No más “chicos-in”

Durante varias semanas se puso de moda en Twitter seguir a una supuesta cuenta de Paulina Peña, la hija mayor del Presidente. A pesar de que los mensajes que compartía la supuesta Paulina eran, por absurdos, evidentemente falsos, muchos tuiteros se dieron vuelo. Las respuestas a los tuits de “Paulina” fueron de una vulgaridad asombrosa. Finalmente, hace unos días, la cuenta pasó a mejor vida. El episodio me dejó un mal sabor de boca. Más allá de las consecuencias de la travesura de un impostor, tomar nota de lo ocurrido sería bueno para la vida pública (y para la familia Peña). La salud republicana agradecería que los hijos del Presidente y de la primera dama vivan un sexenio sin ostentaciones ni reflectores.

En otros países, los hijos de presidentes y primeros ministros se resignan a asumir un bajo perfil durante el mandato de sus padres. Barack Obama ha dejado muy claro que sus hijas no forman parte de su vida política. Lo mismo hicieron George W. Bush y Bill Clinton. En México, pocos presidentes han tenido esa virtud. Felipe Calderón y Margarita Zavala dieron una cátedra de cómo proteger a los hijos de la locura del poder. Apuesto que muy pocos de los lectores recordarán los nombres de los tres hijos de los Calderón. Los niños vivieron seis años en Los Pinos. Dos de ellos entraron en la adolescencia en la casa presidencial. Nunca estuvieron involucrados en escándalo alguno.

Los presidentes priistas no pueden presumir de lo mismo. Para mi generación, las historias de abusos de los hijos de Miguel de la Madrid eran materia de leyenda. Algo parecido recuerdo de los hijos de Carlos Salinas, aunque el rostro de Cecilia, su hija mayor, siempre me pareció revelar mucha más tristeza y perplejidad que pedantería. A pesar de la sobriedad de sus padres, los hijos de Ernesto Zedillo apenas sobrevivieron las tentaciones del poder. Enrique Peña Nieto debe evitarle ese destino a su numerosa prole. Todos están en una edad particularmente vulnerable. La mejor forma de hacerlo es convencerlos de que, de aquí al 2018, habrán de asumir una parte de la carga del servicio público. Estarán obligados a la compostura y la discreción. Eso debería implicar un adiós a Twitter, a Facebook, a compras en Masaryk y a las amables invitaciones de las revistas de sociales que ofrecen portadas para los nuevos “chicos-in”.

El buen juez, por su casa empieza. Los muchachos lo agradecerán.

Comentar ›

Comentarios (13)

Mostrando 13 comentarios.

yo creo que lejos de preocuparnos por lo que hacen o no hacen los hijos de Peña nieto nos deberiamos de preocupar por que este personaje sepa gobernar el pais adecuadamente ya buena falta nos hace.

Es importante hacer notar, que dificilmente se podrá llevar a cabo. Puesto que el origen de esta familia de "los tuyos, los mios y los nuestros" es precisamente el estar a la luz de los reflectores. Mas allá de esto, el perfil que les gusta manejar es precisamente ese, el de estar y que esten siempre al pendiente de ellos. En diferentes países y épocas han existido tambien personas que han salido del "medio artístico" para ocupar puestos de gobierno. Basta recordar al Presidente Reagan, quien anteriormente habia sido actor, pero que entendió bastante bien que os reflectores le apuntaban de forma diferente al haber llegado a dirigir al país mas poderoso del mundo. Como consortes, creo que el caso mas importante fue el de la Princesa Grace de Mónaco, pero no creo que nuesra primera dama actual, esté al nivel de aquella, ni artística ni glamorosamente. 

A mí me dan terror los peñitas. 

Un día los vi entrar al cine y me impresionó la prepotencia, la mamuquería pura y dura. Si el papá es el ejemplo perfecto del PRIISTA digno de estudio paleontológico, los hijos son pequeñas versiones de lo mismo.

Ya me imagino al hijo a los 17 años sintiéndose dueño del país.

 Una maravilla...... 

Desde que su padre asumió la candidatura la mayor de las hijas se ha cansado de salir en revistas. La revista Quién es la que debería de tener prudencia, también es responsabilidad de los medios mantener la mesura. Ahora, qué puedes esperar cuando tu esposa es actriz. No era una especie de estrategia lo que se pretendía cuando la pareja hizo su arribo a la escena política, algo así como el matrimonio Sarkozy-Bruni, obviamente región 4. Después de todo la nueva pareja presidencial está llena de glamour, los hijos de los reyes en otros países lo están. No faltarán los imbéciles, que en la campaña fueron abundantes, a quienes sí les interese saber de la vida de los hijos del presidente. Se te olvida lo de "Peña Nieto bombón bombón te quiero en mi colchón". Si a lo que le habría de tener miedo es a una parte de la población que lo recuerdan por esto, que son en su mayoría jóvenes que se las dan de mucho, nada más porque saben manejar una computadora, pues según la última elección son tan solo uno 16 millones, unos cuantos en un país de más de 110 millones de habitantes. La mayoría ve ventaneando, la voz México, ahí todo es saludable.

La candidez de este texto es casi de risa. Me parece que Krauze ignora que la familia Peña desde hace unos cinco o cuatro años se dedicó a pasearse entre cuanta revista y programa del corazón existía. Y ahora pide que ya no, que por favor moderen su presencia en los reflectores. No hay peor ciego...

Tu sugerencia de un bajo perfil de la familia presidencial es improbable. La compra del nuevo avión presidencial, el más caro del mundo, es la evidencia de que viviremos en la ostentación y el despilfarro.

Siempre tan preocupados por los derechos de los infantes ustedes. Me conmueven harto, casi lloro. :(

¡Eso es lo de MENOS, ji jí!

Que basura de nota. Letras libres en total decadencia, esto es digno de una nota de tvnotas. Mejor  me voy a leer http://editorialorsai.com/

Repito: es que hay cada caso de frivolidad, ¿no?

 

http://www.tvnotas.com.mx/2012/06/06/C-33600-la-reganan-ana-brenda-recha...

Es que "el buen juez, por su casa empieza", o no?

Buen punto, León, aunque me parece difícil que esto vaya a ocurrir con el perfil que tienen los padres y la cercanía de la farándula. Ojalá nos sorpendan.

 

El pueblo lo agradecerá más. Perdón, pero no creo que la cuenta de Twitter fuera falsa, a mi me lo prueban hechos: los zapatos de 15000 pesos y la compra de 5 filas para el evento musical. Con eso es suficiente prueba de que si fue falsa lo que dijo el impostor estaba cerca de la realidad. Hay que ver las poses, actitudes recientes y la historia de su papi para darse cuenta de que con el ejemplo que recibe no puede surgir otra cosa. Es muy sabio el refrán "hijo de tigre..."

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación