Un error en Nueva York

El Servicio Exterior Mexicano ha servido muchas veces como agencia de colocación. Sobran los casos de embajadores con una relación apenas anecdótica con el país donde representan a México. Muy pocos pueden de verdad presumir de tener un conocimiento profundo, a priori, del país en el que trabajan. Y ni hablar, claro, de los otros puestos en las embajadas, refugio de muchos mexicanos en busca de inspiración y alivio con aroma a café europeo.

Pero la frecuente repartición de ese botín del bon vivant que a veces son las embajadas no es, ni de lejos, lo más grave. El manejo de los consulados me parece peor. La labor de los cónsules en lugares como Chicago, Los Ángeles o Nueva York es, en muchos sentidos, mucho más importante que la del embajador en Washington. A diferencia de la política de alta esfera de la que se encarga la embajada, los cónsules atienden los pequeños grandes problemas: tensiones sociales, deportaciones, abusos, inquietudes cotidianas. Esto, sin contar el lado más amable pero igualmente demandante del puesto: bodas, vinculación comunitaria; vaya, hasta apadrinamientos de nuevos mexicanos. La labor de los cónsules dista mucho de ser glamorosa. Es un trabajo mucho más de sudor y camisa arremangada que de traje y corbata de seda. Sobre todo en las grandes ciudades de Estados Unidos, en las que la comunidad mexicana sigue creciendo (y, con ella, sus problemas), el consulado es un trabajo de tiempo completo que exige una vocación sui géneris.

Por desgracia, nada de esto parece importarle al nuevo gobierno de México. Para muestra, un botón revelador. El consulado de México en Nueva York es, quizá, el más complejo de la larga lista de representaciones locales en Estados Unidos. La comunidad mexicana en Nueva York ha crecido velozmente en los últimos años, pero se ha enfrentado con tremendas dificultades a la hora de consolidarse socialmente. Las cifras preocupan. Un tercio de los hogares mexicanos en Nueva York está por debajo de la línea de pobreza —el doble que la población promedio— y los jóvenes tienen solo nueve años de escolaridad, comparados con 13 de la población general. A eso habría que sumar los abusos laborales y la persecución constante que sufren los migrantes. En Nueva York se necesita, pues, un cónsul efectivo. Y eso es precisamente lo que ha sido Carlos Sada. Sada —a quien no conozco— apareció en mi radar cuando supe de su reacción al huracán Sandy. Sada se adelantó a la SRE y armó una estructura para recibir donativos con la intención de ayudar a la comunidad mexicana afectada. Se ganó fama de incansable. En distintas conversaciones en los últimos días, mexicanos viviendo en Nueva York me confirman que Sada ha sido un cónsul muy eficaz.

Lo recomendable, pues, sería invitar a Sada a permanecer en su sitio. ¿Qué ha hecho, en cambio, la Secretaría de Relaciones Exteriores? Incomprensiblemente, han anunciado la remoción de Sada y el nombramiento de la embajadora Sandra Fuentes Berain al consulado neoyorquino. Nadie duda de la capacidad de la muy experimentada embajadora Fuentes Berain. Pero vale la pena preguntarse el porqué del nombramiento. ¿Será que la embajadora tiene el mismo perfil idóneo con el que cuenta Sada, un hombre que ha sido alcalde en Oaxaca y conoce a fondo la idiosincrasia comunitaria? ¿Será que Fuentes Berain tiene la misma disposición que Sada para pasarse la vida con las comunidades mexicanas en Queens o en el severo invierno de Búfalo? ¿O será que, por ejemplo, la embajadora tenía entre sus anhelos ser nombrada canciller y ha recibido, directamente desde Los Pinos, la oficina neoyorquina como premio de consolación? Ya sea por buenas o malas razones, la salida de un hombre como Carlos Sada del consulado neoyorquino es un error, como lo es también la repartición de otros huesos y consuelos similares en el nuevo y no tan nuevo gobierno mexicano.

 

 

"Ya sea por buenas o malas razones, la salida de un hombre como Carlos Sada del consulado neoyorquino es un error"

Comentar ›

Comentarios (35)

Mostrando 35 comentarios.

su salida de NY es por que llega al Los Angeles. 

La salida de Carlos Sada será una gran pérdida para la comunidad mexicana en Nueva York pero deja un legado importante en el corto tiempo que estuvo aquí. 

No tengo el gusto de conocer a la señora embajadora ni al señor cónsul pero esta entrada me ha producido una muy mala impresión pues pienso que se basa en conjeturas y no en hechos. Esta entrada me ha parecido no una critica sino, creo que así le dicen en el ambiente, un 'cabronazo'. 

En cuando a don Pedro el comentarista pienso que le hace gran daño al cónsul Sada.

Me queda claro que puedo estar equivocado y si alguien me quiere sacar del error estoy en la mejor disposición de aprender de los hechos y las razones pero no me salgan con lo del frío, lo del pueblo y los lloriqueos.

 

 

 

 

Tiene tanta, tanta razón, señor Rufino. 

A quién le importa el "pueblo" y el "frío"!? Es ahí donde usted - y el otro señor que encarna ahora en patético  teórico de la conspiración (trabajo por encargo jajajajaja) - se equivocan. Aquí lo ÚNICO que importa es precisamente la serie de terribles condiciones por las que atraviesa la comunidad mexicana en Nueva York y lo que el consulado hace o deja de hacer para remediarlas. En mi opinión - y con pleno conocimiento de causa, dado que he convivido con esta gente en esta ciudad por más de 15 años - el trabajo de Sada ha sido bueno y merecía ser respetado. ¿Dónde está exactamente el misterio? No hago una defensa de Sada, hago una defensa de su trabajo con la comunidad mexicana.

Y si quiere usted datos sobre a)el estado de la comunidad o b)lo que ha hecho Sada, me parece que Krauze hace un buen primer esfuerzo con un par de datos que incluyó.

Si quiere más info, échele una leída a esto. 

http://www.nytimes.com/2011/11/25/nyregion/mexicans-in-new-york-city-lag...

O venga a Nueva York a aprender. Le toma solo unos días. Yo me ofrezco de guía de turistas. Pero eso sí: se trae un abriguito de piel porque por las mañanas hace "frío", eh. Y ni modo, ya sabe que el "pueblo" se levanta a trabajar bien temprano. No quiero que ande usted echando "lloriqueos".

Don Pedro, me gustaría mucho visitarle en Nueva York pero en este momento no tengo dinero para ir, muchas gracias por la invitación, en cuanto mejore mi situación economica será un placer y un honor visitarlo en la gran manzana. 

No tengo preferencia ni por la señora embajadora ni por el señor cónsul, por lo que he leído aquí me parece que ambos son buenos funcionarios del servicio exterior. Entiendo que su opinión sea que no hubiera estado nada mal darle más tiempo al señor cónsul para proseguir con su excelente labor pero los argumentos de los lloriqueos, el frío, la seda  y que la señora embajadora es 'fresa' me parecen faltos de sustancia. Don Liborio nos proporciono un texto muy interesante de la sra. Embajadora que me ha hecho pensar que tiene todo para desempeñarse con suficiencia en el cargo por lo cual he decidido que las cosas se queden como están.

Reciba un afectuoso saludo

 

 

Es que ni usted ni yo, don Rufino, tenemos acceso a información "privilegiada".  Al menos yo (e imagino que usted) trato de formarme un juicio con base en lo que leo.  Y cómo a usted, lo que he leído del joven Krauze (más moderado) y del señor Magaña (cómico en su parcialidad) me hace sospechar de un trabajo por encargo...

 

PD  A propósito de los lloriqueos:

 

TÍTULO SÉPTIMO

De los derechos y prestaciones de los miembros del Servicio Exterior

CAPÍTULO I

De la rotación y traslados

ARTÍCULO 91.- La Subcomisión de Rotación en términos de lo dispuesto por el artículo 11-BIS de la Ley vigilará que la adscripción en el extranjero y en México del personal de carrera de las ramas diplomático-consular y técnico-administrativa, se ajuste a un programa anual de rotación que observe los siguientes criterios:

(…)

Il.- En esa misma lista, se darán a conocer los nombres de los miembros de carrera del Servicio Exterior que podrán ser adscritos a México o al extranjero, por haber cumplido más de ocho años  continuos fuera del país, o en México, según corresponda. Para ello, se tomarán en consideración las funciones a desarrollar, el perfil profesional para el puesto, los idiomas a utilizar Y LA SITUACION FAMILIAR (énfasis añadido), como características deseables que deberán cumplir los aspirantes, para lograr ser considerados en la asignación de las vacantes que existen o que se produzcan con motivo de la rotación;

(…)

REGLAMENTO DE LA LEY DEL SERVICIO EXTERIOR MEXICANO

Nuevo Reglamento publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de agosto de 2002

TEXTO VIGENTE

Última reforma publicada DOF 15-10-2012

Atención : este comentario es un plagio descarado. Ojalá se aplique la ley al participante Liborio.

EL asunto es que tanto los miebros SEM como los asimilados por Art 7 del la Ley SEM estan sujetos a rotacion...y deben tanto los unos como los otros ajustarse a las necesidades del SERVICIO EXTERIOR MEXICANO. Todos -los que estan en este juego, sean de carrera o por nombramiento politico- saben las reglas del juego y deben sujetarse a éstas.

Algo si es cierto, la diplomacia -y la labor consular- son oficios que no pueden -ni deben- improvisarse, de la misma forma que uno NO le pide asi como asi a un paletero que haga un traje o un pantalon, el oficio de sastre se aprende con la practica...el oficio de dplomatio y/o de consul se aprende con la practica y el erreor...creo que la experiencia que tiene la embajadora Fuentes le sera de gran ayuda para tomar el pulso de la comunidad mexicana en NY y actuar en pro y de conformidad a las necesidades de ésta. 

Saludos pelionerillos XD

Cuando andaba por Washington, anoté en el cuaderno que el señor Magaña le recomienda a uno llevar:  I serve at the pleasure of the President of the United States, decían los miembros del gabinete; creo que lo oí bien, y creo que es semejante a lo que ocurre entre los enviados del cuerpo diplomático mexicano...

COmo mexicano-neoyorquino que trabaja todos los días con la comunidad mexicana, lamento mucho la partida de Sada. Y aplaudo que alguien se haya atrevido a destapar el asqueroso nombramiento de la señora FBerain. Lástima que Krauze no incluyó en su nota lo que todos sabemos: la súper-embajadora exigió el consulado en NY porque acá vive su familia!!!

Y ¿Usted cómo sabe don Pedro que la sra. Embajadora pidió el consulado porque su familia vive en NY?

¿Y es malo que viva la familia de la embajadora en Nueva York?  No entiendo...  Porque vivir con la familia de uno es... ¿asqueroso? ¿Dónde vivía la familia del señor Sada?  Cuéntenos bien el chisme (¡¡¡aunque todos lo sabemos, por supuesto!!!)

Y descontextualiza las cosas . No es lo mismo llevarse a la familia que la familia viva allá . O no comprende borracho o enajenado de internet  le afecta el coco , o está acostambrado a la repartición de los huesos de la ciudad ictericia  ¿ La envidia corroe porque sólo agarró de guarura ?

"No es lo mismo llevarse a la familia que la familia viva allá ".

 

No sé que haría yo sin la cegadora claridad de sus explicaciones, ¡oh! persistente multienmascarado.  Siga así: es usted imprescindible para el género humano (y alguno que otro extraterrestre que se asome por aquí).

Lo que es asqueroso es que ese haya sido el argumento que usó la embajadora para exigirle a Peña Nieto el consulado, señor. Se le explicó que Sada había comenzado varios proyectos y que lo ideal sería que los concluyera. No le importó; lloriqueó y el presidente cedió. Ahora, si a usted no le parece asqueroso el sistema de reparto de huesitos de nuestro querido PRI... quién soy yo para negarle sus muy particulares filias. 

 

Oiga, pues la embajadora parece ser muy efectiva lloriqueando o exigiendo.  Y no sé a qué huesitos se refiera.  Desconozco si el señor Sada es miembro del Servicio Exterior Mexicano, que se rige por un reglamento que le recomendaría conocer.  Me parece que la embajadora Fuentes-Berain sí lo es:

 

http://imr.sre.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=8&Itemid=19&showall=1

 

Si los proyectos iniciados por el señor Sada son de mérito, no veo por qué no puedan continuar sin él.  Ahora que si sus muy particulares filias lo hacen pensar en los indispensables, pues allá usted...

 

PD  ¿Me pregunto qué partido gobernaba Oaxaca cuando el señor Sada dejó el consulado de Toronto para gobernar la Antequera? ¿Ese PRI no sería querido?

En efecto, fíjese: la embajadora resultó MUY efectiva lloriqueando.

Yo conozco perfectamente el reglamento del SEM y opino con pleno conocimiento de causa.

Y usted opina con conocimiento de causa cuando se trata de las necesidades de la comunidad mexicana/neoyorquina? Cuénteme de sus experiencias con las comunidades mexicanas en Nueva York. Cuénteme de lo que le han contado los presos mexicanos en Rikers. O de la lucha de las vendedoras de paletas. O de su experiencia con las jóvenes organizadoras comunitarias que tratan de mejorar la vida de los migrantes oaxaqueños y poblanos que viven hacinados. Supongo, señor, que usted los conoce a fondo, porque opina con una certeza que solo puede venir de la auténtica experiencia o de ese sabroso cinismo que solo da el silloncito hipster de Coyoacán.

Y no se trata de creer en los "indispensables" (no insulte usted mi inteligencia, que no le queda ir de bobo). Se trata de respetar los méritos de quien ha hecho un buen trabajo con y para una comunidad que harto lo necesita después de haber tenido que lidiar con corruptos y oportunistas. 

 

A liborio le da por chorear como taxista. Opina y polemiza de todo un poco mientras dura la dejada y sin conocimiento de causa causa risa .  Del volante sin gracia cantinflas . Nada más.

Así es. Pero se llevó una lección ahora que se enfrentó con alguien que sí sabe de lo que habla, al menos en este pequeño gran tema. 

En una ocasión, jugando fut, finté a un vecino mucho más grande que yo. El ni en cuenta, pero yo sentía que había logrado mi destino y todo eso. Así de chistoso suena, muchachón.

Hablando de 'huesos y consuelos' mi impresión es que el PAN abusó como nadie lo había hecho nunca del servicio exterior para mandar amigos y parientes de vacaciones pagadas .

El texto me ha parecido demasiado sesgado. Como en cualquier equipo de trabajo es totalmente valido hacer los cambios que se consideren pertinentes, que el actual cónsul haya sido bueno en su trabajo y alcalde de Oaxaca no implica que la nueva vaya a ser mala, habrá que ver.

Bien a bien, no me queda del todo claro lo que quiere comunicar el joven Krauze.  Lo que es mucho peor, la lectura del post me deja un resabio de machismo (un guiño a Yolanda Lastra, comentarista del post anterior).  He aquí a Sara Fuentes-Berain Villenave, diplomática de carrera, en una viñeta de su actividad, según sus propias palabras:

 

http://www.gandhi.com.mx/gandhi/imgbank/libros/extras/9786071101730.pdf

La atenta observación fue asignada a un tercero perezoso, rudimentario y obvio.
Una evidente tomadura de pelo, si me permite expresarlo así.

A veces los sesgos son más sutiles.  ¿Cómo interpretar la sugerencia de que alguien que fue embajadora en Canadá podría tener dificultades en negociar los severos inviernos en... Albany?  ¿O que solo alguien que fue alcalde de Oaxaca puede ser eficiente tratando los problemas de una comunidad con muchos emigrantes de ese estado?  ¿Habrá que nombrar cónsules por medio de alguna fórmula étnica o regional?

 

Atentamente.

 

PD Rebauticé a la embajadora como Sara, y se llama Sandra: mea culpa

Cónsules antropólogos, claro. Seguimos con la sutil obviedad -tan conveniente- para silbar hacia Norcorea.
Advierto una falta de seriedad que no merece ni comentarse, pero ha sido grato leer su respuesta.

Saludos sinceros.

No se trata de tener "antropólogos"; señora Lastra. Se trata de tener gente que conozca las necesidades, la dinámica y sí -carajo, qué le digo: eso existe - la idiosincrasia de la comunidad mexicana en X lugar de EEUU. Ustedes - usted y el insufrible señor Libero - conocen a la comunidad mexicana en el Barrio, en Queens? O solo la conocen de oídas, de pasada durante una cenita muy radical chic en Brooklyn? Porque yo sí que la conozco. Yo he trabajado con ellos desde hace 15 años. COn pleno conocimiento de causa puedo asegurar que por el consulado mexicano han desfilado mediocres, corruptos y burgueses que solo han visto a la oficina como un boleto para ir a la Met bien ajuareados. Sada es un valiente y me da mucho coraje que se vaya. Y más para traer a Doña Sandra, que fue a llorar el puesto porque pues por acá vive su hija (si conocían ustedes el dato, verdad?). Y qué mejor argumento para pedir un consulado que las ganas de la futura cónsul de convivir con su nietecita...

Patético.

Por lo visto, sus impetuosos comentarios imponen una postura que elimina cualquier incertidumbre susceptible de diálogo. Lo interesante es justo lo contrario: abarcar los aspectos contradictorios que se prestan a ser descubiertos y cuestionados en común.

Nada más que agregar, entonces. Buenas tardes.

http://www.laopinion.com/noticiasla-california/article/20130401/Seria-priista-de-Oaxaca-nuevo-consul-en-LA&timediff=0#.UVz11pPvtQU

 

¿Y si resulta verdad la noticia, habrá que advertirles a los angelinos que se cuiden, que su nuevo cónsul, ¡El valiente! (¡lotería!) no tiene idea alguna de sus necesidades, de su "idiosincrasia"?  Lo patético, en mi opinión, es la "lógica" de sus intervenciones...

No tengo la menor idea de cómo lo hará Sada en Los ÁNgeles, donde la comunidad es distinta a la neoyorquina. Lo que pasa, señor, es que usted no estudia. No le interesa este tema. Si le dedicara un rato al asunto descubriría que las comunidades mexicanas son heterogéneas, con necesidades distintas y retos diferentes. Pero para eso hace falta un poco más que darle al Google. 

Péguese un viajecito a Estados Unidos con cuaderno en mano. COnozca gente, tome muchas notas, escuche más de lo que opina (le va a costar trabajo). Ya veremos si regresa tan burloncito como acostumbra.

 

 

No tengo la menor idea de cómo lo hará Sada en Los ÁNgeles, donde la comunidad es distinta a la neoyorquina. (¡Bingo!)

 

...las comunidades mexicanas son heterogéneas, con necesidades distintas y retos diferentes. (¡Bingo,bis!)

 

QED

A qué te supo polémico liborio el descontón ?  Enuncia tu opinión especializada del queso oaxaca al pasajero en turno , seguro interesante y nos cuentas. 

No, pues con una respuesta de esa altura intelectual y esa gracia elefantina...

Sabroso nocaut el que le he recetado. 

Nos vemos pronto para el siguiente.

 

Excelente análisis. Carlos Sada, que conoce a la comunidad mexicana y se ganó reputación de incansable, debería quedarse. Estoy seguro que Fuentes-Berain, que tiene rango de Embajadora desde 1988, ha sido Embajadora en Francia, Canadá y Países Bajos, jefa de la Misión de México ante la Unión Europea, o Cónsul en Hong Kong y Milán, seguramente no sabrá cómo enfrentarse a la comunidad mexicana en Nueva York. Seguro sus años como miembro del Servicio Exterior Mexicano, en contraste, a los nombramientos políticos de Sada, no serán tan útiles, como la experiencia de Sada como alcalde en Oaxaca. Él sí conoce al pueblo, por eso se fue a EU. Seguro, el nombramiento de Sada, no fue uno de los premios políticos del sexenio pasado y el de la Embajadora, un triste premio de consolación por más de dos décadas en el SEM (los expertos en política exterior, que incluyen la actividad consular, creo). 

Interesante los datos sobre la condición de los mexicanos en NY, importantes, pero NY no es parte de la República Mexicana. Los Cónsules, no son regidores. Igual los dotes de Sada, sirvan mejor en su México natal. Quizás, incluso, en Oaxaca, para que la gente no tenga que retirarse a NY. No lo sé, a lo mejor. Si el señor Sada quería ser Cónsul, quizás debio intentar formar parte del SEM, que es el único servicio de carrera en la administración federal, dónde la gente pasa años estudiando y trabajando en la Secretaría, consulados o embajadas para poder ganarse el nombramiento de Embajador o Cónsul y no, como Sada, por sus compadrazgos políticos. Si les preguntas a ellos, seguro te dicen que el Bon Vivant, no es así como te lo imaginas. Yo tampoco conozco al señor Sada y estoy seguro que hizo un buen papel, pero tu análisis, León, tiene tantos lugares comunes y malos entendimientos de lo que es el SEM y la Secretaría, que quizás haga falta repasar las razones para escribir una opinión así, tan sencilla, tan errada.

Hay mejores ejemplos para señalar lo que quieres decirnos.

La tónica de esta administración en la cancillería es similar a la que existía con el PAN: Una agencia de colocación para políticos o amigos y desprecio por el servicio exterior. Recientemente la cancillería bloqueó una reforma para fortalecer al servicio exterior y que acotaba el clientelismo. Por eso es que al interior del servicio exterior reina una enorme insatisfacción

Totalmente de acuerdo en que al interior del SEM existe un gran sentimiento de insatisfaccion y frstracion- ya que muuuuuuuuy frecuentemente se le da preferencia a los politicos para tomar posesion de lugares que podrian -deberian- ser ocupados por miembros del SEM q tienen la experiencia en el los temas diplomaticos, consulares y administratvios (del SEM). 

 

Creo que el Art. 7 de la LSEM debe ser revisado y ponerle uno que otro candadillo....

 

Saludos

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación