El destino nos alcanzó II

Con la reciente visita a Grecia de funcionarios de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) para evaluar los avances que ha hecho este país para honrar los compromisos que hizo al recibir el paquete de ayuda pasado, estamos a semanas de saber qué nos depara el destino. De la decisión dependerá el otorgamiento del siguiente desembolso (€31,500 millones de euros) que Grecia necesita para recapitalizar a sus bancos y para pagar intereses devengados por lo que ya deben.

Claramente, Grecia está muy rezagada en cuanto a sus compromisos previos. Si bien cumplieron reduciendo 22% el salario mínimo, a estas alturas se suponía que ya habrían despedido a 100 mil burócratas y que el programa de privatizaciones iría viento en popa con el objetivo de generar €3 mil millones de euros de ingresos para el gobierno (y detener el sangrado de paraestatales que pierden dinero). Pero, no se ha despedido a los burócratas -ante la reciente crisis política y la necesidad de repetir las elecciones al no poder formar una coalición después de las primeras- y ahora afirman que solo lograrán €300 millones de euros por las privatizaciones, debido a que estas han enfrentado problemas serios como el hecho de que cuando entrevistaban bancos de inversión para organizar la venta del aeropuerto de Atenas, se dieron cuenta de que ¡no tiene el título propiedad del lugar! Otro ejemplo por el que los alemanes están renuentes a dar más dinero, es el hecho de que tampoco han logrado aumentar la recaudación fiscal. Uno de los intentos más significativos provenía de la recolección de impuestos prediales que efectivamente existen, pero nadie paga. Para forzar el pago, optaron por incluirlos en el recibo de la luz. La gente, entonces, dejó de pagar la luz. Cuando la compañía que provee energía eléctrica decidió interrumpir el suministro, la gente recurrió a las Cortes para protestar, y estas fallaron a su favor. Esto llevó a que quienes previamente pagaban dejaran de hacerlo, lo cual llevó a la compañía de luz al borde de la quiebra. Después de eso, ante la posibilidad de que fallara el abasto antes del verano –temporada alta para el turismo- el gobierno tuvo que intervenir inyectando recursos.

Los griegos han propuesto que la meta de reducir el déficit en €11,500 millones entre 2013 y 2014 sea suavizada, dejándolos hacerlo en cuatro años en vez de dos. Eso, dicen, les permitiría crecer más y necesitar menos ayuda. Ciertamente, si los corren de la eurozona, se generaría una crisis interna de proporciones inmedibles. Dado que mucha de la deuda externa fue contraída por empresas privadas, algunas todavía rentables, la masiva devaluación del nuevo dracma las forzaría a un default, y la simple amenaza de que ese escenario ocurra está haciendo que se frene en seco la posible inversión extranjera y que las líneas de crédito comercial para el funcionamiento normal de la economía se hayan detenido por completo, lo cual acentúa la crisis.

Aunque la Troika decida dar el siguiente desembolso, existe la posibilidad de que el Bundestag alemán lo rechace. Además de que no han llegado a las metas prometidas, es enteramente posible que habrá una crisis política en Grecia en los próximos meses, conforme el gobierno tenga que insistir en imponer medidas de austeridad. Dos de los tres partidos en la coalición, están teniendo deserciones y empiezan a no tener cómo apoyar la austeridad. Hay que ver, también, que dos tercios del déficit público provienen del inflado pago de pensiones a burócratas. Sin estas, sin embargo, sería imposible que sobrevivan miles de familias severamente afectadas por 24% de desempleo y por la drástica reducción de salarios.

Dado el pésimo récord de los políticos europeos y, siendo justos, dado el mínimo campo de maniobra que tienen debido a la situación política interna en sus países, creo que optarán por sí correr a Grecia, lo cual sería extremadamente popular entre electores alemanes, holandeses y de otros países centrales. Esto abrirá la caja de Pandora, mostrando que la eurozona no es a prueba de balas y generara enorme presión sobre el costo de la deuda italiana, española y de otros países. Lo lógico sería acompañar la medida con el anuncio de mutualización o unión bancaria, pero la exigencia alemana de que para hacerlo tiene que haber también una unión fiscal, complica mucho las cosas.

La lógica alemana es que la única manera de justificar ante sus electores un nuevo desembolso es si tienen algún control sobre los presupuestos y la recaudación fiscal de Grecia y de otros países que reciban nuevos rescates (es cada vez más claro que España necesita ya de un rescate a nivel gobierno, después de los €100 mil millones que recibieron para recapitalizar bancos). Es interesante observar que uno de los primeros en protestar la posibilidad de esa “pérdida de soberanía” es el propio Hollande, quien además presiona a Alemania para que desembolsen los recursos que la periferia necesita. Una vez más, Francia es cada vez más parte del problema. Igualmente, para que se dé una unión bancaria los alemanes exigen dotar al Banco Central Europeo con los poderes suficientes para poder hacer una supervisión efectiva de los bancos comerciales de toda la eurozona.

Por si toda esta complejidad no fuese suficiente, el principal interesado en preservar el status quo es el presidente Obama. Cualquier deterioro de la crisis europea antes de las elecciones presidenciales estadounidenses que se celebrarán el primer martes de noviembre, más o menos garantiza su derrota. En medio de una elección cerrada, el talón de Aquiles del presidente es la incapacidad que ha tenido su gobierno para cumplir sus promesas de “estímulo”.

El otro gran perdedor potencial si se recrudece la crisis europea es China. Las exportaciones chinas a Europa se han desplomado en un momento en el que el crecimiento ha caído y la burbuja inmobiliaria empieza a reventar. Europa podría ser la  inoportuna gota que derrame ese vaso. Como consecuencia, podríamos ver precios de materias primas industriales a la baja, afectando aún más a países como Brasil (que anunció un programa de estímulo de emergencia por $66 mil millones de dólares).

En forma irónica, a pesar del costo a Obama, creo que una crisis europea podría ser el catalizador que fuerce a los políticos estadounidenses a interrumpir juegos absurdos y empezar a tomar su propia situación en serio, a pesar del momento político, ante la amenaza de un colapso mucho mayor. Como he dicho antes, sigo pensando que Estados Unidos probará ser un país más viable que Europa, debido a su mejor situación demográfica (gracias a la migración), a su enorme capacidad para formar y atraer capital humano, a su potencial para lograr autosuficiencia energética y al peso que Silicon Valley tendrá en el proceso de digitalización de las manufacturas que está ocurriendo. A corto plazo, el gran riesgo estadounidense proviene del estancamiento político originado por la extrema polarización del electorado, una mayor crisis europea podría destrabarlo.

El tiempo se agotó. El destino nos ha alcanzado y veremos quienes tienen la fuerza para hacer lo que hay que hacer, aunque al hacerlo pierdan su puesto. Como dijo el senador Alan Simpson en una reunión en la que tuve la oportunidad de estar, “cualquier congresista que no esté dispuesto a hacer lo que es bueno para el país por miedo a no ser reelecto, no merece el honor de ser congresista”. No podría estar más de acuerdo. La historia en raras ocasiones les da a los líderes oportunidades para trascender más allá de los diarios. Esta es una de ellas.

 

 

 

"La lógica alemana es que la única manera de justificar ante sus electores un nuevo desembolso es si tienen algún control sobre los presupuestos y la recaudación fiscal de Grecia"

Comentar ›

Comentarios (7)

Mostrando 7 comentarios.

Jorge,

a 4 años de la Debacle, aun insisten en "creer" y/o "hacernos creer" que es una Crisis (eufemismo de debacle) de liquidez y no de SOLVENCIA.

Patetico.

Saludos.

Jorge, le suplico adopte el formato de la fecha que se usa en castellano. Esto es: primero el día del mes, seguido de la partícula "de" y el nombre del mes con minúscula. Después se añade el año antecedido por la partícula "de". Entiendo lleva Vd. viviendo mucho tiempo en un país de cultura anglosajona y eso puede enturbarle un poco la distinción entre ambos formatos. Muchos de mis paisanos que están en esa misma situación incurren constantemente en odiosos calcos del inglés. Le hago notar que la fecha escrita Septiembre 11, 2012 no tiene ningún sentido en nuestro idioma pues no deja claro que el día referido pertenece septiembre, por lo que es necesaria la partícula posesiva "de". Lo mismo ocurre con el año, pues una coma no deja claro que el mes septiembre pertenece al año 2012. Entiendo que una persona como Vd. puede haber ya adquirido el sentido al escucharla de ese modo en otro idioma, sin embargo, para un hablador nativo del español le puede sonar un poco raro una fecha que omita las partículas "de" e invierta el órden del mes y del número sonando similar a "yo chita, tú tarzán". Se lo agradezco yo y se lo agradecerán otros. 

Jorge,

tiempo atras lo aporte, hoy, sigue siendo noticia, de que nos sorprendemos:

http://www.clarin.com/mundo/mafia-crisis-global-expandir-negocios_0_770923004.html

Saludos.

En los países del Sur las importaciones baratas se han cargado el tejido industrial; el crédito barato se ha cargado el sistema financiero; las transferencias europeas se han cargado el dinamismo empresarial, y esas organizaciones criminales que llaman partidos políticos se han cargado el resto: sea la educación, la justicia, la equidad, el sistema fiscal, etc. Sólo la industria manufacturera ha perdido desde 2000 más de un millón doscientosmil empleos. Para las industrias más avanzadas tecnológicamente las importaciones baratas son una bendición que permiten mejorar los niveles de empleo y de inversión en I+D+i, mejorar los márgenes comerciales e internacionalizarse. La pretensión alemana de tener una divisa reserva de valor, apreciada, es una auténtica barbaridad para España, aunque sea lo que les conviene a ellos. Si quieren llevar a cabo una política económica que sólo a ellos les conviene, al Gobierno y al pueblo español le corresponde plantarse y declarar el default, no ya del Tesoro o del sistema financiero, sino el default de Europa entera y de su divisa que si era una barbaridad en el 2001, ahora es un crimen. Defender el Euro es como defender la intervención alemana en la IªGM: el error político, la obcecación, la obsesión colonial paternalista que se cargo el S.XX europeo. Ahora van por el mismo camino. El fracaso del Euro es rotundo y tan sólo el fanatismo y el dogmatismo político, ya sea hijo de los intereses o del capital, que tanto monta, se cierra en banda a la hora de aceptar lo evidente. Los demás lo tenemos claro. El Euro debe desaparecer de los países del Sur, por nuestro propio bien, e igualmente deben desaparecer las instituciones comunitarias. Los países esclavizados por la entente entre la plutocracia bancaria y los palabreros traidores e incompetentes de la política deben ser manumitidos civilizadamente, porque sino se hace así, tarde o temprano el movimiento manumisor será violento y agreviso. No sólo nos ahorraríamos violencia futura haciendo lo sensato, sino que nos ahorraremos años y años de paro, de miseria y de quiebra.  Mientras España tenga que preocuparse de producir y de ocupar a media docena de millones de parados, mientras tenga que pagar una losa de deuda monumental, será incapaz de financiarse porque nada puede hacerse para que se considere que España es lo que no es: solvente. No ya la sociedad, sino los propios políticos y banqueros, no saben lo que se les viene encima y las graves consecuencias que traerán sus políticas seguidistas de los fanáticos plutócratas artifices y defensores de la servidumbre monetaria más aberrante jamás inventada. Abajo el Euro, abajo Europa y abajo con la banca de reserva fraccionaria. La deuda bancaria y pública española son ilegítimas y su sociedad no tiene porque pagar semejante estafa. Los políticos españoles pueden decidir enfrentarse al problema - Euro y Europa - y vencer, o seguir engañando y esclavizando, condenando a la pobreza irremediable a la mitad de su población y perder. La sociedad española no quiere avalar la deuda de la banca de reserva fraccionaria y no apoya a su casta política, considerando la deuda pública fruto de la corrupción, el crimen, la mala gestión ... y todo lo que concierne al sistema político podrido que aspira y desea mayoritamente amortizar. Mientras Euro, Europa y la España del 78 subsistan, la miseria y la ilegitimidad, esto es, la crisis económica e institucional, seguirán cotizando al alza, hasta que este nefando tratado de Versalles llamado Euro provoque el estallido de la sociedades europeas. Tarde o temprano, el Euro y a esta Europa sólo la defenderán los necios y los trepas con cargo público que cobren además los cohechos de una o varias multinacionales, al igual que el sistema del 78 sólo es apoyado en España por la casta política.  

Jorge,

perdona la columna, pero creo que lo merita;

El paso dado en la Luna lo marcará para siempre como un pionero universal. Pero antes de eso su vida estuvo plagada de pasos exitosos, como muy pocos otros. Dio pasos exitosos cada vez que volaba una misión de combate desde un portaaviones, casi 80 veces. Dio pasos exitosos cuando se diplomó en ingeniería primero y obtuvo un doctorado en ingeniería espacial, también cuando comenzó a trabajar como piloto de pruebas que incluyeron dos vuelos en el X-15, batiendo la marca mundial de velocidad y también dio pasos exitosos como profesor universitario y empresario. Neil Armstrong caminó por la vida dando pasos exitosos, por eso no le daba a su paso lunar la importancia que le damos nosotros. Por eso, cuando lo invitaban a dar conferencias, ni hablaba de la Luna, donde hizo sólo un paso exitoso más entre muchos otros. QEPD.


Hola Jorge,

todos hablan de deuda y dan lecciones de aquello, pero como estamos por casa y entendamos por casa El PLaneta. Ricardo Caballero, un prestigioso Economista, frente a la pregunta, si le preocupaba la deuda de USA, contesto: "no hay otro Planeta y USA se puede dar el lujo de emitir toda la que quiera...".

En resumen, muy cierto que el Destino nos alcanzó, pero, la Hipocresia es nuestro mejor ANTIDOTO.

Dejo 3 interesantes Link.

http://www.cnnexpansion.com/economia/2012/08/22/ni-bill-gates-podria-pagar-deuda-de-eu

http://www.footprintnetwork.org/en/index.php/GFN/

http://www.footprintnetwork.org/images/article_uploads/EODay_Press_Relea...

Saludos.

Ambas partes del artículo, sumamente interesantes. En mi opinión todos los países problemáticos efectivamente recuperarían su competitividad con una moneda propia devaluada, pensando en España, Portugal o Grecia, por ejemplo, aumentarían bastante sus divisas por turismo, incluso podrían ofrecer productos tecnológicos, textiles y agropecuarios, a menores costos.

 

 

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación