de clásicos españoles ni del Cid ni del Marqués de Santillana: obligar a los jóvenes a creer que eso es la literatura es la mejor manera de inocularlos contra su contagio.

Se seleccionan cinco autores modernos inteligentes y con demostrada capacidad de seducción juvenil (Bradbury, Huxley, etc.). El Estado adquiere los derechos, contrata buenas traducciones al español de México y pide tirajes millonarios y baratos a los editores. Los libros se leen en el primer año de preparatoria, ahí, en vivo, en su pupitre, sin excusa ni pretexto, tres horas a la semana. Ni siquiera se necesita maestro (quizás hasta sea mejor), sino alguien que imponga orden y silencio.

La apuesta es que si diez millones de jóvenes leen cinco libros en un año, con que el diez por ciento adquiera el hábito habría un millón de lectores anuales y saldríamos de las estadísticas vergonzosas. Yo hice algo parecido cuando di clases en preparatoria y me consta que funciona. Todos los jóvenes leyeron los libros, la pasaron bien y aprendieron sobre el mundo, la humanidad y el lenguaje. Por lo menos la tercera parte, lo juro, se aficionó a leer, pensar y discutir libros.

Comprendo que mi plan es imposible: habría líos instantáneos con este sindicato o el otro, con este “plan de estudios”, con aquella “licitación”. Y otros más de imposible resolución, como: a) se denuncia que el comité de selección de los títulos está constituido por personas que no comprenden la realidad nacional; b) que los libros elegidos son escapistas y reaccionarios y no enfrentan la realidad nacional, y c) que los escritores que sí comprenden la realidad nacional (aunque sean profundamente aburridos), son únicamente fulano y mengano, etcétera.

Pero es agradable imaginarlo… ¡Millones de jóvenes mexicanos perdidos en el hospitalario deleite de una novela! Leyendo unas horas a la semana, no sólo aprendiendo, sino además, por primera vez en su vida, quietos, callados, solos…

 

(Una versión de este texto apareció publicada en El Universal)

Si te gustó, quizás te guste

"Leer es un hábito que se contagia o se aprende"

Comentar ›

Comentarios (184)

Mostrando 1 - 50 de 184 comentarios.

El leer y fomentar la lectura es primordial para la enseñanza , para la adquisición de conocimientos para poder aprovecharlos y llevarlos en nuestra practica del dia a dia.

Es cierto que el fomento de la escritura y lectura inicia en las aulas de una escuela, y que le dejamos el trabajo a los Profesores que imparten esas materias, sobre todo en la edad escolar donde debe llevar estos principios basicos para el desarrollo intelectual del menor, pero tambien es cierto que en casa debe infundirse como regla la lectura no solo como una tarea escolar , sino como un habito que los padres deben llevar a sus hijos; pero triztemente la cultura que tenemos hoy en dia respecto a la escritura y lectura se ha ido perdiendo ya que no hay fomento para realizarlo.

La lectura nos brinda eseñanza y aprendizaje, enriqueze nuestro vocabulario , nos hace crativos e inteligentes

 

Definitivamente vivimos en una crisis de lectura en México en la mayoria de la población, a pesar de que la lectura se cree que inicia el habito en la escuela , la verdad es que no hay un seguimiento y un control el el hogar para inculcar este habito y si a esto le sumamos que los integrantes de la familia tampoco tienen el interes por tener libros o cualquier articulo que fomente el leer pues va a ser muy dicifil cambiar esta problematica.

Y es cierto que si tambien la tegnologia nos alcanzo y tenemos herramientas muchos mas competitivas con la entrada del internet y medios informaticos , tambien es cierto que nos volvemos mas practicos o mas "comodinos",  con los chats solo se escriben pocas palabras y hasta se dan el lujo de alterar la escritura poniendo dibujos o simplificando las palabras y solo leemos reseñas , resumenes y concluciones y obviamente este habito de leer  y escribir se va perdiendo.

Es importante que nos comprometamos para transmitir el gusto por la lectura , empezando a lo mejor con lectura ligera, entretenida y de ahí seguir avanzando y poder leer contenidos mas sustanciales que siempre nos deja un aprendizaje y enseñanza para nuestra vida y entorno.

 

 

Creo que el gusto por la lectura principalmente, es inculcada por los padres de familia. Al ver a los padres leyendo crean en los hijos una curiosidad por saber cual es el motivo por el cual pasan tanto tiempo con un libro. Importa mucho también el tipo de lectura para cada persona. He concocido gente que no le interesa para nada la lectura ya que de niños se les dieron libros que no eran aptos para su edad y eso los aburría entonces jamás volvieron a agarrar un libro, por el contrario si desde niño te fomentaron la lectura y aparte te dieron libros que te gustaron mucho, claro que el leer no sería una obigación si no un gusto; porque no sólo creas tu mundo al leer un libro si no que también aprendes algo con cada página que lees.

 Creo que el gusto por la lectura principalmente, es inculcada por los padres de familia. Al ver a los padres leyendo crean en los hijos una curiosidad por saber cual es el motivo por el cual pasan tanto tiempo con un libro. Importa mucho también el tipo de lectura para cada persona. He concocido gente que no le interesa para nada la lectura ya que de niños se les dieron libros que no eran aptos para su edad y eso los aburría entonces jamás volvieron a agarrar un libro, por el contrario si desde niño te fomentaron la lectura y aparte te dieron libros que te gustaron mucho, claro que el leer no sería una obigación si no un gusto; porque no sólo creas tu mundo al leer un libro si no que también aprendes algo con cada página que lees.

Una Disculpa por este comentario que voy hacer, tal vez algunas personas les parezca tonto u ofenda.

En mi familia el habito de la lectura nunca fue algo que se diera por gusto, que mi madre se sentara con nosotros y nos leyera cuentos de los hermanos grimm o se sentara con mis hermanas y les contara sobre el principe valiente y la princesa etc. No!!. Afortunada o desafortunadamente mi madre llegaba a altas horas de la noche por la nesecidad de llevar dinero a la casa para que tuvieramos que comer (como muchas historias de mujeres de nuestro hermoso mexico); ella se dedicaba al campo, a cuidar lo poco que habia logrado conseguir ahorrando de lavandera y planchar ropa. invirtiendolo en su terrenito y sus animales para que sus 7 hijos procreados y 6 mas que tuvo que recoger por diferentes causas y nesecidades se alimentaran bien y tuvieran estudios para que no pasaran lo que a ella le toco. //Pero esa es otra historia//.

Les decia la lectura se dio mas por nesecidad de que mi madre quisiera que nos superaramos profesionalmente, la television nunca fue parte de mi educación ni la de mis hermanos, y creo que es ahi donde radica el principal problema de la falta lectura, por asi mencionarlo. Ahora veo a conocidos disfrutando de el **Buen Fin** y obteniendo deudas en pantallas de 50", 60" o 70" pero a esas mismas personas, nunca los he escuchado con gran emocion, comente que compraron un libro a su hijo o que terminaron de leer el Quiubole o el ¿Renuncio! de Yordi Rosado o o por lo menos alguno de la colección de Harry Potter, no por el contrario dicen con fervor que los partidos de la Selección Mexicana los podran ver en HD.

Los programas de televisión ahora son los que educan a un gran porcentaje de los adolescentes mexicanos y les juro que un adolecente le cree mas a lo que observa en la tv. que a sus padres y se los puedo confirmar porque trabajo en una escuela de Educación Media Superior y mis alumnos prefieren ver telenovelas o Laura u otro programa que supuestamente hable de temas de la vida diaria, a leer por lo menos el periodico.

Existe mucha falta de interes desde la autoridades por el fomento a la lectura, la participacion de Padres, Maestros y autoridades para desarrollar un buen programa que en verdad de resultados reales y se genere esa cultura por leer.

La lectura es parte fundamental del desarrollo de una gran sociedad y puedo con orgullo agradecer a mi madre  que aunque nunca nos compro el libro de Don Quijote de la mancha que nos pedian en la secundaria, nos enseño que con dedicación y esfuerzo podemos lograr el exito.

Ahora tengo el gusto de decirles que muy frecuentemente adquiero un libro,  el cual al terminarlo de leer, lo comparto con mis alumnos y estimulo para que ellos tengan esa suerte.

Saludos.

Definitivamente la lectura tiene muchas ventajas, te permite ampliar tu vocabulario, mejora tu ortografía, aumenta la confianza al platicar con cualquier persona pues tu conocimiento se amplía sea cual sea tu inclinación literaria; sin embargo la realidad es que no tenemos ese gusto y determinar exactamente los motivos por los cuáles el pueblo mexicano no lee se me hace realmente imposible, debemos recordar que somos un país con una rica variedad de culturas así que las tradiciones o educación son muy distintas y es realmente difícil implementar un solo programa que ayude completamente para que esta situación cambie, sobre todo si los padres son los primeros en subestimar esta labor y por lo tanto no hay apoyo suficiente para los hijos en el camino de su educación, además que el tiempo de calidad que se les da es cada vez menos y tratamos de compensar esa ausencia consintiendo la obseción por los videojuegos o redes sociales o con tal de que nos dejen descansar, aclaro que por muy difícil que me paresca no lo concidero imposible, es como cualquier proyecto al que hay que dedicarle tiempo, paciencia y sobre todo compromiso. Me agrada el hecho de que las escuelas se den un espacio para fomentarlo, sin embargo, falta mucho y depende de todos conseguir que se entiendan las ventajas que nos brinda la lectura, en lo personal me encanta leer pero mis actividades diarias me complican el poder darme ese espacio, para mí la lectura va más allá pasar páginas incomprensibles por obligación, es un placer el sumergirme en el tema, sobre todo si se trata de una novela de misterio, el hecho es que realmente sería maravilloso que los niños, jóvenes y adultos por igual disfruten leer y espero que en un futuro no muy lejano pueda verlo.

Personalmente y de manera gradual, empezé con el hábito de la lectura aproximadamente a los quince años de edad, en una etapa de mi vida en la cual tenía horarios específicos para ciertas actividades, por lo tanto no podía dedicarme a otras cosas. He aquí cuando me doy cuenta de que para no aburrirme en esos tiempos, no había nada mejor que leer. Todo empezó de manera sencilla y poco a poco fui aumentando mi cantidad de libros leidos, y la calidad de las lecturas, llegó un momento en que quería leer en el comedor, en tiempo de deportes y ¡hasta en el baño! Esta cualidad me ha ayudado a mejorar mi redacción, a expresarme de manera oral sin pena, a tener temas de conversación mas interesantes, y a darme cuenta de muchas cosas de la vida diaria que normalmente pasarían desapercibidas. En la actualidad trato de leer lo mas posible, aunque por mis múltiples ocupaciones no siempre es posible, uno de mis proyectos es llegar a contruir una gran biblioteca que pueda satisfacer mis necesidades y las de otras personas que lo necesiten.

 

 

Uno no toma el hábito de la lectura si no se da cuenta de los beneficios que esta trae. Lamentablemente, en mi experiencia personal, yo tomé el hábito de la lectura, gracias a que en la universidad reprobé muchas materias (alrededor de 10), por lo que me tuve que dar de baja temporal. Cuando llegó el momento de los extraordinarios y recursamientos, medí cuenta que no iba a pasar si no me ponía a estudiar. Y a la hora de tratar de estudiar, me dí cuenta que muchos términos no los conocía, no tenía idea de que hablaban. Entónces fué como empezé a investigar, en algunas ocasiones, palabra por palabra, y empezar a razonar lo que estaba leyendo para no sólo leer por leer, sino tratar de entender que es lo que realmente quería transmitir el texto. Cuando pasé mis extraordinarios y mis recursamientos, y regularizarme para entrar de nuevo al curso normal, fue una gran satisfacción el legar a clases y saber de que hablaban, dar opiniones del problema en cuestión y que el profesor aprobara tu comentario y te pusiera de ejemplo delante de tus compañeros (también ayuda al ego) y que tus compañeros se te acerquen a preguntar y tu logres algun tipo de negociación (desayunos, dinero, admiración de las chicas...), en fin...

Me dí cuenta que la lectura trae muchos beneficios a mi vida; me ha enseñado a comportarme en ciertas situaciones; me ha enseñado a no criticar si no tengo información de dicho asunto; me ha enseñado a no sólo pensar en los problemas, sino también a proponer soluciones; me ha ayudado a tener mejores conversaciones, a dar mejores consejos, y por lo mismo, a tener a más amigos... Los beneficios son bastantes... La Necesidad me llevó a la discplina, y esta me llevó al gusto...

Lo que motiva a las personas a leer es el interés por lo que se está leyendo y eso solo se consigue dando temas que realmente les interesen. Nadie lee por el simple hecho de hacerlo, el tema de la lectura debe ser de su agrado, interesante, entretenido. No importa lo que leas lo importante es comenzar a leer hasta volverlo un habito.

 

En la secundaria nos daban a leer libros que los maestros creían correctos para nuestra edad, que para ellos era la mejor lectura, pero lo cierto es que no entendíamos nada. ¿Cómo puedes darle a leer a un chico de 13 años un libro muy complejo para comenzar a leer? La lectura debe comenzar con algo básico que el lector pueda comprender, conforme a sus interés y edad, algo fácil para él, y poco a poco ir (además de creando el habito y el placer por leer) entendiendo temas de mayor complejidad. Si bien existen reformas y personas que no estarían de acuerdo con tu plan pueden existir mas formas de poder hacer llegar la lectura a los jóvenes solo es cuestión de creatividad.

 

A mi punto de vista, la lectura es un hábito que se contagia. Lamentablemente esa epidemia llamada “Lectura”, no ha llegado a nuestro país. No somos un país lector, de serlo nuestra realidad política, social, cultural y económica sería totalmente diferente. 

Sin embargo, creo que de manera personal podemos comenzar a contagiar a nuestra familia y atraparla en las redes mágicas de la lectura. Conociendo sus gustos e intereses podemos iniciar por presentarles textos cortos, atractivos y seductores. Poco a poco descubrirán cuan exquisito es leer un libro y poder saborear página por página y cuando descubran sus beneficios – mejora la ortografía, incrementa el vocabulario, proporciona conocimiento cultural, etc.- jamás dejarán de practicar éste hábito. Leer en familia o pareja puede ser nuestro mejor aliado para crear un momento mágico de convivencia.  

 

A mi punto de vista, la lectura es un hábito que se contagia.

Lamentablemente esa epidemia llamada “Lectura”, no ha llegado a nuestro país. No somos un país lector, de serlo nuestra realidad política, social, cultural y económica sería totalmente diferente. 

Sin embargo creo que de manera personal podemos comenzar a contagiar a nuestra familia y atraparla en las redes mágicas de la lectura. Conociendo sus gustos e intereses podemos iniciar por presentarles textos cortos, atractivos y seductores. Poco a poco descubrirán cuan exquisito es leer un libro y poder saborear página por página y cuando descubran sus beneficios – mejora la ortografía, incrementa el vocabulario, conocimiento cultural, etc.- jamás dejarán de practicar éste hábito. Leer en familia o pareja puede ser nuestro mejor aliado para crear un momento mágico de convivencia.  

Leer no es un hábito. Es el resultado de una educación adecuada y de condiciones adecuadas para el ocio. No es lo mismo que cepillarse los dientes o guardar los juguetes. Si un individuo no ha desarrolado las habilidades de raciocinio, memoria y atención para leer será imposible que lea comprensivamente y que llegue en un ideal a aficionarse a la lectura como pasatiempo y diversión. En México no hay un problema de lectura, sino de educación y justicia social

Conozco mucha gente que sin los medio adecuados se ha formado un hábito por la lectura, gente que nunca tuvo una buena educación basica y sin embargo les ha bastado tomar un libro para enamorarse de la lectura. Saludos

Buena pregunta la de ¿leer es un habito que se aprende o se contagia?

Sabemos que se ha hecho hasta lo imposible por hacer que nuestro interes por la lectura baya en aumento y prueba de esto es la de los comerciales en radio,television,   pero en verdad creen que un grupo de porristas podran lograr que apagemos la tele y digamos voy a leer un libro ?? La gran cantidad de personas que estan detras de todo esto realmente les importa que leeamos o es solo un requicito que ellos tienen que cubrir .La lectura nos ayuda a tener una buena ortografia ,adecuada pronunciacion son cosas que sabemos. tenemos en cuenta que el tener la costumbre de leer nos evita en el futuro pasar por situaciones penosas como la de leer ante un grupo de personas y tener pausas muy pronunciadas.

Creo que los unicos que podemos hacer algo para que el gusto por leer cresca somos nosotros mismos nadie dice que es facil y menos cuando los unicos libros que tenemos a nuestro alcance son los libros de texto, nos limitan a leer cosas que ya sabemos, cosas que nosotros les podemos enseñar a los demas y que lo unico nuevo que hay en ellos son las portadas. Pueden ser cosas fundamentales pero cuando nos enseñaran a ver las cosas desde otro punto de vista cuando se vera que en los programas educativos ademas de dar un diccionario que nos dice el significado de una palabra en un parrafo tengamos un libro que realmente nos despierte el gusto por leer. Es un estudio de mercado el que nos dice tienes que leer pero no dejes de ver la tele, cuando se ha visto que en la tele se promocione algun libro, se promocionan los discos los conciertos la vida de gente que no se sabe por que pero nos interesa tanto ,que nos quedamos ahi.

Mi conclucion a este tema seria que si tenemos la oportunidad de aprender y enceñar lo pongamos en practica enseñemos a los que nos rodean que un libro es una oportunidad de mejorar nuestra calidad humana. 

Verdaderamente es una pena que cada vez los mexicanos lean menos, pero estoy totalmente convencida que la mejor manera de lograr que otros se interesen por la lectura es mostrando nuestro gusto y aficion por ella, yo por mi parte, difruto la lectura plenamente porque desde niña vi como mis padres la disfrutaban, mi mejor consejero y compañia siempre ha sido un libro...

Tener el gusto de la lectura, es sin duda algo extraordinario, la lectura nos permite conocer cosas, aprender, mejorar el vocabulario, la redacción y la ortografía, desarrollar la creatividad y la imaginación.  Actualmente como lo menciona don Guillermo Sheridhan en éste blog, cada vez el hábito de la lectura va disminuyendo,  considero que son muchos los factores sociales, culturales y educativos que han influido.

Es importante mencionar que la familia es el núcleo más importante en el que se debería incentivar a leer a  los niños y jóvenes,  sin embargo  en ocasiones el nivel de estudios de los padres,  la disponibilidad de recursos culturales en los hogares,  las ocupaciones laborales son factores que impiden la motivación en casa. Por otro lado el excesivo uso de redes sociales han absorbido a nuestros jóvenes, lo que implica que dediquen más tiempo a interactuar con sus amigos que dedicar un tiempo a la lectura de un buen libro.

La propuesta que nos señala el autor en éste blog, acerca de imponer la lectura como materia, suena interesante, sin embargo como bien lo dice se generarían una serie de problemas. Lo que considero conveniente es que tanto padres como educadores dediquen un espacio para leer con los niños y jóvenes. En el ámbito educativo no precisamente la lectura debe darse en clase de español o literatura sino en todas las áreas, pero  lo más importante es identificar el tipo de lectura que se recomienda para cubrir con las expectativas del lector y motivarlo a seguir leyendo.

Creo que el amor a la lectura es un habito que se aprende a cualquier edad pero realmente si es deprimente el ver una sociedad que prefiere estar sentado en la televicion que leyendo un libro, tambien me he dado cuenta que a la gente le aburre y prefiere leer una revista de chisme o una nota roja de perdiodico que un libro por lo que me hace pensar que la gente no tiene flojera de leer solo que se le hace tedioso ver un libro grueso con letras sin ningun tipo de ilustracion que distraiga su atension de esta forma pienso que solo falta el habito de la lectura empezando por una o dos paginas al dia hasta que se tenga el habito y no pienso que sea facil debido a que el gusto por la lectura se separa en el genero que se puede leer

Si queremos desarrollar el hábito de la lectura, principalmente en nuestros hijos, podemos comenzar con cuentos cortos, guiones teatrales o con revistas, la cuestión es irlos enamorando con las historias poco a poco. Recuerdo que el año pasado en la secundaria empezaron con un programa de lecturas y la temática consistía en que cada grupo tenía que comprar un libro (la Secretaría de Educación lo eligió) les dieron dos meses para leerlo y al término tenían que entregar un breve resumen, lo que a mí me tocó ver con varios alumnos, fue que copiaban algunas líneas aisladas y con eso era suficiente, o a veces los maestros ya ni recogían las hojas de resumen, o sea que no se le daba el seguimiento, eran libros de 100 ó 150 páginas, entonces,  si apenas quieren leer 5 líneas de una tarea como queremos que lean más y menos si nos los incitamos a hacerlo. En lo personal me gusta mucho la lectura, prefiero el buen libro que ver la película, a veces me he sorprendido llorando o riendo con el personaje. Lo que aplico es "Si deseas fomentar el interés por la lectura, predica con el ejemplo" Y para terminar,  dice el escritor y novelista José Gordon "El texto impreso penetra más de lo que nos imaginamos y sus efectos son de largo plazo"

Leer por el simple gusto de leer es tan rico, hay lecturas buenas y malas, pero eso queda a criterio del lector, uno solo sabrá si las lecturas califican de un modo u otro, si las obras son leídas. Cuando uno lee se adentra en mundos totalmente distintos, imaginas a los personajes, recreas paisajes, es más, uno llega a tener “amores platónicos” con ciertos personajes; es tanto lo que se puede obtener de la lectura, por ejemplo, ideas sobre cómo mejorar tu jardín, deseos de visitar ciertas ciudades, interés por saber más de ciertas culturas o de nuestros orígenes como sociedad, un mayor manejo de palabras que tal vez no sean usadas o que puedan emplearse en un juego de letras.
Es un hecho, leer te hace una persona más culta, ni mejor ni peor, en la historia de la humanidad han existido personajes que saben tanto y han sido malos líderes y personas crueles, y por otro lado hay gente que ha hecho lo mismo y han sido quienes sean enfocado en la búsqueda de la paz o en el desarrollo tecnológico.
Ojala pudiéramos quitarnos esa pereza que nos da leer si no se tiene imágenes, debido a que crecemos educados por la televisión, donde todo se muestra con imágenes coloridas y pocas letras; esto no significa que critique a la televisión como medio, sino que este no es el único que existe para entretener ni para informar. Algo similar pasa con el uso de internet, que se volvió sinónimo de redes sociales, esta maravillosa herramienta (impensable para nuestros abuelos) nos brinda muchos beneficios, entre ellos la existencia de los libros electrónicos, que no necesitan gran espacio para portarlos y tenerlos a la mano, así como foros para discutir diversos temas, comentar ideas y donde se puede pedir y brindar ayuda para reparar desde una pluma hasta una computadora. Es el uso que le damos a lo que tenemos disponible lo que nos beneficia.
Y retomando la buena idea del autor, creo que si esto se impusiera como curso obligatorio, estoy segura que tendríamos resultados esperanzadores, y la manera de actuar y de pensar nos haría un país mejor con una sociedad aun mejor. Sin embargo, esta propuesta como muchas otras, debe y tiene que aplicarse de manera conjunta en el hogar y en la escuela, que es en donde los niños pasan el mayor tiempo. A nosotros como jóvenes adultos, que nos damos cuenta de las causas por las cuales la lectura no se practica, nos queda la responsabilidad de combatir esa pereza y desidia e inculcar a nuestros hijos tan maravilloso hábito.

Leer por el simple gusto de leer es tan rico, hay lecturas buenas y malas, pero eso queda a criterio del lector, uno solo sabrá si las lecturas califican de un modo u otro, si las obras son leídas. Cuando uno lee se adentra en mundos totalmente distintos, imaginas a los personajes, recreas paisajes, es más, uno llega a tener “amores platónicos” con ciertos personajes; es tanto lo que se puede obtener de la lectura, por ejemplo, ideas sobre cómo mejorar tu jardín, deseos de visitar ciertas ciudades, interés por saber más de ciertas culturas o de nuestros orígenes como sociedad, un mayor manejo de palabras que tal vez no sean usadas o que puedan emplearse en un juego de letras.
Es un hecho, leer te hace una persona más culta, ni mejor ni peor, en la historia de la humanidad han existido personajes que saben tanto y han sido malos líderes y personas crueles, y por otro lado hay gente que ha hecho lo mismo y han sido quienes sean enfocado en la búsqueda de la paz o en el desarrollo tecnológico.
Ojala pudiéramos quitarnos esa pereza que nos da leer si no se tiene imágenes, debido a que crecemos educados por la televisión, donde todo se muestra con imágenes coloridas y pocas letras; esto no significa que critique a la televisión como medio, sino que este no es el único que existe para entretener ni para informar. Algo similar pasa con el uso de internet, que se volvió sinónimo de redes sociales, esta maravillosa herramienta (impensable para nuestros abuelos) nos brinda muchos beneficios, entre ellos la existencia de los libros electrónicos, que no necesitan gran espacio para portarlos y tenerlos a la mano, así como foros para discutir diversos temas, comentar ideas y donde se puede pedir y brindar ayuda para reparar desde una pluma hasta una computadora. Es el uso que le damos a lo que tenemos disponible lo que nos beneficia.
Y retomando la buena idea del autor, creo que si esto se impusiera como curso obligatorio, estoy segura que tendríamos resultados esperanzadores, y la manera de actuar y de pensar nos haría un país mejor con una sociedad aun mejor. Sin embargo, esta propuesta como muchas otras, debe y tiene que aplicarse de manera conjunta en el hogar y en la escuela, que es en donde los niños pasan el mayor tiempo. A nosotros como jóvenes adultos, que nos damos cuenta de las causas por las cuales la lectura no se practica, nos queda la responsabilidad de combatir esa pereza y desidia e inculcar a nuestros hijos tan maravilloso hábito.

Leer por el simple gusto de leer es tan rico, hay lecturas buenas y malas, pero eso queda a criterio del lector, uno solo sabrá si las lecturas califican de un modo u otro, si las obras son leídas. Cuando uno lee se adentra en mundos totalmente distintos, imaginas a los personajes, recreas paisajes, es más, uno llega a tener “amores platónicos” con ciertos personajes; es tanto lo que se puede obtener de la lectura, por ejemplo, ideas sobre cómo mejorar tu jardín, deseos de visitar ciertas ciudades, interés por saber más de ciertas culturas o de nuestros orígenes como sociedad, un mayor manejo de palabras que tal vez no sean usadas o que puedan emplearse en un juego de letras.
Es un hecho, leer te hace una persona más culta, ni mejor ni peor, en la historia de la humanidad han existido personajes que saben tanto y han sido malos líderes y personas crueles, y por otro lado hay gente que ha hecho lo mismo y han sido quienes sean enfocado en la búsqueda de la paz o en el desarrollo tecnológico.
Ojala pudiéramos quitarnos esa pereza que nos da leer si no se tiene imágenes, debido a que crecemos educados por la televisión, donde todo se muestra con imágenes coloridas y pocas letras; esto no significa que critique a la televisión como medio, sino que este no es el único que existe para entretener ni para informar. Algo similar pasa con el uso de internet, que se volvió sinónimo de redes sociales, esta maravillosa herramienta (impensable para nuestros abuelos) nos brinda muchos beneficios, entre ellos la existencia de los libros electrónicos, que no necesitan gran espacio para portarlos y tenerlos a la mano, así como foros para discutir diversos temas, comentar ideas y donde se puede pedir y brindar ayuda para reparar desde una pluma hasta una computadora. Es el uso que le damos a lo que tenemos disponible lo que nos beneficia.
Y retomando la buena idea del autor, creo que si esto se impusiera como curso obligatorio, estoy segura que tendríamos resultados esperanzadores, y la manera de actuar y de pensar nos haría un país mejor con una sociedad aun mejor. Sin embargo, esta propuesta como muchas otras, debe y tiene que aplicarse de manera conjunta en el hogar y en la escuela, que es en donde los niños pasan el mayor tiempo. A nosotros como jóvenes adultos, que nos damos cuenta de las causas por las cuales la lectura no se practica, nos queda la responsabilidad de combatir esa pereza y desidia e inculcar a nuestros hijos tan maravilloso hábito.

 

Sin duda alguna el hábito de la lectura se  aprende y no necesariamente desde niños porque quizás las condiciones en que un niño crece no son las más optimas respecto al gusto por la lectura; sin embargo el gusto por ella puede aprenderse no solo de los padres sino de los  maestros, los familiares o incluso amigos, lo importante es el afecto por la lectura cuando despierta el interés en los niños, jóvenes y porque no? También en los adultos, una buena forma de aprender a amar la lectura es el contagio, me refiero a cuando cualquiera de nosotros ve a las personas cercanas que comentan sobre el libro que están leyendo o que alguna vez leyeron y despierta ese interés por conocer más a cerca de un autor o de un tema en particular,  porque leer, no es sólo leer el periódico  o las revistas comerciales de chismes y demás; leer significa aprender a disfrutar lo que se está leyendo, leer es imaginar, es soñar entre otras muchas cosas; desafortunadamente pocas son las personas que tienen ese gusto por la lectura y podemos buscar un sinfín de factores que intervienen para que las personas en nuestro país no lean, como lo es la falta de tiempo, la economía, la idiosincrasia, el analfabetismo, el sistema educativo, entre otros pero la realidad es que poco es nuestro interés en ser mejores cada día y podemos pasar toda una vida en el letargo, poniendo pretextos o excusas para justificar  nuestro actuar. Por lo que me atrevo a incitar a las personas a dejar de lado los pretextos y hagamos de la lectura un hábito en nuestros niños y jóvenes, prediquemos con el ejemplo. 

Principalmente creo que es un problema importante el que desde niños los padres asocien la lectura con dormir "leer un cuento antes de dormir". A partir de esto los niños comienzan a tomar la lectura como algo para dormir. Tenemos que fomentar la lectura permitiendole a los niños leer lo que les guta, ya sea ficción, suspenso. De ahi comenzara a tomar gusto por la lectura y se interesara por nuevos géneros.

Particularmente creo que en realidad no se toca el punto mas importante, creo que como padres siempre deseamos lo mejor para nuestros hijos sinembargo estamos en una época donde el gobierno nunca se ha ocupado por mejorar las condiciones de trabajo de las personas y  eso ha propiciado el ausentismo de los padres dentro del hogar por lo cual la tecnologia mal usada lo ha hecho, con bajos salarios y horarios de trabajo absorbentes hay poca calidad en el tiempo y atención dedicada al hogar, haciendo más difícil el fomentar este hábito de lectura. Desde pequeña recuerdo haber visto en un periódico una imagen de un Bebe con un libro y un enunciado que decia asi "los niños aprenden más pronto a leer que hablar" recuerdo que me llamo mucho la atención y siempre pensaba en como podria ser posible, sin duda es atravéz de la lectura que sus padres puedan compartir con ellos (los pequeños) pero a que hora hacerlo? con un trabajo que les lleva mas de doce horas y en ocasiones sin contar el traslado al mismo, es por eso que para mi en realidad nunca ha sido que deseemos ser un pueblo con poca cultura si no, las condiciones de desarrollo han entorpecido este camino que como mencionan nos ayudara a tomar mejores decisiones para nuestro país, y creo que tambien es importante mencionar soluciones no solo el problema y asi generar ideas que nos ayuden a superar esta situacion, mi consejo seria que a podamos invertir en libros por que casi nadie lo hace y asi acercaremos a nuestra familia a este hábito tan necesario que cambia vidas.

http://www.letraslibres.com/blogs/el-minutario/leer-obligatoriamente-por-gusto

El habito de la lectura viene propiamente de enseñarle al pequeño desde antes que el pueda leer a escuchar e imaginar la historia. Estamos tan acostumbrados a ver imagenes que nos parece errado y hasta fastidioso leer un libro sin dibujos.

Tengo un pequeño de siete años, en el cual invierto aproximadamente entre 20 y 30 minutos de lectura diaria. Al principio la que leía era yo, pero ahora puedo disfrutar de su habilidad para leer y su interes para continuar. Ya no como una obligación sino como una diversión.

Eso es lo que todo padre debe hacer como mínimo por su pequeño, sí su deseo es que cuando sea joven o adulto lea todo lo que encuentre a su paso.

Lamentablemente la ideosincracia mexicana va en decadencia, en cuanto a cultura, educacion, valores... vivimos en una sociedad en donde el tiempo avanza tan rapido, que porque habria de desperdiciarlo en un libro, ya que realmente las personas no lo ven como un beneficio, ni todas las consecuencias que produce el leer, como son, un mayor vocabulario, mejor ortografia, el analizar lo que hacemos y asi tomar mejores decisiones en asuntos personales, saber que hay un mas alla de lo que podemos ver en la tv, o escuchar en el radio. 

A mi no me gustaban los libros que me obligaban a leer en la escuela, hubiera preferido que me dejaran leer uno a mi gusto y a mi eleccion, tal vez desde ese entonces no me hubiera tomado tanto tiempo enamorarme de los libros. Considero de suma importancia que su analicen y propongan nuevas tecnicas de ensenanza que desarrolle un gusto natural por la lectura, enfocadas a estas nuevas generaciones rodeadas de tecnologia y con un click de distancia para todo.

 

Comparto plenamente la idea de su autor(a), ya que es lamentable y frustrante que un país como el nuestro en el que existen tantos rezagos en todos los sectores no se tenga la conciencia tanto social y estatal de implementar modelos que inciten u obliguen a la lectura, y así, ir escalando niveles para forjar ciudadanos libres, pensantes e involucrado con su nación, que por medio de ideas sustraídas de la lectura desarrollen propuestas para hacer mejor las cosas para sí y los demás.

A su vez, estoy de acuerdo que no hay un estímulo hacia las nuevas generaciones para que tomen un libro y se pongan a leer. Lo lamentable es que desconocen que la lectura es la llave que abre muchas puertas; pues a través de ella además de cultivarse se abre inmediatamente su curiosidad de exploración hacia otras culturas y de otros mundos por medio del exquisito misterio de la imaginación y el pensamiento que nos trasmiten los escritores por medio de sus palabras. Por otro lado, es más sencillo considerando el ritmo tan acelerado de la vida actual contagiar a los niños de ese estrés del siglo XXI por el dominio de las nuevas tecnologías que incitar el hábito de leer;  pero que desde un enfoque romántico, éstas jamás habrían existido si sus creadores no hubieran explorado mundos futuristas por medio de las palabras de escritores que lo contemplaron en su pensamiento y que de alguna manera los hicieron soñar, imaginar y sobre todo pensar en la posibilidad de materializarlas.

La idea de “leer obligatoriamente por gusto” concretándolo  como ese estímulo  que se debe contagiar imperantemente por el Estado a través de su Secretaria de Educación, románticamente es una solución viable para solucionar muchas problemáticas a las que nos enfrentamos actualmente (desempleo, inseguridad, pobreza, etc.) pues un país bien educado es más eficiente, competente, organizado y pacífico. Sin embargo, como lo mencionaba al inicio, la plenitud con la que apoyo la idea del  autor(a) se extiende en su totalidad, sólo se queda en un “propuesta genial” pues pareciera que lo que realmente le interesa al Estado es seguir progresivamente el hábito de crear burócratas para seguir sumiendo en la ignorancia e incompetencia a una sociedad que trata de vivir al día, misma a la que le parece más laborioso darse un deleite mental de hasta 20 minutos diarios con una buena lectura que perder hasta la vida misma quejándose de lo que hacen o dejan de hacer los demás.  

¡Gracias por este excelente artículo! 

El habito de la lectura es indudablemente uno de los mayores tesoros que las personas podemos poseer, ya que al momento de leer vamos alimentando y ampliando nuestros conocomientos, de los cuales depende la forma de pensar de cada quien. desafortunadamente cada dia existe menos interes por llevarla a cabo, la mayoria  de nosotros, sin importar edad ni sexo prefiere ocupar su tiempo en otro tipo de actividades, que en su gran mayoria no se le puede extraer ningun beneficio, por el contrario, solo alimetan actitudes negativas.

ojala las personas adolecentes y adultas hicieramos conciencia de la impportancia de la lectura, para que de este modo hicieramos un espacio para inculcarle a nuestra niñez ese gran habito, realmente obtendriamos beneficios a grandes escalas en nuestra sociedad, que dia a dia se deteriora cada vez mas.

Cuando yo estaba en la primaria o sea hace unos 15 años, por lo menos una vez a la semana nos ponían a leer, al principio obviamente eran libros de Disney, muy fáciles de leer, pero así empezó mi hábito de lectura.

Ahora que soy estudiante de posgrado procuro leer un libro al mes, es una forma de desestresarme, desconectarme un rato de la realidad y empezar a imaginar cada una de las palabras del autor.

Coincido con los otros comentarios, el hábito que empieza en casa, se contagia, yo todavía no soy mamá, pero he logrado que mis sobrinas lean por gusto no por obligación.

Creo que la disminución de la lectura del 2006 a la fecha es porque ahora la tecnología es mucho más importante que un libro, y esto no sólo se refleja en un México más ignorante, si no en un México donde hay más niños obesos que niños bien nutridos.

Nos toca a todos los que leemos cambiar esto, fomentemos la lectura en nuestros hijos, sobrinos, primos, amigos, y ellos a su vez también lo harán. 

Me parece que el problema no esta  tanto en si dan o no dan una "clase de lectura", el habito de leer debe de empezar desde pequeños para  poder ir avanzando a un tipo de literatura mas seria .

Para un estudiante de preparatoria que nunca se ha tomado la molestia de leer desde pequeño va a ser muy dificil  que lea en una clase por interés  , a lo mucho llegara a hacerlo por obligación y va a quedar ahi .Por otro lado si desde pequeños en sus casas enseñaran a los niños que tomar un libro es mejor que sentarse 3 horas en la tv no existiria este problema ; obviamente se empezaria con libros sencillos pero si uno empieza a leer desde pequeño  el nivel va avanzando , 

En lo unico en lo que no estoy de acuerdo es en no darle el valor a los clásicos ,españoles o de otro país , para no ir mas lejos es  simplemente por tener cultura general  aunque hay muchos libros que te ayudan a situarte en ciertos  momentos de la historia  como es el caso de Los Miserables.Esto es, claro , sin desvalorizar a los autores nacionales , es muy importante leer sin estancarse en un solo género .

 

Es lamentable y vergonzoso que seamos un país que tiene mal hábito en cuanto a la lectura, y lo peor es que no hagamos nada para cambiar las cosas ni nuestro estilo de vida, es decir, salir de la ignorancia.

 

Efectivamente, coincido en que debe fomentarse la lectura en las escuelas, a modo de integrarla a los planes de estudio, sin embargo, también creo que la enseñanza respecto a la lectura se debe otorgar principalmente en casa y a edades más tempranas que la primaria o bachillerato, reforzando esta situación a lo largo del trayecto escolar, por grados de dificultad y aumentando el número de textos. Evidentemente esta responsabilidad y compromiso en los primeros años de vida y en el hogar como actividad fundamental, en lugar del televisor, es por parte de los padres de familia y como refuerzo los profesores; pienso que es una labor en conjunto, que para llevarse a cabo deben ser ejemplo ambas partes para los niños, así mismo, utilizar numerosas material y técnicas divertidas o entretenidas de manera constante que permitan al pequeño o joven según sea el caso, estar motivado e interesado, también llevarlo a lugares como bibliotecas y librerías para que se familiarice con el material que puede servirle en un futuro, es decir,  para que a una edad adulta tenga desarrollado el hábito de la lectura y goce de todos sus beneficios, sin tedio alguno.

 

El leer tiene diversos beneficios, como anteriormente lo citaba, así como satisfacciones, ya que, disipa ansiedad y estrés, nos proporciona claridad y variedad de ideas, de lenguaje, escritura, aumenta el conocimiento y aprendizaje; te haces más crítico, desarrollas la memoria, comprensión, etc. Pero a pesar de lo favorecedor que resulte, las personas prefieren seguir en su coraza e inconsciencia porque a corto plazo resulta más cómodo pero a través del tiempo trae consigo más problemas. 

 

Ojalá que al ver estas estadísticas podamos ser más conscientes, sobre todo los padres de familia y profesores dedicándoles tiempo suficiente a los niños y jóvenes para salir adelante, por nosotros y por nuestro país.

 

Definitivamente hay que recordar que se predica con el ejemplo, hablemos de Padres, Profesores, etc. no nada mas es decirles a nuestros hijos, por ejemplo, o alumnos que "deben" leer, podemos contagiar y enseñar este hàbito, como bien lo dice el autor, y de acuerdo a la edad proponer un libro, articulo, en sì la lectura, que no lo vean como obligacion, que encuentren el gusto por leer , por nutrir la mente y por enriquecer la lengua, principalmente con los niños, sabemos que siempre estan interesados por investigar, por conocer, pues aprovechemos esto y demosles las armas para lograrlo.

Pienso que la lectura es un hábito que se contagia, en lo particular me he dado cuenta que cuando estoy leyendo algún libro, revista, periódico, etc., mis hijos buscan alguna lectura que les interese y se sientan a leer, desafortunadamente por las actividades laborales o de casa que uno realiza, no nos damos el espacio para sentarnos con nuestros hijos a leer o comentar alguna lectura, porque el comentar lo que uno ha leído, hace más interesante la lectura, ya que al hacerlo plasmamos nuestras emociones e imaginación, en este caso yo me he referido en mi ambiente familiar, porque tengo la certeza de que  somos el espejo de nuestros hijos, y ellos se contagian de lo que como padres hacemos, por eso pienso que es en casa donde se debe fomentar la lectura. Actualmente estamos viviendo una situación económica muy difícil y tenemos la necesidad  de salir a trabajar más horas y eso ocasiona que no compartamos tiempo con nuestros hijos y no vigilamos lo que en realidad hacen, y para ocupar su tiempo solitario prefieren ver  televisión, los videojuegos o las redes sociales y van perdiendo el interés por la lectura. Considero que la lectura sí debería ser obligatoria como materia, pero al mismo tiempo creo que tendrían que existir apoyos gubernamentales para dotar de libros a escuelas y bibliotecas, y así tener el material suficiente y necesario para fomentar la lectura, toda vez que por economía muchas personas no tenemos acceso a comprar libros, y de ahí que no se tenga el hábito en casa, de pronto vienen a mi mente los libros digitales, que tal vez llamarían más su atención y se facilitaría tanto para jóvenes como para adultos la lectura, ya que en cualquier momento desocupado  podrían acceder a leer el libro de su preferencia, pero está si sería una idea absurda porque existen lugares en nuestro país que no tienen estos recursos materiales y por lo tanto es una idea inverosímil el pensar en imponer  la lectura como una materia, no queda más que fomentarla en casa.


Este articulo me parece muy interesante y realista .Hoy precisamente viendo una entrevista en la televisión, acerca de "El día de la Lectura"  me parece vergonzoso escuchar a gente joven y no tan joven, decir que a veces leen un libro por año y otros que tienen años que no leen un libro, y desafortunadamente es la realidad.

Pero en lo que difiero un poco con otros comentarios , es al crear la lectura como una materia obligatoria. Cabe mencionar que en los Ensayos sobre Educación de Bertrand Rusell señala que:  "A nada conduce el enseñar literatura a pequeños que a mayores, el que aprendan las fechas de los autores, los nombres de sus obras, etc. Lo que se puede hallar en un manual no tiene valor, lo que si lo tiene e, es familiarizarse con algunos trozos de buena literatura de modo que tal familiaridad influya no sólo al estilo, sino al pensamiento."

Sería más importante inculcar la lectura por gusto y no por obligación, aunque reconozco que ésto es un gran reto, pero entre todos podemos lograrlo.

Definitivamente los que leemos lo hacemos por gusto, un gusto adquirido, recuerdo aún los primeros libros que leí: El Zarco y Viaje al centro de la tierra, el primero una tarea escolar, el segundo un obsequio de un señor del que ya hasta su nombre he olvidado. Estoy convencido de que la lectura tiene el poder de transformar el pensamiento y la vida de las personas. Sin embargo, sigue siendo para mí una incógnita el por qué a la mayoría no le gusta leer, quizá sea todo, el medio, la cultura, la situación económica, o quizá simplemente sea el hecho de que es más fácil sentarse frente al televisor y dejar de pensar.

Considero que el hábito de leer se contagia y se adquiere en la media que se tiene contacto con libros o cualquier otro portador de texto, claramente es lamentable las cifras que diferentes encuestas o estudios sobre el tema que solo demuestran la ignorancia en la que nos encontramos los Mexicanos al no haber adquirido el gusto por leer. En mi opinión considero que lo que se debería prohibir son diversos programas televisivos que influyen negativamente en la formación sobre todo de los niños y en los hábitos de los adultos. Seria mejor implementar una ley que avale programas educativos que contribuyan a mejorar los índices de lectores mexicanos. Y la escuela juega un papel importante para contribuir a que los alumnos adquieran el habito de leer y leer por gusto!!!

Leer obligatoriamente por gusto claro que sí.

Al leer este blog puedo constatar que la lectura ¡ nos hará libres !. Dentro de todos los recursos que existen ahora para el fomento a la lectura, existe el programa de  IBBY México en el cuál existimos madres lectoras por gusto, en  mi experiencia de dos años puede ver el crecimiento  que han tenido mis hijas; mi niña de 7 años  se considera una "niña come libros" ( por que leyó el libro "El increible niño come libros") e insita a su hermanita de 4 que ya esta leyendo a que lo haga; primero con una palabra, después una frase, una hoja y por ultimo un  libro y despues otro y otro.

Como lo dicen mis hijas ellas aprenden de los padres, cuando mi niña tenía 2 años y medio, estaba conmigo en los cursos para lectura en voz alta y me sorprendio que a sus tres años ella tomaba los lbros de la biblioteca para poder leerlos (claro que lo primero que hacía era imaginar lo que decia el libro)y despues su vocabulario crecio, cuando tú hablas con ella y te dice palabras que viene en los libros y te cita los libros o los personajes que dice dichas palabras.

Quiza me he emocionado mucho con estos avances, pero se que no todas las madres tienen el tiempo para hacer esta labor, pero si tu hijo se va a la cama con una pequeña lectura y además con tu voz ellos comprenden que esto es bueno y que les gusta hoy y que les gustará toda su vida.

Existen muchas cosas en contra de la lectura pero habemos muchos que estamos poniendo nuestro granito de arena y el chiste es no dejar de hacerlo para que podamos llenar esa playa que hoy está un poco desierta. Me ustará que los maestros dieran puntos extra ó algún aliciente por que sus alumnos lean algun libro, o bien vayan a las bibliotecas ó ferias del libro a escuchar lecturas, les juro que esto ha cambiado mi vida y se que cambiara la de todos los que decidan tomar este reto aunqué solo por saber que se siente.    Viva la lectura.

Penosos los resultados de la encuesta, y definitivamente comparo mi opinión con el autor, es necesario que maestro, padres de familia, abuelos, hermanos y personal de la bibliotecas apoyemos a los pequeños nuevos lectores, esto repercutirá en los resultados de futuras encuestas. Mi experiencia en el fomento a la lectura es que desde muy pequeña mi hermana me llevaba a las FILIJ  (Feria Internacional del Libro infantil y juvenil), en una de esas tantas visitas, recuerdo muy bien cómo me compraron un libro que recuerdo con mucho cariño, "Policías y Ladrones" que edita SM El barco de vapor, el cual me fue firmado por algún escritor que presentaba su libro y autografiaba los que eran comprados, yo emocionada me abalancé sobre la mesa que ocupaba dicho escritos y recuerdo que me miro y me dijo: ~Este no es mi libro pero te lo firmo.~, muy feliz salí de la fila; en la guarda de dicho libro venia la leyenda de:  “Come frutas y Libros” , no entendí absolutamente nada, pero salí llena de felicidad por mi compa.  

Creo que esas son las experiencias que marcan nuestras vidas como lectores y que nos vemos influenciados (para bien) en esta actividad tan nutritiva, como bien me lo indico el escritor en ese momento. Agradezco ese momento infinitamente pues marco mi vida y me genero una gran inquietud, el preguntarme cosas y buscar yo misma las respuestas y no satisfecha, ponerlo en práctica. Ahora como estudiante de la carrera de Bibliotecologia  en la UNAM, espero retribuir a las personas que marcaron mi camino y hacer que otros pequeños comprendan que los libros nos abren muchos mundos por conocer y ayudar a que no solo el país esté mejor si no que día a día el mundo cambie para bien y ser conscientes del papel que ellos juegan en vista al futuro. 

He leído el artículo, me ha parecido muy interesante la manera de abortar el tema, es una situación latente y urgente el forjar una cultura lectora, acabo de leer otro artículo titulado el lenguaje y la imaginación, en donde mencionan entre muchas cosas la importancia de la lectura en los pequeños digo como principio para adquirir esta cultura de leer no por obligatoriedad sino por diversión, así es, la lectura no esta reñida con el juego y tampoco con las nuevas tecnologías de la informacion y comunicación, es importante abrirle la puerta a la imaginación inherente al ser humano y hacer de la lectura una verdadera oportunidad de transformar y aprender. Soy maestra de Primaria y aunque no todo ha sido color de rosa en esta materia si he tenido muchas satisfacciones, es posible lograr en los alumnos el gusto por la lectura, y hacer de nuestras aulas, espacios para los libros, que nos muestren lo fascinante de la cultura, la historia, la geografía, las matemáticas.

Se han hecho diversos intentos para fomentar la lectura; sin embargo no ha sido suficiente. en este artículo se habla de la obligatoriedad a través de una serie de autores modernos que atraigan a las multitudes de lectores juveniles mediante una organización medida en tiempos, espacios y normas.

 

Considero que es un problema latente, y si le sumamos que estamos en una era digital, la era Gutenberg se ha transformado; por lo tanto, es necesario que ante estas nuevas generaciones donde la tecnología esta cada véz más presenta en lo cotidiano. es fundamental reorganizar y diseñar lecturas digitales ofreciendo a los lectores experiencias singulares y para ello, las librerías físicas dependen de la digitalización de la mayoría de los servicios que puedan ofrecer actualmente a los lectores; por ejemplo, lecturas gratuitas de libros electrónicos en las librerías físicas par ofrecer la posibilidad de comprar la versión digital y que en las bibliotecas y en casa se dieran este tipo de estrategias y otras más que pueden surgir hacia el fomento a la lectura

El Homo Sapiens paso al Homo videns, el destino nos alcanzo y la lectura de ha transformado.

Personalmente el gusto por la lectura lo adquirí yo sola. Recuerdo que tendría más o menos 17 ó 18 años de edad, cuando empecé a aficionarme a ésta, y había noches que las pasaba en vela porque no podía dejar de leer. Me sentía transportada a ese mundo fantástico de la lectura, era la protagonista, la heroína del cuento, sufría y lloraba o era feliz y reía si de eso de trataba, realmente "vivía" esos relatos. Desde luego que le heredé el gusto a mi hija, pues casi todas las noches le leía algún cuento infantil y estoy segura que ella hará lo mismo con sus hijos.

Independientemente de que nos llegue o no el gusto por la lectura, considero que es una buena propuesta la de instituir una materia que "obligue" a los estudiantes a leer y comentar o debatir libros apropiados que ayuden a mejorar la ortografía, la expresión oral y escrita, estimular la imaginación y sobre todo a ser mejores personas.

Los resultados de la encuesta son preocupantes, es verdad que ahora hay mayor difusión, campañas, eventos como las ferias del libro, ediciones económicas etc. y no solo no se ha logrado el objetivo, los mexicanos estamos leyendo menos; sería interesante y necesario conocer mas detalles de estas estadísticas, los factores nos darán un panorama más amplio del porqué va disminuyendo un hábito de tal importancia en nuestro país, aunque sin duda la economía, la TV, el ejemplo que damos los padres son causas evidentes.

Al leer el comentario acerca de la lectura, recuerdo mis años de escuela donde mi profesora nos hacia leer del libro de español lecturas de impresion de la SEP (que por cierto tenian muy buenas lecturas que te hacian interesarte en ellas), lo haciamos a veces en voz alta para corregirnos diccion, entonacion, y puntuación, para mi era muy gratificante esa hora diaria que leiamos, en mi casa mis padres no compraban libros para fomentar nuestra lectura. Y pienso que los padres somos los principales promotores para que nuestos hijos tomen el gusto de la lectura, mi hijo de tres años me pide todas las noches que le lea un cuento pero el tambien con su imaginacion y las imagenes del libro me lee todas las noches. No es cuestion del Gobierno, o de los Maestros que nuestros hijos no lean es voluntad de ellos y de nosotros para fomentar un habito que con el tiempo tendremos beneficios.

Siempre es agradable imaginar, un mundo diferente al que vivimos.  Yo estoy de acuerdo en que la ciencia y la tecnología, son un arma de doble filo; así como, nos han traído grandes beneficios, nos han dejado daños.  La gente ya casi no realiza actividades de verdadero beneficio, por atender un teléfono celular, un televisor, redes sociales, etc.  Aún así, de uno en uno, debemos luchar por hacer que la lectura, lejos de ser por obligación; sea por gusto.  Hace poco me invitaron a liberar un libro el 20 de junio del presente año, desde el lugar donde me encuentre, invitando al afortunado en encontrarlo, a liberarlo nuevamente, el siguiente año, en el mismo día y mes.  Yo voy a liberar un libro; con paciencia y ahínco se logran las cosas...

Desgraciadamente esto es una realidad, a la mayoria de la comunidad no le interesa leer. Yo creo que debemos de poner un granito todos en cada una de nuestras posturas, ya sea como padres de familia o como maestros, pero debe ser desde la niñez para que este gusto se convierta en habito, pues si les enseñamos a nuestros hijos a disfrutar la lectura, los niños seran unos jovenes y adultos lectores.

En las escuelas de nivel básico muy de vez en cuando los profesores les leen a sus alumnos (y eso cuando deben de entregar algun reporte), pero esa vez que les leen se los hacen tedioso y aburrido, pues el maestro les transmite que no estan leyendo por gusto sino por cumplir con un reporte. Tal vez si el maestro les leyera y despues comenzara un debate sobre esta lectura los alumnos se animarian más.

Para logarar una comunidad de lectores debemos de comezar desde la base.

 

Hola, estoy  segura que practicar la lectura es la forma más importante de documentarnos, indudablemente con la práctica de la misma podemos desarrollar la capacidad de comprensión de textos, enriquecer nuestro lenguaje, leer una gran cantidad de textos en poco tiempo, entre tantas cosas más.

En mi familia lucho por que se retome la costumbre de este importante hábito, estudiando un pequeño texto con los niños y en relación al tema, intercambiamos comentarios, compartiendo algunas ideas, pues  si lo hacemos a diario es más fácil que veamos resultados, en ellos es donde está la esperanza de cambiar el rumbo de nuestro futuro en todos los ámbitos de nuestra vida. sería bueno preguntarnos ¿que estamos haciendo para lograrlo?

Gracias por sus sugerencias, su mensaje es muy claro. "saludos cordiales."

 

La letras lo único que hacen es forma mejores personas y eso acá en México nos hace mucha falta.

Las letras los único que dejan es la formación de mejores personas y eso, acá en México es algo que mucha falta nos hace.

Sabes yo tengo una teoría y es que desde mi punto de vista mucho tiene que ver con la preparación académica que tengas, es decir; yo hice una carrera técnica inmediatamente egresando de la secundaria y sabes que te saturan de tanta y tanta información y tarea que por difícil de creer no te queda ni ganas ni tiempo para una lectura ajena a tu carrera, aunado a esto hoy día te facilitan la Prepa o el bachillerato en un solo examen con una previa capacitación de tres meses aproximadamente y esto creo yo que contribuye al gran desinterés por la lectura. Sin embargo pude ver como m hermana que sí cursó su bachillerato escolarizado tenía una materia donde la exhortaban a leer tales como literatura, filosofía y ética por decir algunos esto fomentó en ella el interés por la lectura y al verla como disfrutaba las lecturas me contagio su hábito por la lectura claro que esto sucedió a lo largo de varios años.

Pienso que no hay nada mas placentero que leer un libro, ya que la lectura ayuda a desarrollar la imaginación, cultiva e instruye.

Paulo Freire afirma que "la lectura del mundo precede siempre a la lectura de la palabra y la lectura de ésta implica siempre la continuidad de la primera" por tanto la lectura va unida a las necesidades y placeres de la realidad porque quienes deseamos intervenir en la vida, necesitamos conocer su mundo y el mundo de otros a traves de las letras..

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación