El duelo y el despertar

Es probable que, con su agonía, Hugo Chávez haya logrado la inmortalidad que buscó siempre, esa certeza de veneración eterna reservada a los santos, los mártires, los redentores. Las imágenes en las calles de Venezuela son inequívocas: no comparan a Chávez con Bolívar -su numen secular- sino con Jesucristo. Algunos carteles van más lejos, más hondo: "el pueblo es Chávez", "todos somos Chávez": un nuevo milagro de la transubstanciación.

No es imposible que los jerarcas de Cuba, en cuyas manos está el desenlace, decidan que Chávez siga gobernando como el Cid Campeador, que ganaba batallas después de muerto. Pero si, como es lo más probable, Chávez muere, en cuanto su muerte se haga pública lo que sobrevendrá es el doloroso duelo de un amplio sector de la sociedad venezolana. Algo similar ocurrió con Eva Perón, la heroína de "los descamisados", que murió de un cáncer fulminante a los 33 años. Su santificación fue instantánea y perdura hasta hoy. A partir de esa premisa, los escenarios futuros son diversos y, como siempre, inescrutables. El mío es el siguiente: el duelo durará varios meses y Venezuela convocará a elecciones. Si éstas tienen lugar, el sentimiento de pesar, aunado a la gratitud que un amplio sector de la población siente por Chávez, serán factores determinantes en el probable triunfo de un candidato chavista. A ello contribuirán también los órganos electorales, fiscales, judiciales y -en parte- los legislativos, que seguirán en manos del chavismo. En esta misma lógica, el candidato más probable será Nicolás Maduro, el ungido por Chávez (y los Castro), pero las complicaciones de la sucesión pueden favorecer finalmente al candidato menos atractivo para Cuba, a Diosdado Cabello. Tampoco es descartable un triunfo de la oposición. En cualquier caso, creo que el escenario de violencia es remoto.

Mientras transcurre el duelo, Venezuela vivirá un chavismo sin Chávez. Su retrato en tiempos de gloria, su silla vacía, su imagen retransmitida interminablemente, acompañará por un tiempo al nuevo presidente. Pero en todas las religiones (y en la naturaleza humana) los duelos tienen un fin. Y en ese momento, que será como un extraño despertar, todos los venezolanos, chavistas y no chavistas, deberán enfrentar la ineludible y gravísima realidad económica. Ocurrió en la URSS en 1989, ocurrirá definitivamente en Cuba, ocurrirá en Venezuela.

Los indicadores de alarma son del dominio público. El déficit fiscal es del 20% del PIB, unos 70 mil millones de dólares. El tipo de cambio oficial es de 4.3 bolívares por dólar, pero en el mercado negro llega a 18. La inflación, por varios años, ha sido la más alta de la región. El desabasto (que debido al desmantelamiento sistemático de la planta productiva, el éxodo de la clase media profesional y la falta de inversión, se ha convertido casi en una tradición venezolana) sólo se palió en 2012 a un altísimo costo, cuando el gobierno de Chávez echó la casa por la ventana en la compra de todo tipo de productos para agradecer (aceitar, inducir) el voto de sus partidarios. Pero ahora Venezuela padece una aguda carestía de divisas. ¿Cómo explicar que un país que en la era de Chávez ha percibido más de 800,000 millones de dólares por ingresos petroleros presente cuentas tan alarmantes?

Buena parte de la explicación está en el petróleo. En 1998 Venezuela producía 3.3 millones de barriles diarios y exportaba (y cobraba) 2.7 millones de barriles diarios. Ahora la producción se ha desplomado a 2.4 millones de barriles diarios, de los que sólo cobra 900,000 (los que vende a Estados Unidos, el odiado imperio). El resto que no se cobra se divide así: 800,000 van al consumo interno, prácticamente gratuito (y que provoca un jugoso negocio de exportación ilegal); 300,000 se destinan a pagar créditos y productos adquiridos en China; 100,000 se restan por importación de gasolina; y 300,000 van a países del Caribe que pagan (si es que pagan) con descuentos y plazos amplísimos, o pagan como Cuba (a la que se exportan 100,000), simbólicamente (con envío de personal médico, educativo, y policial), y se benefician del petróleo venezolano al extremo de reexportarlo. Con respecto al inicio del gobierno de Chávez, el ingreso efectivo de Venezuela por exportaciones de petróleo ha disminuido a la tercera parte.

En medio del duelo o inmediatamente después, un presidente chavista deberá enfrentar esta realidad y encarar al público. Pero ese presidente chavista ya no será Chávez, el hipnótico Chávez, Chávez el taumaturgo, Chávez el líder que lo explicaba todo, lo justificaba todo, lo amortiguaba todo. Fiel a la antigua cultura política de raíz hispana, el pueblo reaccionará a esas situaciones con indignación: culpará a los chavistas de no estar a la altura del líder y su legado, dirá "Chávez no lo habría permitido", "Chávez lo habría resuelto". Ese podría ser el fin del chavismo sin Chávez. Y la gran oportunidad de la oposición.

Después de largos años de inconsistencias y errores, la oposición venezolana ha estado unida, eligió a un líder inteligente y valeroso (Henrique Capriles) y tuvo un desempeño notable en las elecciones: recabó casi 7 millones de votos. Durante la agonía de Chávez, sin dejar de alzar la voz de protesta, la oposición ha mostrado una notable prudencia. Y ha hecho bien: cualquier desbordamiento de las pasiones puede ser leído como una provocación y desembocar en la violencia. Pero si la oposición -que ha esperado tanto- conserva la cohesión y el ánimo, podría avanzar en las siguientes elecciones presidenciales y recuperar -sobre todo después del duelo- las posiciones que ha perdido. En ese despertar, una fuerza ahora apagada y latente deberá despertar también: los estudiantes. Tuvieron un papel clave en el referéndum de 2007 (que impidió la conversión abierta de Venezuela al modelo cubano) y quizá lo tengan una vez más ahora.

Lo que está en juego no es sólo la recuperación económica de Venezuela ni la normalización de la democracia, trece años secuestrada por el redentorismo político de Chávez. Lo que está en juego es la convivencia elemental en una sociedad desgarrada por la intolerancia, la discordia y la propaganda de odio inducida desde el poder. Carl Schmitt, el filósofo del nazismo, acuñó la teoría del "amigo/enemigo" como el binomio esencial de la política. Chávez ha sido su discípulo fiel. Pocos gobernantes latinoamericanos han practicado con igual fanatismo esa doctrina. Tras el duelo, ese binomio debe desaparecer del debate público. Sólo así llegará la reconciliación de la familia venezolana.

 

Comentar ›

Comentarios (18)

Mostrando 18 comentarios.

Venezuela mandaba 600,000 barriles diarios a Estados Unidos, y el millón a China. Que problema hay en que cobrara/no cobrara los barriles a Cuba, en efectivo, o en largos plazos? Que problema hay con eso, por qué pinta a Chávez como un tirano, como  'intento' de Fidel Castro, por qué critica con fuerza y con fe a Chávez y al chavismo? Por qué si tanta gente que no existía antes de él comenzo a existir paternalistamente quizá, pero a existir? Me impresiona la gente del nivel de usted, que aun teniendo ese nivel no es capaz de criticar lo que hay dentro de su país y va y critica al que es querido por muchos, y que fue siempre tan valiente como para decir y como para gritar lo que pensaba y sentía. Me decepciona que usted no pueda resaltar un punto positivo de una figura como Chávez  entonces simplemente enferma. Y que maneje tantos datos errados. Usted no es , ni ha sido jamas para los de abajo. Y eso no se agradece. Al contrario se señala. Aunque acepto que a usted se le debe admiración. Mas no respeto. 

Estimada Gladys,

No se puede tapar el sol con un dedo eternamente. Si bien es cierto que Chavez reinvindico a los pobres y olvidados en Venezuela, lo hizo de la manera equivocada (es decir tenia razon con sus ideales pero se equivoco gerenciando): Tomo la riqueza que ya existia y la repartio, pero a la vez, para tener control del pais, lo tomo por todos lados, no solo en los demas poderes publicos, sino imponiendo controles que fueron debilitando el aparato productivo tanto publico como privado. A tal punto que Venezuela es ahora un pais que no prodcuce practicamente nada que no sea petroleo y algunos de sus derivados (y hasta eso esta mal administrado ya que no produce ni siquiera suficiente gasolina para consumo interno). Estos controles y deseos de controlar todo, aparte de su estilo fuerte de gobernar, hicieron que dentro del gobierno dejara de haber funcionarios de alto nivel (ministros, etc) eficientes y la consecuencia de esto ha sido la perdida de miles de millones de dolares. Pero lo mas grave es que no existen indicios de que haya deseos de estimular o refundar el aparato productivo. Lamentablemente, la torta que se ha repartido es cada vez mas pequena (en otros paises ha crecido) y los beneficiarios de dicha torta cada vez quieren mas torta ofreciendo cada vez menos a cambio. Esa torta se llama Venezuela y los beneficiarios son todos los venezolanos..Eso no puede durar eternamente...

Chavez deja un exceso de vacío: pura insignificancia. No produjo ninguna solución. No era ése su objetivo porque no sabía cuales eran las soluciones.

Puro vértigo de denegacion: exclusión simulacion enigma negativo.

Chavez fue un autista, un clon de dictador, Asi le fue aferrado a la muerte porque se creyo siempre un mesías un salvador; y los presidentes que fueron a despedirle cometen el mismo error, con definiciones cuasi pornográficas. En un rato todo sera indiferente. Solo encontraos cinismo, indiferencia, negación, desprecio: FALTA DE VISION Y DE SOLIDARIDAD.

Excelente!!! es un retrato perfecto del momento, dando visos a lo que será el probable desenlace, entre mas largo sea el tiempo que pase para las elecciones menos posibilidad tendran de volver a ganar.

El dolar está a 24 HOY, la deuda e sincreible, la infraestructura nacional (incluyendo la petrolera) está en ruinas, lo que le espera al pueblo es HAMBREEEEEEE, y con eso aprenderán que no gobierna quien puede sino quien sabe, que lo importante no es quien más grita e insulta, sino quien dice la verdad, pero lo aprenderan con el sufrimiento de nuestro pueblo y eso es lo que nos conduele a los que sabemos el desenlace

Me gusto el analisis de la situaciòn venezolána.Copié unas partes del texto y las compartí a compañeros de la universidad.Hice cita de su autoría y en donde aparece el texto.

Pamela todo es un simulacro. Es cuestión de analizar como lo hace el autor y mirar a todos lados. Si quieres un pais serio este populismo en principio barato, luego caro, esa demagogia que todos aplican primero y que insisten despues es contraproducente, sin contar esa lacra estatal llena de cleptocracia al estilo sudamericano subdesarrollado y lo peor el nivel de educación que sigue sumido el pueblo bolivariano, destacando la poca gracias de los acomodados como los amigos y familiares de Chavez que para peor mostraban sis opoluntes viajes como si vivieran en suecia. De terror. 

Chavez fue hiperreal pero en un desierto. No es al menos el destino que deseo para los paises.

 

 

Mi cultura política es nula. No obstante, me declaro en contra de cualquier sistema de gobierno humano.

Yo pienso como tu, los romanos crearon los gobiernos para controlarnos, explotarnos y llevarnos al caos, la desesperacion, el estres, la ignorancia ya que muchos en el mundo no tienen acceso a la educacion, el agua es de todos nosostros y tenemos que pagarla.Esto no es Justo.

Normalizar la democracia? 13 años secuestrada? Estás insultando la inteligencia y la voluntad del pueblo venezolano.. Escondes detrás de cifras y números vacíos, disfrazados de objetividad, tu tendenciosa pluma antipopular. Despertar de qué? América Latina no está dormida.

Dormida e hipnotizada que es aun peor, en una especie de hechizo que ha hecho de los venezlanos tristes zombis. Eso es aun peor que dormida. 

Pamela la que estas dormida eres tu...Krauze tiene toda la razon en lo que escribe aqui, te lo dice una VENEZOLANA...

Hay obviedades del chavismo y son claras, pero Enrique Krauze debe reflexionar más su escritura, pues por momentos renace el mismo binomio que critica y otros de tajante certeza: el Otro como olvido de sí mismo, por ejemplo.  Y Carlo Schmitt no es propiamente un filósofo del nazismo, sino del Estado Total (que puede abarcar y evolucionar en Mercado Total), un cercano matiz a la palabra Razón que tanto utiliza.  Hay que observar a veces el silencioso canibalismo de nuestra escritura. Saludos. 

No sé en otros indicadores, pero en el índice de surrealismo asociado a variables geoestadístico-demográfico-poéticas, Venezuela lleva años por delante de nosotros. Ni modo, hay que echarle más ganas.

Más no desfallezcas, nación, que vamos por buen camino: con eso de que México ahora vota  por el PRI....

¿Carl Schmitt "filósofo del Nazismo"? Qué frivolidad.

Carl Schmitt, filósofo jurídico adscrito al partido nazi, fue apodado "Kronjurist" del Tercer Reich.

Eso es como decir que Heiddeger era nazi, es un caso parecido. Schmitt no es filósofo jurídico del nazismo, eso es una simplificación. Si acaso lo sería del autoritarismo, como Hobbes e incluso Platón.

A ver: fue jurista del Reich, sí. Fue defensor de la idea de dictadura y del personaje que él pensó, al principio, que la encarnaba de mejor manera: Hitler; sí. Fue antisemita, sí: como la mayoría de lo europeos de su época. Fue, después, crítico del Nacionalsocialismo (incluido Hitler), al punto que fue proscrito por éste; sí. Fue un filósofo -que no es lo mismo que jurista: de hecho, el propio Schmitt jamás se hubiese considerado "filósofo"- de la ideología nazi; definiviamente, no. La ideología nazi fue tan extremadamente vulgar: batuburrillo de ideas mal entendidas de Chamberlain, Gobineau, ¡Nietzsche! et al, que el propio Schmitt se burló con ironía de ella. Si acaso hay un filósofo del nazismo, evidentemente mal entendido, fue Heidegger. Hacer una defensa de la dictadura, de las categorías amigo-enemigo y de la teología política, nada tiene que ver con la ideología más íntima -y perversa- del Nacionalsocialismo: el concepto de raza aria -y consecuentemente la idea de razas inferiores- y la solución final. Hay que saber matizar, pues dicho así de rápido no es sino un frivolidad.  

Excelente respuesta.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación