Dos visiones del 68

El año de 1968 nos ha dejado dos herencias: la derrota y la transición. Ya sé que afirmar que el movimiento de 1968 significó una derrota irritará a algunos. José Revueltas dijo que la experiencia fue altamente positiva, aunque inmediatamente agregó: “a condición de que sepamos teorizar el fenómeno” (México 68: juventud y revolución, p. 21). Pero la teoría en la que pensaba Revueltas no salvó al movimiento estudiantil, que fue concebido por él como la representación política de un proletariado (temporalmente) ausente. Durante muchos años no pocos sesentaiocheros se han negado a admitir la derrota. Haciendo toda clase de malabarismos leninistas o maoístas, la memoria del 68 fue transformada en una épica gloriosa que había retrocedido sólo transitoriamente para buscar nuevos cauces revolucionarios. Esos nuevos cauces desembocaron, desgraciadamente, en una guerra sucia que enfrentó a guerrilleros duros y dogmáticos con una represión cruel y con frecuencia ilegal. En esta segunda vuelta de tuerca los aguerrillados herederos del 68 volvieron a perder.

Por otro lado, hubo una crítica marxista dogmática al movimiento estudiantil que reaccionó contra las nuevas ideas. Acaso el ejemplo más extremo de esta posición fue el máximo dirigente del Partido Popular Socialista, Vicente Lombardo Toledano, quien publicó precisamente el 1° de octubre de 1968 un folleto titulado La juventud en el mundo y en México. A sus 74 años de edad el dirigente de izquierda más conocido del país, que había dedicado su vida a fortalecer el Estado institucional revolucionario, sintió la necesidad de aleccionar a la juventud. Criticó ásperamente a los jóvenes que “diciéndose reformadores del marxismo para calumniarlo” buscan desencadenar una nueva revolución y abrir paso a una nueva izquierda “por un camino que no es el del marxismo-leninismo”. Aquellos jóvenes, como sus compañeros en muchas otras partes del mundo, buscaban con imaginación creadora nuevos caminos para el socialismo: pero Lombardo –y con él un gran sector de la izquierda cobijada bajo las alas del nacionalismo autoritario– no fue capaz de entender la rebeldía de los estudiantes. Al día siguiente de la publicación del folleto de Lombardo contra el movimiento estudiantil, miles de jóvenes se reunieron en Tlatelolco, donde fueron reprimidos duramente por el ejército, en un acto de barbarie que dejó un rescoldo de amargura en lo más profundo del sistema político mexicano. Los jóvenes, por supuesto, no escucharon a Lombardo. Él tampoco quiso dejarse “deslumbrar por las palabras sonoras ni por las frases brillantes y audaces” de los “ideólogos de la nueva revolución”. Seis semanas después de la masacre de Tlatelolco, Vicente Lombardo Toledano falleció –en olor a santidad leninista– sin haber querido comprender que los gritos de los jóvenes estudiantes no eran “una provocación antinacional”.

Desde la cárcel, en contraste, la gran estatura intelectual y la inteligencia de José Revueltas lo convirtieron en un ejemplo de honestidad política. En la prisión, Revueltas estaba convencido de que la represión de 1968 tendría la misma función histórica que la matanza de los obreros de Río Blanco en enero de 1907: daría paso a la revolución. La eficacia represora en Río Blanco –dijo– fue circunstancial, ilusoria y fugaz. Igualmente, la violencia mortífera en Tlatelolco sería efímera y ciega. La ceguera del gobierno represor denotaba –según Revueltas– que estaba derrotado, como ocurría en la antigüedad cuando se creía que los dioses cegaban primero a quienes habían destinado a la perdición. La historia habría acelerado sus ritmos y la nueva revolución se acercaba.

Pero la revolución no llegó. Y tuvieron que pasar más de treinta años para que llegara la democracia. Los gobernantes, pese a su ceguera, continuaron trastabillando por el camino durante mucho tiempo. La eficacia feroz de la represión de Tlatelolco no logró impedir que las mismas heridas de la derrota recibiesen las semillas de una lenta transición política. El sistema autoritario estaba herido, pero el proceso de putrefacción política duró veinte años. Las elecciones presidenciales de 1988 mostraron que el autoritarismo estaba agonizando: el sistema se había resquebrajado, el priismo se había dividido y la mayoría de los mexicanos votó a favor de la nueva alternativa representada por Cuauhtémoc Cárdenas. El fraude electoral –endémico en México– negó el triunfo a la izquierda. Hubo que esperar otros doce años para que el país entrase de lleno en una fase democrática. Aunque en el año 2000 gana la derecha, las causas remotas de la transición se hallan en el lejano movimiento estudiantil de izquierda.

Comentar ›

Comentarios (46)

Mostrando 46 comentarios.

De a cuerdo con lo que dice Bartra, desgraciadamente algunos como es el caso de GLORIA VÁZQUEZ dejan mucho que desear, mujeres que en los espacios electrónicos escriben con un discurso elocuente, progresista y de izquierda pero en la vida real sus acciones son los de un retrógrada, reaccionaria e intolerante.
Gloria: la mejor forma de honrar la memoria de aquellas personas que ofrendaron su vida por la democracia, la igualdad, los derechos laborales, civiles y políticos es actuando congruentemente y no con nepotismo, corrupción, explotación, humillaciones. Es no cobrar a la agente por trabajar, no gritarles “pendejo” a tus subalternos y no meter familiares como es el caso de LUIS VÁZQUEZ RANGEL con sueldos extremadamente altos.
Lindas palabras plasmadas en esta página, completamente opuesto a los hechos.
Saludos

Democracia?, transiciòn?, alternancia comentaria, en donde los grandes puestos y las mismas formas de gobernar continuan en nuestro paìs.Considero al movimiento del 68 mas como creador de alternativas culturales de inteligencias que otras cuestiones.

NO SE MUCHO DE POLITICA , LO QUE SI SE ES QUE SE DEBE DE REPETAR LA VIDA DE LOS DEMAS, PORQUE TODOS SOMOS PARTE DE UNA FAMILIA, Y A NADIE LE GUSTARIA PERDER A SUS SERES QUERIDOS O SUS AMIGOS,ESPERO QUE DIOS NOS HAGA MAS HUMANOS PORQUE , PARECE QUE NO LO SOMOS, ANTES SE DECIA QUE EL SER HUMANO ERA EL UNICO ANIMAL PENSANTE, AHORA LOS ANIMALES, RESPETAN MAS SUS VIDAS, Y SU HABITAT, APRENDAMOS UN POCO DE ELLOS, PORQUE SERIA UNA PENA QUE ELLAS APRENDIERAN LO QUE NOSOTROS HACEMOS.
AGRADEZCO SU ESPACIO Y SU ATENCION.
GRACIAS

NO SE MUCHO DE POLITICA , LO QUE SI SE ES QUE SE DEBE DE REPETAR LA VIDA DE LOS DEMAS, PORQUE TODOS SOMOS PARTE DE UNA FAMILIA, Y A NADIE LE GUSTARIA PERDER A SUS SERES QUERIDOS O SUS AMIGOS,ESPERO QUE DIOS NOS HAGA MAS HUMANOS PORQUE , PARECE QUE NO LO SOMOS, ANTES SE DECIA QUE EL SER HUMANO ERA EL UNICO ANIMAL PENSANTE, AHORA LOS ANIMALES, RESPETAN MAS SUS VIDAS, Y SU HABITAT, APRENDAMOS UN POCO DE ELLOS, PORQUE SERIA UNA PENA QUE ELLAS APRENDIERAN LO QUE NOSOTROS HACEMOS.
AGRADEZCO SU ESPACIO Y SU ATENCION.
GRACIAS

Yo creo que comentar un hecho historico siempre tendera a dividir ideologias.. sobretodo porque como dicen.. cada quien habla de como le fue en la feria.. yo no vivi aquel suceso historico del 2 de octubre, pero al menos me he preocupado por leer y conocer desde varios puntos de vista.. he leido a varios de sus lideres, en especial a guevara niebla asi como a gonzales de alba..yo creo que si sembro al menos la semilla para querer un mexico diferente.. porque digamos que el 68 fue el punto culmen de un gobierno podrido y carente de etica.... de ahi siguio otro periodo tristemente recordado con otra matanza.. .y de ahi siguio un tercer periodo donde el compadrazgo y el trafico de influencias ( las mejores banderas del priismo) ademas de la violencia a todo el que se pusiera en contra de tan tremendos ideales..osea en resumen.. el mov del 68 sirvio para resaltar la carencia al gobernar de un partido que esta podrido y que ningun mienbro asi sea a nivel local se salva de la quema... nos sirvio para abrir los ojos y ver de que era capaz dicho partido.. y aunque todavia seguimos "votando" por el mismo.. ahora esta sumido en una herencia de ausentismo en puestos importantes gracias a todos esos sucesos historicos.. la historia no es una coincidencia.. es algo que se vive y cambia para bien o para mal el camino de la vida.. el que no conoce su historia esta condenado a repetirla .. por lo mismo habria que tener respeto a un suceso como el 2 de octubre.. qu esi bien no logro un cambio radical al instante.. dejo sembrada una semilla para al menos preocuparnos por pensar y sobretodo valentia para oponernos a cualquier tipo de regimen anarquista y autoritario ... no volvamos a votar por un partido que lo unico que sabe hacer es quitarle el dinero al pueblo y darselo a los familiares del partido.. en todos los partidos existe cierto.. pero en el pri es una de sus principales caracterisiticas.. es mas es un punto obligatorio para ser miembro del partido.. si eres priista debes tranzar a toda costa y llegar al poder sin importar a quien pises asi sea de tu familia..

Al parecer el movimiento del 68 solo a sido un excusa para agrandar el miedo y tirarnos a la irónica paz del miedo, nadie parece haber oído los gritos de hijos, hermanos, padres al buscar cambiar una democracia podrida que al parecer todavía y desde el principio de nuestra historia atañe a la decadencia misma del mexicano promedio perdido entre información mediática que solo lo lleva a creer que las cosas están bien. Vaya que al parecer aun ahora los que parecen tener que mediar entre las leyes y el pueblo ahora están por encima de ello, creando leyes para apoyar aun más el robo y la decadente y raquítica idea que se tiene de democracia, y utilizando los medios para hacer voltear al pueblo a su propia ingenuidad

Al parecer el movimiento del 68 solo a sido un esuza para agrandar el miedo y tirarnos a la ironica paz del miedo, nadi parece haber oido los girtos de hijos,hermanos,padres al buscar cambiar una democracia podrida que al parecer todavia y desde el principio de nuestra historia atañe a la decadencia misma del mexicano promedio perdido entre informacion mediatica que solo lo lleva a creer que las cosas estan bien. Vaya que al parecer aun ahora los que parecen tener que mediar entre las leyes y el pueblo ahora estan por encima de ello, creando leyes para apoyar aun mas el robo y la decadente y raquitica idea que se tiene de democracia, y utilizando los medios para hacr voltear al pueblo a su propia injenuidad

Calavera Política escrita en 1996 en recuerdo del movimiento de 1968, por quien fue uno de sus protagonistas y sobrevivientes nacionales.

PORQUE LUCHAMOS !!

Como bien afortunados,
Nacimos en los 40’s.
Y seriamos ciudadanos,
En los gloriosos 60’s.

Se nos inculcó el respeto
Y el amor a la verdad,
La justicia y el derecho,
Y la humana dignidad.

La reflexión personal,
Y el hábito del libre exámen,
La conciencia individual,
Justicia y solidaridad sociales.

Cuando la guerra termina,
Nuestro país ya avanzaba,
Pero ya se presentía,
La revolución truncada.

Reparto agrario fingido,
Caciquismo galopante,
Los ideales campesinos,
Traicionados al instante

Contrato social truncado,
Y prestaciones denegadas,
Un sufragio no efectivo,
Y elecciones simuladas.

Era el caldo de cultivo,
Para la nueva azonada,
Eran muchos los testigos,
De la causa traicionada.

Y con la revolución Cubana,
Resurge la rebeldía,
toda América se cimbra,
Con Fidel y el Ché de guías.

Se rebelan los Maestros,
Los doctores se amotinan,
La respuesta del gobierno,
Represióna y asesina.

Surge Demetrio Vallejo,
Con los ferrocarrileros,
Que arriesgando su pellejo,
Al sistema pone en cueros.

El campo es un explosivo,
Y López Mateos se ciega,
Mató a Ruben Jaramillo,
Reiniciando asi la guerra.

Los campesinos contestan,
con el asalto en Madera.
Y los Profes encabezan,
La demandas por la tierra.

La lucha nos contagiaba,
Y el gobierno asi lo quiso,
Con represión constestaba:
Haciendo presos políticos.

Así nace el movimiento,
Tiempos de lucha llegaban,
Julio del 68,
La juventud no fallaba.

Con la respuesta violenta
Que el sistema utilizaba,
Crecía y crecí la cuenta,
De la gente que luchaba.

Díaz Ordaz no toleraba,
Cuestionar la autoridad,
Y pretextó la olimpiada,
Para el crímen preparar.

“Libertad, presos políticos”,
“No a la disolución social”
“Unete pueblo”, era el grito,
Democracia, y nada más.

El movimiento avanzaba,
Se convertía en popular,
al sistema tambaleaba,
Su respuesta fué brutal.

El ejército de nuevo,
De verguenza se llenó,
Y contra el pueblo desarmado,
Su metralla disparó.

El sistema genocida,
Todas sus armas usó,
A miles quitó la vida,
Y a cientos presos tomó.

Aquí se marcó la linea,
Entre el mal y la razón,
La derecha es enemiga,
De toda revolución.

La historia no dá reversa,
El gobierno no entendió,
Y aunque hoy usa mil caretas,
Su sistema ya tronó.

Nacerá la democracia,
Y vendrá la transición,
Libetad y tolerancia,
Justicia y revolución.

2 de Octubre no se olvida,
esa es mi generación,
en el 68 inicia,
nuestro México de hoy.

Aprovecho, de manera casi subrepticia, este espacio para dirigirme al eminente R Bartra. Deseo en principio me envíe un correo al cual pueda hacerle llegar unas observaciones a su texto Antropología del Cerebro y comentar varias cuestiones al respecto. Si le parece bien, mi cooreo puede recibir la aceptación de mi modesta reflexión que dseo comparti.

Enrique Alvarez

Es evidente que un hecho historico como el movimiento estudiantil del 68 sea muy analizado y debatido, esto debido a muchos factores.
El proposito de los analistas e historiadores deberia de ser como insertar este hecho con la coyuntura politica actual, se modifico el sistema imperante en esa epoca,la apertura que existe actualmente en los ámbitos económico,politico y sociales, tiene su raiz en el movimiento o a hechos internacionales y nacionales mas recientes.
Claro no podemos dejar de mencionar que en el período de julio a octubre de 1968 el estado mexicano se cimbro, con ideas intelectualistas e izquierdoide, pero muchos de esos muchachos revolucionarios y soñadores terminaron insertados en el aparato estatal que tanto cuestionaron, considero que estye hecho deja como lección la imperiosa necesidad de generar mayores espacios de debate político en los jovenes, pero que producto de este anáñisis se vea reflejado en las politicas que en materia de desarrollo politico y social emanen de los diferentes niveles de gobierno, esto irremediablemente generará un país mas abierto y con un sector estudiantil representado y como base de la nación.

Comentario a Mònica Tapia.

Esperar que "hèroes" vengan a nuestro rescate es parte de esa enajencaiòn ideològica que aceptamos algunas mujeres sin chistar. Aceptas lo que escribe Gonzàlez de Alba como si la realidad fuese solamente unilateral. No eres la ùnica que forma su vision de lo que lee por ahi sin investigar. Critica, analiza diversas fuentes, asi construiras tu propia visiòn sobre cualquier hecho. estamos acostumbrados a que nos alimenten la conciencia historica con papillas ya masticadas. ya no somos unos lactantes, al menos empezemos con buscar nuestros alimentos sòlidos por nuestro pie, desconocer o no ser eruditos ya no es excusa posible, para emitir juicios desencantados.

Estimado José angel Gallardo Rangel, no necesitamos líderes que nos guíen y encabezen los movimientos que de manera legítima nos corresonde a nosotros los ciudadanos.

Saludos.

Le escribo un poco en shock y estupefacto por sus comentarios vertidos en el periodico MILENIO, el diagnostico es debido a que el musculo sigue todavia vivo, a pesar de todos los pesares y deseos de mucha gente. Ajena al PRD, ¿Sabe usted, cuanta gente apoya a AMLO?¿Usted cree que toda esa gente es del PRD?.
Yo pienso que no que mucha gente queremos un cambio profundo en nuestro pais y seguimos claros que AMLO es la persona que debe encabezar dicho movimiento.
Desafortunadamente no recuerdo alguna lectura en RADIO, TV o PERIODICO alguno en donde usted como un ERUDITO en la sociologia se haya manifestado en contra de la campaña del miedo. Si es asi le agradecere me lo haga saber.

En inserción anterior anoté lo que Gónzalez de Alba opinó en 1993 de la versión pentecostal (“tonterías y mentiras”) y del “entequilado, simpático y no tan lúcido” Revueltas quien de guía fungió. Pues bien, mientras preparaba la inserción anterior, la de El Señor de las Moscas con materiales del propio Gonzalez de Alba que datan de 10 años (+ 1) y de 5 semanas, el mentado González de Alba hace nuevas confirmaciones y nuevas revelaciones. Hace 10 minutos:

Luis González de Alba, 5 noviembre 07, milenio.

“de otra parte estaba el área de Humanidades de la UNAM, donde maoístas, trotskistas, guevaristas y otros grupúsculos, además del proscrito Partido Comunista, veíamos en las movilizaciones una oportunidad que fue resumida "una noche de copas, una noche loca" por Pepe Revueltas en la casa donde nos reuníamos los marineros del Granma con una frase legendaria: "El ataque al cuartel Moncada fue poca cosa comparado con lo que estamos viviendo..."

Y se ocurre que esto tiene mucho que ver con eso otro que dijo él mismo en septiembre de 2003 en Letras Libres: “Así convencimos a un gobierno paranoico y autoritario de que estábamos planeando un golpe revolucionario”.

Cuando la brecha de credibilidad es tan grande, los hechos no importan.

REASON AND RHYME: Dos de Luis González de Alba sobre Moscas
Hace 10 años + 1. Nuestro Señor de las Moscas.
Hace 5 semanas. Seguimos Papando Moscas”.
Luis González de Alba, “Nuestro Señor de las Moscas”, La Jornada, 26-feb-96
La noche y las hogueras/ Todos hemos contribuido a viciar la atmósfera irrespirable que vivimos. A los jóvenes les enseñamos un lenguaje para encubrir fechorías y una noción, la del pobrismo, que todo lo justifica, hasta los asaltos, como los realizados por gente del Colegio de Bachilleres en la última marcha del 2 de octubre, marcha que avanzaba entre cordones tras los que corrían a refugiarse los asaltantes que, a pocos metros de mí, robaron una taquería en donde arrebataron a uno de los empleados su reloj. Poca gente más pobre que un taquero, pero los ladrones siguieron su camino al son de ``burgueses, huevones, por eso están panzones'', frase que derrocha inteligencia hace 27 años. La prensa fue, cuando menos, indulgente. No parecemos ver el abismo; la ideología ultraderechista que se oculta tras de ese antiautoritarismo que todo lo mete en un mismo saco, no lo mostramos a los jóvenes, no les enseñamos a pensar, a dudar con método. Les hemos enseñado religión y nuevos dogmas. El resultado estuvo a la vista, en el Zócalo, esa noche del 2 de octubre, en la liturgia enfebrecida y tribal del fuego: los camiones convertidos en hogueras y chocados contra el concreto para derribar el asta, las danzas entre las llamas y las columnas de humo, el aspecto adolescente, casi infantil, de los frenéticos muchachos de caras tiznadas, la noche y los aullidos de El Señor de las Moscas, todo lleva a pensar que, otra vez, la literatura fue más rica que la siempre trivial sociología y que sin distingo de colores ideológicos nos asomamos cada vez más peligrosamente a la oscuridad del corazón del hombre./

Seguimos papando moscas, Milenio, 2007/ octubre /14
En menos de un mes se han publicado grandes saltos hacia la próxima revolución informática… En México el problema principal es humano: carecemos del material humano dispuesto a seguir carreras de alta especialidad y de enorme esfuerzo. Hemos hecho estudiantes que exigen “pase automático”, exámenes facilones o, mejor aún, ninguno. Los libros son caros y no se les puede pedir que lean uno al semestre porque es demasiado. Y si está en inglés, ni hablar. Los empleados universitarios se oponen a recibir de los alumnos cuotas voluntarias, como no sean cantidades puramente formales. “Es que dan mal ejemplo los riquillos que quieren donar 500 pesos”.
Nuestras universidades públicas están atiborradas de inútiles en carreras donde se puede “echar rollo” en un examen: sociología, ciencias políticas, hasta psicología y economía. Gasto hecho basura, tiempo perdido, esperanzas frustradas. Carne de mítin mientras son jóvenes, rencor malsano cuando llegan a viejos…
Y luego salen pidiendo “pase automático al empleo”, a la vida, al seguro, a la pronta jubilación y al entierro porque sus trabajos les desagradan y desean abandonarlos cuanto antes. Y que luego sus hijos y nietos los mantengan con pensiones de jubilación que nunca acumularon con ahorro…
…Hemos arruinado una generación entera y estamos arruinando la siguiente con el vicio de la pereza mental y la autocompasión.
Mi generación, con su oratoria tan fácilmente repetible, es la culpable

1. Al 68, como al nopal, cada vez se le descubren nuevas propiedades.

La fundación de las universidades como la de Nayarit no se debe al movimiento de 1968. La Asamblea Nacional de Rectores en 1948 y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior en 1950 plantearon al país y al gobierno del país la necesidad de expandir el sistema de educación superior, diversificarlo, descentralizarlo, elevar su calidad, financiarlo sólidamente, alinearlo con las necesidades regionales y laborales, regularlo académicamente, preparar profesores y profesionalizarlos y reformar el tramo de bachillerato, para enfrentar una demanda que estaba por hacer explosión por el crecimiento poblacional, económico y urbano del país. No se avanzó mucho en los años 50. El proyecto fue echado a andar a principios de los años 60, con el apoyo gubernamental. Ya en 1965 se anunció oficialmente que en 1968 abriría una nueva universidad en el DF, asentada en tres campus: lo que sería la Autónoma Metropolitana. Contaría en ese año con 8 mil estudiantes, e iría creciendo progresivamente. No se abrió sino hasta 1974. Es decir, con retraso de varios años. Debido al 68.
El 68 lo que hizo fue matar la planificación en el resto del gobierno de Díaz Ordaz (que había ofrecido su apoyo económico “sin límite” a 35 días de la toma de posesión) y en todo el sexenio de Echeverría, quien se dedicó a soltar dinero a lo tonto y explosivamente, para levantar paredes sin construir escuelas. Su gobierno abandonó el proyecto de planificar, de hacer las cosas educativas bien. La planificación de la educación superior se retomó en el gobierno de López Portillo, luego de 10 años de remolino triturador.

El 68 lo que hizo fue torpedear y retrasar ese proceso institucional. El proyecto educativo del 68 se expresó en las demandas del movimiento de 1966, que demandó y conquistó lo que desde entonces define a la UNAM: el pase automático, la estancia perpetua en las escuelas profesionales, la congelación/impugnación de las cuotas, la dinamitación de los cánones académicos, la intromisión de intereses políticos externos, el ataque a la estructura constitutiva de la institución y la pretensión alumnocrática. Lo que hizo el 68 y lo subsecuente fue degradar al sistema de educación superior al remover, el “movimiento estudiantil”, los controles de calidad y disciplina (conductual e intelectual) y afectó así los intereses de los jóvenes durante generaciones. Las peores depredaciones vinieron en las universidades “democráticas”, en las que los grupos de presión internos y externos se apoderaron de las estructuras directivas y asaltaron los prepuestos valiéndose de la cobertura de los jóvenes a los que usaron.

2. En ese sentido cambiaron las luchas de los jóvenes al país. Liquidar el nivel académico y provocar le derrumbe institucional. Dice L González de Alba, presente en 1968 y 1966, que “a los jóvenes, no les enseñamos a pensar, a dudar con método. Les hemos enseñado religión y nuevos dogmas”. Dice también Luis Gónzález de Alba: “Desbielamos el motor del avance de los países: la educación”. ¿Así, desde la ignorancia, se crea “compromiso con los más desprotegidos? Dice también Luis Gónzález de Alba (en nexos, dic 05) que el 68, lejos de acelerar la apertura, permitió al sistema enconcharse más. Propugnábamos “La Revolución, con mayúscula y voz estremecida. Para los priístas esa palabra se aplicaba a la ocurrida de 1910. Para nosotros definía el futuro inmediato del proletariado que instalaría su dictadura niveladora. “(Sin que nadie lo observara) los entonces jóvenes dirigentes de la nueva izquierda y el 68 anticapitalista (le hicimos así)... una involuntaria aportación ideológica al viejo priísmo de país cerrado.... que tenía motivos históricos y sobre todo económicos para mantener al país aislado del mundo, impermeable a los vientos democratizadores y sordo a las críticas que nos definirían luego como la dictadura perfecta.”

EL 2 de Octubre de 1968 se conjugaron diferentes variantes como lo fue la influencia de los intereses estadounidenses dentro de la politica de mexico lo cual nos lleva a pensar que tan ciertas son las libertades de que gozamos, la supuesta tracendencia de la desicion tomada por Diaz Ordaz por medio de su titere adiestrado por la CIA,un movimiento estudiantil alejado de la razon, manipulado por la esperanza libertaria, un inocente grupo de soldados que solo justifica su estadia para hacer baya a los estudiantes pero sobre todo un pueblo que cruzo los brazos y prefirio cerrar los ojos y finguir que no paso nada

El 68, quisiera saber que es o que fue. En todas partes hay escenarios de individualismo, de
separación. ¿Qué fue? El mundo está loco con la idea de una democracia sin libertad. Solo se ha pensado en democracia cuando se quiere dar contenido a una forma de gobierno.No puedo expresarme´de otra manera con un movimiento carente de sentido en donde los jóvenes fumaban marihuana y por libro debajo de los brazos llevaban el Rojo de Mao. Los Jóvenes tenían ideas absolutas, actuaciones intolerantes, para ellos lo correcto era solamente su actuar, lo incorrecto el mundo, ¡que horrendos días! signos de un México en debacle permanente. Los jóvenes protestaban porque no podían quedarse en los dormitorios de las chicas después de la diez, y todo eso ¿qué? Era claro que se perseguían afanes sexuales, libertad sobre el sexo, todos menos cambio, al menos en un sentido diferente. ¿que dejo el 68?, ¿científicos?, ¿pensadores?, ¿políticos?. Solo la nada. Solo un montón de filósofos locos que de tanta palabra y cambiarle el sentido a las cosas han acabado por construir la nueva locura del mundo, no hay nada que decir. ¿existió el 68? dicen, ayer me lo dijo mi abuelo. ÚNICAMENTE CUANDO LAS COSAS MEJORAN HAY PROTESTAS.

Para las personas con poca o casi ninguna
cultura política como yo, es triste y
decepcionante ver que la única realidad
es que no hay héroes, no hay nadie que no
haya hecho algo o haga algo realmente en
beneficio de los demás, de manera desinte-
resada. Creo que si cada movimiento social
ha contribuído de casualidad a alguna mejo-
ra para el pueblo, ha sido solamente porque
algo tenía que dejar en consecuencia como
"por defáult". Qué mal que no seamos
capaces de unirnos de verdad para pedir
lo que necesitamos como pueblo, si lo
hiciéramos ni se necesitaría la violencia.

¡Cómo duele, no?! Ver que nuestra realidad
está cargada de mentiras, que nuestras
dizque luchas por los más necesitados,
desprotegidos, etc., son sólo una farsa y
que todos absolutamente todos solo vemos
para nuestro santo...
si lo hiciéramos como es debido, cada quien
haciendo lo que le toca, cuidando de su
familia y su entorno, leyendo, conociendo
sobre quienes elegimos para representarnos
como dirigentes de nuestra política, opo-
niéndonos todos juntos cuando algo no
nos parezca, conduciéndonos con honradez,
otra cosa sería, es así de simple.... y
sin embargo no lo hacemos.

Esta versión, o más bien lectura, de Bartra del movimiento de 1968 fue caracterizada hace no mucho tiempo en cartas de González de Alba publicadas en Letras Libres, (septiembre de 2003) como una babosada, una tontería. Es la “versión lánguida del 68", un mito mexicano más, de "los malos contra los buenos’". (Guevara Niebla también la considera “un mito”). En Nexos de septiembre de 1993 la expuso por vez primera; también está en Mentiras de mis Maestros y La Angustia de kepler. En Nexos habla también sobre Revueltas de gran estatura intelectual que creía que el par de centenares de activistas de izquierda y las otras bases que se unieron al movimiento eran… ¡el proletariado! (o un proxy del proletariado), versión antimarxista como la que más pero que aún, por lo visto, genera loores. Por cierto, el taller serigráfico del CGH que tiene tomado el auditorio Che Guevara ha condensado la posición de Revueltas en calcomanías que vende a un peso, y en las que se lee: Autonomía, Autogestión, Anarquía.
Bartra convoca a la izquierda a subirse al carro de la razón y los argumentos y a dejar su añoranza del autoritarismo priísta, pero alimenta mitos y quema incienso.
LGA "Durante 25 años hemos venido dando una explicación casi religiosa: porque el Espíritu Santo de la conciencia social descendió súbitamente sobre los estudiantes en renovado Pentecostés y éstos hicieron suyas las demandas de la sociedad. Mentira. Los estudiantes entonces, como ahora, éramos una clase privilegiada. La pasábamos bien. Mucho más los alumnos de universidades privadas que, con todo, entraron a la huelga. Y salvo los que son tocados por la gracia, nadie deja sus comodidades para socorrer al desvalido, excepto, quizá, para repartir las migajas del servicio social que la inmensa mayoría trata de evitar. Falso que una voz nos dijera "abandona todo y sígueme", para de esa manera convertirnos en los cauces del descontento social, descontento del que no éramos parte, pero que encabezaríamos, según esta religión, como profetas de los oprimidos. Tontería y mentiras repetidas por todos nosotros durante un cuarto de siglo.
Entonces la izquierda, esto es unos treinta miembros de grupos políticos pertenecientes a las facultades de Filosofía y Letras, Economía y Ciencias Políticas, más algún otro desbalagado, integramos el Bloque Socialista, bajo la guía teórica de José Revueltas. Una noche nos dijo el muy simpático y no tan lúcido Pepe, que la Revolución cubana había comenzado con mucho menos. De allí por supuesto nos fuimos a Paracho a comprar unas metralletas calibre 22 y de resorte. Mientras revisaba una de aquellas "anchetas", como las llamaba Pepe, saltó un resorte que nunca le logré colocar y así de las tres anchetas quedaron dos que nunca aprendimos a usar. Para seguir con nuestra línea cubana, era preciso incorporar a obreros y campesinos, pues nunca se había visto una revolución sin ellos. Así que el Bloque Socialista preparó, bajo la dirección de Carlos Sevilla, una larga lista de demandas que debían enarbolar, a juicio de Carlos y Pepe Revueltas, nuestros futuros socios proletarios. José Revueltas a su vez produjo un largo y confuso ensayo sobre algo que llamaba la "democracia cognoscitiva", que era otro de nuestros regalos a los obreros. Una noche intentó leérselo al CNH y fue bajado a silbidos: nadie sabía quién carajos era ese viejillo, a pesar del nombre que a otros nos conmocionaba, ni de qué hablaba. Las demandas que nosotros les habíamos preparado a los obreros (pues éramos su conciencia crítica), debíamos presentárselas en un acto que no podría ser una manifestación al zócalo, pues esto era caer en el presidencialismo y el centralismo que hace del zócalo un lugar importante, sino en barrios obreros, y así fue como llevamos al CNH la propuesta de varias manifestaciones simultáneas que confluyeran no recuerdo dónde. Algunos politécnicos, que deben ir al norte para llegar a sus escuelas, nos hicieron ver que habíamos señalado rutas que, si bien cruzaban lo que llamábamos románticamente barrios obreros, para llegar de uno a otro debían cruzar kilómetros y kilómetros... íde milpas! Las rutas eran creación de quienes no somos de la Ciudad de México y no habíamos pasado nunca más al norte de la Alameda, pero sabíamos que por allí había obreros. Desde entonces el autor de este escrito le perdió toda simpatía a Revueltas, que había sido el alma entequilada de aquella propuesta ridícula y ofensiva para quienes padecen sin romanticismo estudiantil su condición real de obreros, no de jovencitos bien, deslumbrados por un escritor famoso. En septiembre el ejército ocupó Ciudad Universitaria y las escuelas politécnicas ubicadas en el Casco de Santo Tomás…"

Aunque muchos intelectuales de izquierda pretendan darle otra dimensión al los tristes eventos del 68, lo cierto es que para la mayoría de los mexicanos, en Sonora, Nuevo Leon, Yucatán, y a todo lo ancho y largo del país, el movimiento no tuvo absolutamente ningún eco democratico o social. Aquellos que dicen que participaron y sufrieron los sucesos del 68, se convirtieron en lacras del PRI, formaron partiditos dizque socialistas y comunistas péro que mas bien eran satelites del PRI que le hicieron el jueguito por muchos años contra el PAN, que fue por mucho tiempo la unica oposición a la dictadura de partido del PRI.
Fueron los muchos años que lucho el PAN primero, y después junto al PRD, lo que a la postre traeria la democracia a nuestro pais y ahora el PAN ha obtenido la presidencia por segunda vez y se apresta a seguir definiendo el rumbo de nuestro país. Eso es lo que la izquierda no puede ni quiere entender. Que fueron la mayoría de los mexicanos que nunca comulgaron con el comunismo ni el socialismo ni stalin ni lenin los que definieron el rumbo de este país. Y lo seguiremos haciendo.
El 68 fue una broma trágica de un movimiento sin representación alguna en la población. Un movimiento de pobres gentes manipuladas por una ideología que termino en la basura junto con la extinta union sovietica y sus lenins, stalins y demas, todos ellos terminaron en el basurero de la historia.
Así ha sido la historia de la izquierda Mexicana siempre, llegaron tarde. Inclusive ahora que gobiernan la Ciudad de México y tienen posibilidades de llegar a la presidencia, es demasiado tarde para imponernos su visión estatista y demagoga al resto del país. Inclusive con líderes mesiánicos que se creen herederos de Juárez y Zapata, y con derecho divino para comandar los destinos de nuestra nación, no llegan a obtener mas de un tercio de los votos en todo el pais.
Ojala que la izquierda en nuestro pais ya ponga ese estupido recuerdo y deje de darse aires de martires y se modernize deshaciendose de toda esa basura del che y del 68 y de Fidel y Chavez, y Stalin y demas experimentos estupidos y se vuelva una verdadera opcion social demócrata.

En el movimiento estudiantil del 68 no solo se perdieron vidas inocentes de jovenes idealistas sino contribuyo para que las generaciones que le iguen ceearan a ellos como los martires de una guerra que no inicio y para que la misma juventud de hoy tengo una ideologia propia de afrontar las cosas .

''A Los mutilados el 2 de octubre se les recordara siempre, pues son nuestros heroes de guerre''

Y con esto se les da el apoyo de la juventud actual, tienen el apoyo de los jovenes que quieren salir adelante por una patria lejos de la dependencia de algunos pocos

Lo ocurrido en el 68 y en particular el 2 de Octubre, ciertamente contribuyó a un cambio en la manera de ejercer el poder en el país; también en la ciudadanía.
Quienes guardan alguna liga (personal, generacional, política, ideológica, psicológica,regional, de identidad, etc.) con el día o el año, tienden a dimensionarlo de cierta manera. Pero quienes no se sienten identificados declaran la justa dimensión del asunto en el extremo contrario.
La primera de las posturas está próxima, en mayor o menor medida, a la consideración de que se trata de acontecimientos que por sí mismos cambiaron al país radicalmente (para bien).Los del polo opuesto están cercanos a la idea de que se trata de algo intrascendente y meramente simbólico. Y son los que tienden a sostener que nada ha pasado y que todo sigue igual, además de que los muertos y manifestantes del 2 de Octubre eran sólo unos cuantos desorientados con muy mala fortuna (de los que otros sacaron -y sacan raja-).

Como es natural y nada novedoso, lo más preciso está en el medio: lo acontecido ese año en el país, y en el mundo, tiene su parte en lo que se vive actualmente para bien y para mal; y como todo, su trascendencia depende de los que vivimos el presente más allá del hecho mismo.

Considero importante, que no obstante nuestro reconocimiento al movimiento (si es que así puede llamársele), hay ciertos avances en el país que la ciudadanía debe reconocer, pues distintas generaciones aportaron su cuota y muchos de ellos se fueron sin saberlo.

Negarlos, es anular nuestros logros como sociedad civil, y no asumir compromisos con nuestro presente y futuro. Ahora tenemos mayor libertad, al fin contamos con el sufragio efectivo; vivimos una división de poderes inédita en casi 70 años y además podemos fiscalizar las acciones del gobierno -particularmente el federal- como nunca en la historia.

Desconocer todo esto es injusto para aquellos que tomaron riesgos (en cualquier medida) para que fuera posible. Por otro lado, tenerlo presente implica atender a la interpelación de aquellos que nos precedieron y con los que estamos en deuda, la cual sólo puede pagarse a través de la acción constructiva y elevando la factura del esfuerzo y dedicación para las generaciones venideras.

Sin importar nuestras ideologías, no rehuyamos a cumplir con nuestra parte, cualquiera que consideremos que esta sea.

Saludos

Gabriel Glz

Es innegable que el movimiento del 68 marcó la historia de México, al igual que la Guerra Sucia , el EZLN, todos esos movimientos y el de los mèdicos, el de los copreros, ferrocarrileros, obreros, demuestan que en nuestro país y a pesar de las elecciones y de la supuesta democracia y sus custodios partidistas,mucho sigues estando mal. Por eso es importante no olvidar todos esso movimientos, que valga la pena su muerte, ni importa que como dice Roger Bartra los estudiantes hayan perdido, perdieron la vida, pero el significado de tantas muertes es completamente vigente, recuerdan las atrocidades de los gobierno y la incapacidad de establecer comunicación con sus detractores, demuestra también que el poder sigue buscando no perder el poder, incluso a costa de las vidas de cientos de personas...

Cierto, todo cierto, o por lo menos, razonablemente cierto, pero poner un hecho dentro de su contexto para entenderlo mejor no es lo mismo que minimizarlo, que creo que es lo que hace la mayoría de los que comentan, incluso alguno se atreve a decir que deberíamos de olvidarlo,que es "una muletilla y cliche histórico típico de la izquierda mexicana. ".

El 2 de Octubre no se olvida, no como el recuerdo de una masacre específica sino como un resumen simbólico de todas las masacres que han tenido y siguen teniendo lugar en nuestro país. No se olvida porque seguimos sin tener democracia, viviendo en un estado opresor y todo el resto de las 'verdaderas' muletas sociales que conocemos
tan bien. No se olvida porque todavía hoy tiene una significación social porque las demandas de entonces aun están vigentes y eso no hay que perderlo de vista al momento de "hacer crítica".

2 de octubre

39 años hace que el mundo se vio sacudido por diferentes movimientos sociales; 1968 pasó a la historia, y a la historiografía, como un parteaguas del siglo XX. Aquellos protagonistas del movimiento estudiantil se observan a sí mismos como productores de un cambio social importante, que bien a bien no entiendo cuál sea.
Una buena parte de la historiografía dice que el ’68 es ruptura en la historia de México. ¿En qué medida es ruptura? Algunos dicen que a partir de ahí el sistema político mexicano comenzó a democratizarse, que, posteriormente, durante el gobierno de Luis Echeverría, diversos sectores sociales, entre ellos los estudiantes, vivieron una época de integración al “sistema”. La generación siguiente a los protagonistas del ’68, es decir, los hijos de aquellos, se alimentó de una cultura seseintaiochera. El ’68 era referente político en el activismo estudiantil. La consigna era no olvidar el 2 de octubre. Y no se ha olvidado. Sin embargo, es bastante pertinente cuestionar, a casi 40 años, los supuestos cambios que el estado mexicano experimentó después de ese final de los años sesenta. ¿El estado mexicano es verdaderamente otro tras los acontecimientos de 1968? ¿Está sobredimensionado por el imaginario de la gente el movimiento estudiantil? ¿Cuáles son los cambios “tangibles” que realmente surgieron a partir del movimiento estudiantil? ¿Ha acabado el autoritarismo estatal o sólo el autoritarismo priista?
En lo personal creo que el movimiento estudiantil de 1968 está sobredimensionado y sobrevalorado (especialmente por los participantes de aquel movimiento); que la “democratización” del país aún no ha llegado (no llegó en el año 2000, a menos que se reduzca la democracia a la alternancia partidaria en el gobierno, que, insisto, sería bastante reductible), pero que efectivamente estamos en un momento de transición, que no comenzó en 1968, sino, entonces, una década antes, con los movimientos ferrocarrilero, médico y estudiantiles de provincia, y que aún no termina por definirse hacia donde va.

Héctor García Montiel

Los Despojos de la Lucha

Hace ya 39 años del acontecimiento atroz que dejo silenciada a la sociedad mexicana en su conjunto, era un día en el que todo estaba previsto excepto sangre en las banquetas y jóvenes desaparecidos.

La juventud mexicana ese día tendría un trato que nunca se había dado de forma masiva, la mayoría de los jóvenes se han acostumbrado a lo largo de muchas generaciones a ser vistos como bichos raros, personas con malos gustos, de lenguaje poco apropiado, pero muy difícilmente reciben el trato de el peor criminal buscado por la policía. Muchos muchachos idealistas y otros sin mucho que hacer, se dieron cita en la plaza de la tres culturas para proseguir con el movimiento que iba in crescendo.

Sin embargo aquí lo importante no es que tan involucrados estaban o no con el movimiento, o que tanto conocimiento tenían de la situación política del México de esa época y mucho menos si eran comunistas o no. Un Estado debe de ser el primero que actué con cordura e inteligencia; bien se sabe que dentro hay instituciones como el ejército, y muchas otras que prevén la justicia y el orden de los ciudadanos cada vez que el orden público se ve en peligro.

¿De verdad el orden público se veía tan alterado como para tomar una decisión tan extremista? Bien es cierto que los juegos Olímpicos estaban a la vuelta de la esquina y que la prensa internacional tenía sus reflectores puestos en nuestro país. “Eran las primeras Olimpiadas que se organizaban en una nación en vías de desarrollo”.
Sin embargo ¿qué poder veía el gobierno en los estudiantes para atacarlos de esa manera? En dado caso ¿no hubiera sido mejor atacar a los miembros del partido comunista y desmembrar el verdadero movimiento “revolucionario”? Inexistente en mi punto de vista.

Bien es sabido que la década de los sesenta estuvo envuelta en grandes cambios, nunca vistos y mucho menos esperados, la revolución femenina obligaba a las mujeres a quemar sus sostenes, los hippie daban indicios de sus primeras apariciones gracias a la guerra de Vietnam y su lema inolvidable, “haz el amor y no la guerra”, el hombre llega a la luna y la muerte de un guerrillero en Bolivia.

La Revolución Cubana influenciaba a un amplio sector mundial alimentando las esperanzas que el cambio era posible.

Pero en un sistema presidencial tan añejo y bien pulido como lo era el PRI de esos años hubiera sido imposible imaginar cualquier tipo de lucha social, había “carro completo” cualquier rincón donde quisiera esconderse estaba invadido por el partido oficial. La boletas de elección solo tenían un nombre y si eso no bastaba estaba el “dedazo” con lo cual se sellaban los siguientes seis años de gobierno del país. ¿Cuál fue la verdadera intención de matar por el ejército mexicano a estudiantes que no estaban armados, en una emboscada alevosa y desigual?

En dado caso de que se responda que el gobierno vio tambalear su poder y para salvaguardar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos, garantizar el orden y condiciones de paz para que se llevasen a cabo los juegos Olímpicos.

Es una tesis demasiado peligrosa El gobierno tuvo muchos cauces de distensión del movimiento, diálogo y negociaciones, no puede alegar que era necesaria la última medida tomada, ya que el movimiento del 68 no solo involucra el 2 de Octubre, es una serie de sucesos que desembocaron en ese día.

Desde un principio se enseño mano dura contra todo aquel que intentara el menos acto u discurso en contra del Gobierno, es decir de Gustavo Díaz Ordaz, bien se sabe que se fue en contra de un medio impreso por el solo hecho de confundir un pie de foto donde lo exhibía como un animal de zoológico.

Esa fue la línea marcada por Ordaz, cero tolerancia, cero sublevación el país tenía un presidente les gustara o no.

El 2 de Octubre pudo haberse evitado tres meses antes, tal vez no arrodillándose a las peticiones del pliego como tal, pero al menos mostrar más capacidad política. En fin eso no fue así y termino como termino. Si hablamos las cosas como son, el tiempo político que vivía México no daba para alimentar las ansias e ideales de gente progresista o de izquierda, eso era una utopía no había democracia. Solo gobierno incompetente y cavernícola.

Si yo hubiera sido atleta extranjero en el 68 se que me habría dado más miedo un presidente que usaba a la institución mas disciplinada y leal de un estado para matar a su propia gente que a los jóvenes universitarios que solo agredían con su palabra e ideales.

Ahora la pregunta inevitable es ¿cuál fue el resultado u indicio de éxito que se ganara gracias a la muerte, sangre y gritos de todos los asesinados y desaparecidos?, ¿En verdad aportaron algo con su lucha para la construcción de un camino hacía la democracia?, ¿La sociedad mexicana reacciono de manera positiva ante tal crimen?, ¿La sociedad mexicana tuvo un crecimiento para el bien del país?, ¿El gobierno mostró más madurez y justicia después del 2 de Octubre?

Esas preguntas son muy difíciles de contestar, algunos dirán que indudablemente esos jóvenes fueron el parte aguas de la consolidación democrática, que sin ellos la sociedad mexicana se hubiera visto envuelta hasta nuestros días en un letargo mental.

Yo discrepo de todas estas ilusiones. La democracia en México no pudo existir después del 2 de Octubre, por la simple razón de que nuestra democracia jamás ha existido, porque México no tiene esa palabra en su vocabulario, ¿cómo podemos aplicar algo que no entendemos?

Es muy cruel escribir esto, pero seria peor vivir con la ilusión de que México por fin tiene democracia, y mucho menos afirmar que fue gracias a la sangre de estos muchachos lo que nos llevo hasta aquí como sociedad, eso es una simple propagación de la historia oficial, que arrepentida de su crimen con complicidad de una sociedad incapaz de defender a los suyos la única forma de redimirlos es dándoles un reconocimiento inverosímil y la calidad de mártires democráticos. (De manera sarcástica y con ánimos de humor negro, podría afirmar que estos mismos muchachos se volverían a dejar balacear si pudieran ser testigos de lo irrisorio del avance democrático, donde lo único que celebrar es que el partido que los asesino perdió el poder 32 años después y paso a manos de un presidente que dejo mucho que desear).

Lo único que podría confirmar una justa aplicación de la ley seria al menos que el ex presidente Echeverría fuera juzgado sin paternalismos, pero esa oportunidad esta casi perdida, se ira a la tumba libre de pecado, a un limbo sin balas ni acusaciones. Oropeza del Estado Mayor Presidencial de 68 también es tratado como un ciudadano libre, Barragán de igual forma, y todos aquellos implicados en la matanza desde presidente y militares y dirigentes traicioneros hasta el día de hoy no han sido juzgados, después de todo eran simples estudiantes los del 68, no se perdió gran cosa, y mucho menos se gano alguna otra.

Los excesos de poder son un sello el estado mexicano, para un ciudadano, no importa cuanto grites, el resultado siempre será el mismo.

Es de aplaudir la evolución del manejo de las estrategias de poder, donde en el 68 te callaban con balas, en el 88 con fraudes electorales, en el 94 con crisis, en el 2000 con la “alternancia”, y próximamente con las reformas de estado.

Para Mario Pérez:
Desgraciadamente amigo, el dos de octubre se ha convertido en pretexto para que los aprovechados saquen a orear sus frustraciones del archivo de posibles y con el apoyo de una manada de jóvenes irresponsables que lo consideran buen motivo para el desmadre tumultuario, se lancen a la calle a reclamar justicia. Todos sabemos que la mayor parte de los asesinos ya murieron y la voz que lo ordenó, está protegida aun por las leyes priístas que salvaguardan los derechos adquiridos por sus integrantes. El 68 tuvo reacciones de protesta en París y en Tokio y de esas que se consideraron coincidencias, surgió una teoría posible: ¡Fue por alteraciones en las manchas solares! Como pue que si, pue que no ¡Lo más probable es que quien sabe! Sin embargo el crecimiento de la actividad solar, no siempre nos altera y casualmente, ese era uno de los gobiernos emanados de la revolución más tiránicos. Recuerdo la huelga de médicos y la forma grotesca en que Díaz Órdáz terminó con ella: Recibió a un grupo de médicos que iban dispuestos a exponerle sus problemas y se encontraron con un energúmeno que con el lenguaje más bajo y ofensivo, los mandó a Ch... a su...y exigió que se quitaran de p... y volvieran a trabajar. No eran solo médicos del sector salud y del IMSS y el ISSTE, representaban a la clase médica del país y merecían respeto. Sin embargo la noticia de que el señor presidente había mandado a los huev... a l ca... fue recibida con beneplácito por la mexicanada siempre dispuesta a hacer coro a algo que perjudique a otro.
Saludos
Ángel

Coincido con el maestro Roger Bartra, en cuanto a las dos herencias. Sólo en eso.
Si, las dos herencias, son dos derrotas que sufrimos los jóvenes del movimiento estudiantil del 68; jóvenes que participamos libremente, guiados por nuestras convicciones de orden social y político; aspirábamos simplemente por un ideal, LA DEMOCRACIA.
Lanzo un yo acuso a los causantes de las derrotas: el estado asesino, represivo y totalitario; la ceguera y perversión de los líderes, camarilla de corruptos que aun hoy siguen lucrando con las muertes de nuestros compañeros caídos en la lucha por ideales de justicia.
Debo aclarar, que eximo al Ing. Heberto Castillo, de los adjetivos dirigidos a los otros lideres.
Vale la pena señalar la gran diferencia que existe entre el movimiento del 68 y el 2 de octubre. El movimiento del 68 fue un efecto causado por la acción de un régimen antidemocrático; mientras que el 2 de octubre fue un hecho sangriento, nefasto, pero circunstancial. No confundamos. El 68 no se olvida. Evitemos que el 2 de octubre se convierta en un simple mito.

No cabe duda, que la sociedad no tiene memoria historica. A finales de los años sesenta cambiaron las políticas de desarrollo, dese esas fechas olvidaron al campo y se concentran a desarrollar a la Industria y al Turismo, el 68 generó una generación comprometida con la gente más desprotegida, y poco a poco genero un grupo de luchadores que sin lugar lograron cambiar al país, unos de los triunfos del movimiento es que gracias a ellos en todos los Estados el Gobierno Federal inicio por establecer Universidades entre ellas la de Nayarit para que los estudiantes no emigraran a la Ciudad de México, y se crearan más problemas como el movimiento estudiantil del 68, son las luchas de los jovenes que cambiaron a este país.

Es una idea absurda y retrograda pensar que una matanza ocurrida el 2 de octubre del 68 en México contribuyo a la democracia y desarrollo del país.

El 2 de octubre ya se tiene que olvidar, es una muletilla y cliche histórico típico de la izquierda mexicana.

Preocupa que cuarenta años después, se mantenga toda posibilidad de desarrollo socio-político de las gentes en américa, en torno al ideario burgués que sacralizó el 68.Hoy dia, como en el ciclo historico de nuestros abuelos, ni la revolución rusa, ni el fascismo, ni el holocausto, ni mao, ni el ché; ni siquiera las mas recientes dictaduras del final del siglo pasado, han servido, ni servirán de "guia" política o ética para una reivindicación ciudadana que trascienda el famoso "populismo" social demócrata, que se nos ofrece de vez en cuando.¿Por qué sigue Indoamérica callada?

La realidad con respecto a tan lamentables
acontecimientos, es que el movimiento del 68
fue LITERALMENTE hablando, aprovechado por una
serie de agitadores de ULTRA IZQUIERDA para
darle legitimidad a sus ideas a traves de la
insistente lucha por el cambio de los jovenes
de aquel entonces, claramente influenciados
por el Socialismo, El Marxismo, El Lenninismo,
y demas. En una epoca en donde todo estaba en
revolucion (LITERALMENTE), solamente era cues
tion de darle rienda suelta a sus ideas, y
encender la mecha de tantos jovenes, quienes
por decir lo menos, fueron carne de cañon a tan
oscuros intereses. En aquella noche (como se
ha dado por llamar a aquella fecha), como bien
decia alguien en un comentario anterior, una
sola muerte hubiese bastado para que fuera re
probada por la comunidad INTERNACIONAL, y sin
embargo, y a pesar de, la realidad es que, los
estudiantes fueron victimas de su propia pasion
misma que no representaba los verdaderos ide
ales de cambio para mexico. No fue un movi
miento SOCIAL generalizado, no fue un MOVI
MIENTO bien recibido por la propia izquierda
(misma que lo denosto) ni fue un movimiento
AUTENTICO (en el estricto sentido de la pala
bra, ya que llevo de manera intrinseca la par
ticipacion de OTROS actores que le hicieron
tomar OTROS tintes).
Los estudiantes de entonces como los de ahora
no saben BIEN a bien que es lo que QUIEREN,
y no es INTELIGENTE para una sociedad EMERGEN
TE ignorar semillas de anarquia, solamente por
ser JOVENES. Yo mismo soy un joven, pero me
doy cuenta de TANTAS y TANTAS locuras que se
siguen gestando en los pasillos de las uni
versidades publicas, que no me queda otro ca
mino que ESTUDIAR el fenomeno. En una ocasion
tuve la oportunidad de conocer al MOSH (lider
moral del CGH contemporaneo) y no puedo decir
mas que es un personaje INACEPTABLE, lleno de
un odio hacia la NADA, y aprovechandose de
la ira JUVENIL propia de la adolecencia tardia
, con esto quiero decir, que es una EXTRA
POLACION solamente de aquellos JOVENES que
perdieron su vida en tan lamentables hechos,
luchando por una causa que ellos MISMOS nunca
alcanzaron a comprender.

Sólo un par de comentarios. El muy único, fabuloso y afamado PARTEAGUAS HISTÓRICO-POLÍTICO-IDEOLÓGICO del 68 no dio pié a ni produjo la DEMOCRACIA, sino, en todo caso, contribuyó a la PARTIDOCRACIA, que son cosas sustancialmente distintas y, según creo, hasta contrapuestas. El mejor producto del 68 fue, como alguien ya lo dijo, el 69.

Roberto Bolaño, las revoluciones de las
juventudes latinoamericanas, causas
pèrdidas desde antes de la partida...
au revoir Bolaño!!!

Estoy completamente de acuerdo que el movimiento del 68 fue, no sólo masacrado, sino derrotado, pero ésta derrota dignifica y engrandece el ejemplo de un gran sector del pueblo mexicano que ha luchado desde antes, después y en el momento actual, por una democacia que no ha llegado –se pueede hablar de un México democrático cuando en Oaxaca hay un gobernador como Ariel Ruiz Ortiz? Cuando David Venegas recibe amenazas de muerte mientras cúmple una sentencia injustificad? Cuando hay millones de mexicanos que no saben si el día de mañana comerán?
Creo que México padece de un quiste de corrupción eterna.
Respeto mucho la actitud tan valiente, honeta y generosa de Pepe Revueltas y muchos otros intelectuales y extanjeros que nunca dejaron abajo al movimiento estudiantil del 68, pero, francamente, pienso que esa trancición a la democracia también será eterna y que (ojalá me equivoque) nunca llegará esa revolución avisorada por el movimiento estudiantil del 68.

Mario Licón Cabrera
Sydney Austalia

Sin duda que el Movimiento del 68 fue fundamental para drenar mucho cáncer social del México gobernado por la dictadura perfecta que han señalado muchos académicos y escritores, entre ellos Mario Vargas Llosa, quien, cuando lo expresó en el país, en un encuentro de debate televisivo, todavía el autoritarismo tuvo impulsos para expulsarle del territorio azteca. A 39 años de la masacre de Tlatelolco, la izquierda mexicana también debe de redefinir su rumbo y dejar por el camino los santos dogmas de la Vulgata Marxista, con todos sus pitonisos y sacerdotisas. Jorge Martínez Castañeda, Michoacán.

Una reflexión sobre Tlaltelolco:

Una sola muerte en Tlaltelolco habría sido un exceso; si nadie hubiera muerto, muchos opinarían hoy distinto, atendiendo a la realidad política.

Muchos abanderados del movimiento 1968 fueron prontamente absorbidos por el aparato federal, mediante jugosas canongías. Muchos abanderados del movimiento en 2007 no participaron en él; principalmente, porque todavía no nacían.

Yo me pregunto: 1. ¿Quién apoyará realmente el beneficio común, en medio de un ambiente de intereses creados? y 2. ¿Hay un enfoque objetivo para que se beneficie efectivamente al pueblo?

Coincido en que los movimientos sociales no necesariamente van a conseguir resultados inmediatos. Me vienen a la mente el Sindicato Solidaridad polaco y el de la lucha contra el Apartheid de Nelson Mandela. Sin embargo, insisto que el cambio democrático en México se da desde el propio sistema político y no desde la sociedad y sus movimientos organizados.

Las dos corrientes democratizadoras el son el FDN que se convirtió en el PRD y el PAN, los cuales a su vez formaron parte del sistema político que rigió en México del 1917 hasta antes del 88.

Jorge Luis Fuentes señala que el movimiento que devino en el FDN encontró en el 88 una oposición mínimamente organizada, formada por los líderes que de entre otros movimientos, surgen del 68 y de la guerrilla. Pero quisiera reiterar que estos dos últimos compitieron bajo sus propias siglas (PSM y PRT) e hicieron su propia campaña.

Por otro lado, el del 68 y la guerrilla son movimientos que surgen en el 66 uno con las protestas médicas y otro con la excarcelación de Genaro Vázquez. Tomando en cuenta esto hay que decir que para el 88 llevaban más de 20 años sin tener una contribución efectiva a la movilización social (al contrario, mi teoría es que la paralizaron). La guerrilla maniatada, infiltrada, y prácticamente desmantelada por el Cisen, y los líderes del 68 muchos de ellos muertos, encarcelados, o simplemente perdidos en la vida civil y académica. En fin, relativamente pocos realmente activos en la vida política.

En ese sentido, sin la escisión del PRI la lucha social de esos dos movimientos no hubieran tenido repercusión en el 88. En el 88 no ganó Cárdenas, ganó el voto de castigo generado por el descontento social producto de la crisis económica, de los escándalos de corrupción del gobierno de López Portillo y de la incapacidad de De la Madrid ante los sismos. Si no hubiera existido el FDN muy probablemente hubiera ganado Clouthier.

Refuerza este teoría el hecho de que el PRD desde su fundación y prácticamente hasta a la fecha ha sido controlado por los dirigentes formados en el nacionalismo revolucionario, Cárdenas, Muñoz Ledo, López Obrador o incluso en la tecnocracia, Camacho y Ebrard por ejemplo.

El PAN por su parte también fue un componente, incomodo pero real, del sistema político que rigió desde el 17. Y sin duda fue una de las dos corrientes que impulsaron el proceso democratizador.

A la formación del PAN por ejemplo contribuyeron el movimiento cristero, el de la lucha por la autonomía de la UNAM del 1929 al 1933, entre otros. Podemos decir en consecuencia que dichos movimientos surgidos 60 años antes contribuyeron al proceso democratizador que comenzó en 88?

La transición política en México ha sido porque se ha dado, y se sigue dando desde el mismo sistema. Por lo mismo seguirá siendo lenta y el riesgo de la marcha atrás esta latente mientras la sociedad no participe. No parece que los ciudadanos queramos hacerlo lamentablemente.

Estoy de acuerdo con algunos comentarios, como que la transición democrática fue lenta y el importante papel que desempeñaron después las personas que participaron en ese movimiento, pero también habría que pensar en cómo esos hechos influyeron en quienes, sin ser protagonistas en 1968, sí lo fueron después: concretamente, recuerdo una fotografía del joven Ernesto Zedillo rodeado por policías (¿o granaderos?), publicada en Newsweek y El Universal, si no recuerdo mal.

No fue un movimiento de masas y si no fuera por un pequeño grupo de izquierdistas que aprovecharon; para llevar agua a su molino, la inocencia y la rabia de los jóvenes estudiantes (solamente ellos respondieron al agravio) indignados por la innecesaria y brutal represión quienes se oponían sin lograr nada contra un sistema totalitario y dictatorial. Como le ocurrió a Pablo de Tarso cuando rechazaba ser elegido para continuar la misión de Jesús y en el camino de Damasco lo cegó un rayo y una voz le indicó: ¡No des patadas contra el aguijón! Así en París, en Tokio y un año antes en Hermosillo, Son. Se elevaron las voces de los inconformes, pero nada podían contra un sistema económico establecido que no entendía los caprichos de la juventud inconforme y en nuestro país era además regido por un gobierno que se perpetuaba mediante el partido oficial el PRI. Tanto lo ocurrido en el DF como la "Ola verde" de Sonora, no tuvo repercusión alguna en el resto del país y las fantasías de que los trabajadores se disponían a empuñar las armas contra el tirano, no lograron otra cosa que una reacción más maligna de este, que originó “La noche de Tlatelolco” donde estudiantes, militares y vecinos de las unidad fueron asesinados por grupos situados en ventanas y mezclados entre los asistentes al evento.
El PAN no podía apoyar un movimiento carente de metas y que finalmente solo trataba de desestabilizar a México y risiblemente impedir la celebración de la olimpiada con argumentos hipócritas. El PRD estaba aun disperso entre la izquierda mexicana y pocos de los verdaderos actuantes intervinieron después en política. Recordemos que Salinas de Gortari, Cárdenas y Cedillo, además de ser jóvenes inclinados al priismo, no tuvieron intervención en esos sucesos. ¿Que puede decir ahora los jerarcas priistas? Deberían ocultarse y discretamente asumir que fueron ellos los asesinos.
Saludos cordiales, Ángel

Todos los movimientos sociales, políticos, obreros, guerrilleros o campesinos, no requieren que el cambio que produzcan sea inmediato para que este se dé. Más bien hace falta mayor sensibilidad para el correcto entendimiento de su contribución en un proceso transformador. No sólo son los nombres de Heberto Castillo y Rosario Ibarra los que estuvieron presentes en el 88, también esos centenares de estudiantes que en el 68 y posteriores nacieron como líderes de izquierda y le dieron continuidad al movimiento estudiantil agredido el dos de octubre. Y que sin ellos, el "divorcio" (como Luis Hernández le da a llamar) de la corriente nacionalista con la tecnocracia no hubiera encontrado una oposición minímante organizada en la cual cobijarse, para conseguir el triunfo electoral, finalmente truncado por el fraude.
Es el conjunto de varios acontecimientos el que en un momento logra un cambio tangible, mismo que cada vez puede ser más importante, por el simple hecho de traer tras de si, más acontecimientos que lo robustecen y en consecuencia han debilitado a su oponente.

Estoy de acuerdo en que el movimiento estudiantil del 68 fue un acontecimiento que sembró el camino del México contemporáneo, en cuanto a libertades que teníamos que empezar a ejercer y a responsabilidades que la sociedad no ejerció durante décadas. Sin embargo, para continuar con la analogía del autor, la velocidad con la asimilamos-actuamos y nos transformamos es desesperadamente lenta. Más de 30 años para que la sociedad como conjunto reaccionara ante un régimen presidencial-imperial. ¿Cuánto tiempo más para enfrentar nuestras heridas históricas, enfrentarlas y superarlas para asumirnos tal como somos de frente a un mundo cuya dinámica es tremendamente rápida?
Héctor G.
3-Oct-07

Este mensaje no tiene relación con el tema principal del blog, es más bien una petición de un grupo de estudiantes de la Escuela Nacional de Artes Plásticas solicitandole una entrevista con relación al motivo o la causa de la penetración norteamericana en la cultura mexicana durante la celebración* del día de muertos. En base al trabajo que hemos conocido de usted, publicaciones en esta revista y tambien el libro *La jaula de la melancolía* consideramos que seria una persona muy importante en la actualidad para hablar del tema, que será desarrollado como parte de una investigación que culminará en un proyecto audiovisual. Sería muy grato el hecho de concedernos la entrevista y contar con su colaboración. Le pedimos de la mejor manera se contacte con nosotros, gracias.

Atte.
Diana Cano.

Espero que esto no parezca muy insensible o que quiero menospreciar los hechos del 2 de octubre en Tlaltelolco. Lo que paso ahí es un hecho histórico vergonzoso y lamentable que ojalá nunca se repita, sin embargo esta muy difundida la idea que la transición política que estamos viviendo en México empezó el 2 de Octubre del 68. Quisiéramos pensar que esas muertes no fueron en vano, y que ese movimiento fue la semilla de la que brotó la democracia.

Lamentablemente los hechos históricos indican que su contribución a la democracia es marginal por no decir que prácticamente nula.

Al 68 le siguen dos elecciones, que fueron todo, menos democráticas. Muy en particular la de López Portillo en la que gana con un solo voto: el de Echeverría. Los acontecimientos del 68, del 71 y de la guerrilla durante la década de los 70’s en lugar de fomentar la movilización social, la paralizan y se empieza a vivir en México una especie de régimen de terror (censura en los medios, asesinato de periodistas) que se distiende poco a poco después del 85 pero que realmente desaparece hasta el 94, cuando los mitos del mantenimiento de la paz social y de la invulnerabilidad del gobierno, es rota por el alzamiento zapatista.

La democracia entonces no es producto de la movilización social que se genera en 1968. En realidad podemos considerar que el proceso se inicia con la elección antidemocrática del 76 que en términos de elecciones significó tocar fondo, y de ahí surge la reforma política del 77, le sigue la insurrección electoral panista en el norte en el 86 la cual reconoce paternidad más en la crisis económica del 82 que en la larga marcha histórica del panismo, y casi paralelamente la escisión del pri en donde la corriente nacionalista se divorcia de la tecnocracia y se aprovecha de la revulsión social generada a partir de los sismos de 1985, para encabezar un movimiento que culmina con el fraude del 88. Es en esta última parte donde el 68 y la guerrilla de los 70’s tienen cierto grado de participación ya que en la elección del 88 participan Heberto Castillo y Rosario Ibarra, personajes emblemáticos de dichos movimientos. Sin embargo no hay que olvidar que Heberto Castillo decide declinar su candidatura a favor de Cárdenas muy poco antes de terminar la campaña y por su parte Rosario Ibarra nunca lo hace, su contribución es mayor en el escenario post electoral y en ese sentido su participación es prácticamente simbólica al lado de las dos grandes corrientes democratizadoras representadas por Cárdenas y Clouthier.

Si nos atenemos a estos hechos, salvo por haber incluido a dos personajes en las elecciones del 88, la participación del movimiento del 68 en el proceso de transición democrática en México es prácticamente la misma que la de los movimientos Vasconcelista, Almzanista, Ferrocarilero, entre otros: referencia histórica.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación