El Antisemitismo facsimilar

 A Paco Calderón, Premio Moors Cabot

 

Además de su horrenda estela de muerte y las divisiones cada vez más profundas y amargas que ha provocado, la guerra en Gaza ha despertado al dormido monstruo del antisemitismo europeo. En América Latina no ha ocurrido lo mismo, pero la criatura se mueve.

Algunos gobiernos han mostrado su rechazo a las acciones de Israel. Chile y Brasil llamaron a sus embajadores, Fidel Castro lo acusó de genocidio y los gobiernos cercanos a la Revolución Boliviariana lo han condenado públicamente.

Si bien las posturas adversas a la política israelí no son antisemitas, algo nuevo está ocurriendo en las redes sociales en español, donde la condena a Israel viene acompañada a menudo de diatribas antisemitas. Esta región no es particularmente antisemita, pero corre el riesgo de serlo. 

Jorge Luis Borges definió, en una línea escrita en 1938, la diferencia entre el antisemitismo alemán y el argentino: “Hitler no hace otras cosa que exacerbar un odio preexistente; el antisemitismo argentino viene a ser un facsímil atolondrado que ignora lo étnico y lo histórico”. Su reflexión fue válida entonces y lo es aún ahora, no solo para Alemania y Argentina sino para Europa e Iberoamérica. Hasta hace unas décadas, el antisemitismo fue un derivado de dos odios importados: el antiguo prejuicio contra los judíos proveniente de la tradición católica española y el racismo europeo del siglo XX. Pero en tiempos recientes, exacerbado por el conflicto palestino israelí, ha aparecido un tercer antisemitismo: un antisemitismo de izquierda.

Desde tiempos de la Conquista hasta mediados del siglo XVII, sucesivas olas de inmigrantes judíos provenientes de España y Portugal (de donde habían sido expulsados) se avecindaron en la futura América Latina. Aquí practicaron secretamente su religión y tejieron una red comercial y financiera que fue un presagio de la actual globalización. A mediados del siglo XVII, está población murió en las hogueras de la Inquisición o escapó hasta desvanecerse -en el espacio y el tiempo- dejando algunas huellas culturales más allá de los apellidos de “cepa judeoportuguesa”. Por eso mismo, no se generó un antisemitismo autóctono.

A fines del siglo XIX, los países independientes de Iberoamérica acogieron nuevas oleadas de inmigrantes judíos. El principal receptor fue Argentina. Como sus remotos antepasados, huían de la persecución, en su caso zarista. En las primeras décadas del siglo XX, con el ascenso del antisemitismo en Europa del Este, la corriente incluyó miles de judíos polacos. En la mayoría de los países de América Latina, estos inmigrantes encontraron una atmósfera general de tolerancia, solo interrumpida, por una década, por efecto de otro odio exógeno: la propaganda nazi.

Al estallar la Segunda Guerra, un sector de la prensa y la opinión pública latinoamericana simpatizó con las potencias del Eje. Las publicaciones antisemitas  circularon profusamente, junto con obras (artículos, caricaturas, carteles, folletos) de autores locales.

En la postguerra, la conciencia del Holocausto y el prestigio de Israel abrieron una era de empatía hacia los judíos. Pero en Argentina el nazismo mantuvo cierta influencia debido al asilo concedido por Perón a varios altos rangos hitlerianos que dejaron escuela y cuyo momento para ensayar sus prácticas genocidas llegó en los años setenta.

En 1976 dio inicio el caótico período en que los militares argentinos tomaron el poder y sometieron a los liberales y los izquierdistas a un régimen de exterminio. La tortura era la misma en el caso de judíos y no judíos, pero si se trataba, como Jacobo Timmerman, de un judío liberal, se acompañaba de gritos de “judío” “judío” y ocurría en un cuarto con un retrato de Hitler. Quizá Timmerman salvó su vida gracias a que los torturadores lo creían miembro prominente de la conspiración consignada en los “Protocolos de los Sabios de Zion” y esperaban sacarle información significativa.  

Aunque el terror cesó con el advenimiento de la democracia en 1983, los judíos argentinos enfrentarían un nuevo hecho de sangre en 1994, cuando una bomba plantada por las autoridades iraníes –con la complicidad oficial- destruyó el edificio de la comunidad israelita matando a 85 personas. Un tercer elemento exógeno, el incesante conflicto de Medio Oriente, había llegado a América Latina.

En estos últimos veinte años, el justificado enojo de los ámbitos liberales y la izquierda con la ocupación israelí de los territorios en Cisjordania y la Franja de Gaza se ha venido transformando en algo muy distinto: un antisemitismo de izquierda, especialmente duro en círculos académicos.

Dos factores adicionales le han dado impulso: el antisemitismo oficial del gobierno de Hugo Chávez y el crecimiento de las redes sociales. Ahora pueden leerse todos los lugares comunes del viejo antisemitismo de derecha sancionados por profesores de izquierda.

Los bombardeos a Gaza han intensificado estas reacciones. Una solución pacífica y justa en Medio Oriente puede reducir el creciente antisemitismo no solo en América Latina sino en todo el mundo. Las perspectivas no son alentadoras pero quizá sean aún posibles.

 

(Reforma, 17 agosto 2014)

 

Comentar ›

Comentarios (35)

Mostrando 35 comentarios.

 

¿Cuántos muertos quiere Hamas ofrecerle al mundo para lograr la total condenación contra Israel?

¿Se los ofrece al mundo o se los ofrece a Dios?

Que lastima que el autor muestra, como tantos otros en la polemica actual, que toma lugar en los "buenos" periodicos, siempre esa sensibilidad, preocupacion, y interes del corazon, para Israel!  Porque hay tan poco sobre el verdadero racismo que existe desde hace tanto tiempo contra la genete de color, contra los arabes despues de 9/11, contra el catolico en el "Norte," contra cristianos y arabes en ese proyecto democratico llamado Israel?  Como dijo Unamuno, la verdad es mas importante que la paz, y esta no tiene preferencia alguna.  Lo que esta mal es y sera ...mal!  Pero basta que siempre las victimas son las mismas! (Miren lo que esta pasando en Canada, que no se puede critcar a Israel porque automaticamente es considerado antisemitidmo por la ley!.... y este es el mismo proceso que se desea obtener en los Estados Uniodos, poco a poco, con leyes de Anti-Odio.  Porque no le damos mas atencion a otros genocidios?  Ah, me olvide que para el director de la ADF de New York, lo que le paso a loos Armenios no fue un genocidio!  Que falta de verguenza cuando la historia se usa como un comercio barato para sacar ventaja politica!

¿Es Israel peor que Hamas? ¿Es mejor?

Sé bien que hay en Israel la extrema derecha; los racistas y fundamentalistas que, al igual que el Islamic Jihad, piensan que es mejor morir por la Patria que vivir una vida pecaminosa. Hay los que quieren expulsar a todos los palestinos de “Judea y Samaria,” si no es que matarlos a todos.

Pero también sé que hay judíos en Israel que critican al Gobierno, que lo llaman criminal, que se oponen a la Guerra y que quieren terminar con los asentamientos judios en Cisjordania.

¿Podría el gobierno de israel asesinar en público a estos dididentes judios por traidores a la Patria, como lo hizo Hamas con los “colabaradores de Israel” palestinos en Gaza?

No. No lo haría. Y esa es la verdadera diferencia entre Israel y Hamas: A Israel le duele mucho que uno de los suyos sea sesinado y Hamas se alegra cuando miles de Palestinos lo son.
Israel opta por la vida. Hamas opta por la muerte.

A mi me gustaría plantear la nada original idea de que cualquier referencia a la raza cuando se pretenden describir aspectos de una cultura, suele ser una imbecilidad.

Los israelíes son humanos, los palestinos son humanos, los palestinos y los israelíes están en guerra, y ambos grupos están plenos de líderes (religiosos, políticos e intelectuales), que saben perfectamente que sus pueblos se conforman, como los de todo el mundo, de una mayoría de idiotas y cobardes, un puñado de asesinos, y un puñado de virtuosos (es decir, saben que la virtud y el vicio, ahí como en todo el mundo, se distribuyen de manera "normal"). 

Es falso, desde la perspectiva que se quiera ver, que el asesinato de inocentes puede justificarse. No se puede: no es posible redimir a hamas lo mismo que al gobierno israelí. 

El dinero, el poder sobre la región, la jugosa venta de armas y el tinglado internacional de la zona (Irán es el jugador que financia a Hamas, Israel es respaldado por occidente), son el problema. 

El problema no es mahoma, ni yawé, ni la longitud de la nariz de los contendientes. El problema es, precísamente, que son humanos que pueden y quieren, con la mano en la cintura, justificar la muerte de los vecinos con la convicción dogmática de que tienen el derecho de hacerlo.

Y no. Nomás no tienen, ninguno, el derecho de hacerlo.

Ah, pero a mi ni quien me pele: ahí les encargo que me apoyen en las próximas elecciones para la dirigencia de la ONU. 

Pero la "convicción dogmática" de algo debe de tener un origen.

 

¿De verdad piensas que la “convicción dogmática “ que Hamas tiene de que debe matar a los judíos no proviene de una particular lectura del Corán, es decir, de una particular interpretación de Mahoma?

"saben que la virtud y el vicio, ahí como en todo el mundo, se distribuyen de manera "normal"). "

Vaya, esa es una idea interesante. No lo sabia, ni se me hubiera ocurrido que asi pasa.

 

Pero, no se necesita hacer mediciones, o por lo menos encuestas, para construir una curva “normal”?

¿Cómo se miden la virtud y el vicio?

Sobre esa discusión, tal vez sería bueno mirar este pequeña columna de Manuel Vincent en El País de España, titulada Estigma.

Para un intelectual ser acusado de antisemita es un estigma difícil de soportar. Una extraña paranoia le impulsa a creer que una fuerza oculta le impedirá acceder a cualquier reconocimiento internacional, incluidos premios, cátedras, editoriales y periódicos. Por miedo a entrar en esa supuesta lista negra algunos intelectuales, artistas y escritores se palpan el hígado antes de proferir una condena taxativa del insoportable espectáculo de crueldad y venganza que el Estado de Israel está perpetrando sobre el pueblo palestino cuya rentabilidad en el número de víctimas es la del ciento por uno, según el famoso rédito bíblico. Cualquier opinión sobre esta guerra desigual debe expresarse siempre con matices, si no quieres ser tachado de antisemita. Para salvar la cara es obligado manifestar de antemano la admiración que produce la historia de ese pueblo y redoblar una vez más el espanto ante los campos de concentración y de exterminio. Creo que Leon Bloy acierta cuando afirma que el pueblo judío es como un dique atravesado en el río de la historia que ha elevado su corriente de nivel. Puede que la verdadera tierra de promisión de este pueblo elegido fuera Norteamérica, no Palestina, y después de la tragedia de la II Guerra Mundial es en Norteamérica donde ha desarrollado su enorme creatividad. Pero, tal vez, a cambio de esta acogida el sistema bélico occidental ha obligado a esa nación a ejercer un papel siniestro. El Estado de Israel viene a ser, en definitiva, una base militar norteamericana, su garra de tigre sobre una civilización enemiga. Con las espaldas bien guardadas por el Pentágono y por una Europa que con su ambigüedad cura la mala conciencia, Israel se permite desafiar cualquier norma internacional con el sentido omnipotente y vengador del peor Yahvé de la Biblia. El odio y el antisemitismo creciente son el resultado de este destino.

Javier, en la columna de Manuel Vincent que citas se lee hacia el final:

Israel se permite desafiar cualquier norma internacional con el sentido omnipotente y vengador del peor Yahvé de la Biblia. El odio y el antisemitismo creciente son el resultado de este destino..

O sea, según Vincent el creciente odio hacia los judíos (antisemitismo) se explica como un "destino" que estos deben sufrir por las políticas nefastas y crueles del Estado de Israel ¿No es esto un intento burdo de disculpar a los antisemitas?  La conclusion del juicio de Vincent es que los antisemitas no son culpables de racismo, no, solo reaccionan contra la maldad del Estado de Israel (la plataforma yanqui). Siguiendo la lógica de Vincent podríamos concluir que los islamofobos no son racistas, solo expresan el "destino" de odio que merecen los árabes como reacción por los crímenes de AlQaeda e ISIS, o los que odian a los afroamericanos tampoco son racistas, solo están indignados por las masacres que perpetúan varias guerrilas o sátrapas en Africa. 

No fue Manuel Vincent el escritor que en un arranque de histeria y dogmatismo llamó a Octavio Paz el "paje de la oligarquía" o algún estribillo parecido en los años 90?

No creo que Manuel Vincent sea un antisemita o un racista, mas bien creo que debería tomarse una cucharadita de Mellox para alivianar su viscera.


"El Estado de Israel viene a ser, en definitiva, una base militar Norteamérica>."

Tonterias.

"insoportable espectáculo de crueldad y venganza que el Estado de Israel..."  .Asi lo ven los que odian a Israel.

Pero la verdadera diferencia entre Israel y Hamas es que a Israel le duele mucho que uno de los suyos sea asesinado mientras que Hamas se alegra cuando miles de palestinos lo son

Este antisemitismo es increiblemente ciego!

 

He tenido la oportinidad de cambiar opiniones con españoles en la pagina de rt noticias de españa e indudablemente los españoles a parte de ignorantes son mediocres a la hora de hacer sus comentarios que a parte de ser muy irrisorios por los insultos e imbecilerías (que su cerebro a duras penas alcanza a redactar), son totalmente amarillistas no sólo los comentarios sino las noticias.

 

Es inceible ver como la gente prefiere ver a los israelis muertos que a LOS TERRORISTAS COBARDES MUERTOS!!!

 

Este espíritu antisemita es el mismo que moraba en el ser Hitler, de la "Santa Inquisición", que el antisemisimo Argentino, el de Hugo Chavez y varios más!!!

 

El dato curioso es que todos o todas las cultiras que comienzan a maldecir a ISRAEL y a los judios, terminan muertos como Hitler, Osama, Sadam, Chavez; En la misería como España y Argentina y los demás.

 

 

 

"Porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová, y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí. Pero a ti no te destruiré, aunque te castigaré con justicia: de ninguna manera te dejaré sin castigo». Así ha dicho Jehová." Jeremías 30:11-12


 

 

Saludos.

 

"los españoles a parte de ignorantes son mediocres a la hora de..."

 

Y dices que el antisemitismo es malo. Seguro; pero parece que no el racismo contra los espanoles.

El antisemitismo es un tema super interesante, en su significado común, sería en realidad antijudaísmo, porque semitas tambien son los árabes, hay muchos tipos, desde el cristiano, el católico, el musulmán, pasando por todos los rechazos infringidos a ese noble pueblo errante, que dicho sea de paso tiene todo el derecho a existir y a vivir en el Medio Oriente de donde son originarios y fueron expulsados por la fuerza, por la fuerza han vuelto a su lugar.

¿Donde yacen las causas del antisemitismo? es una pregunta que nunca ha sido bien respondida yo creo, y realmente para que se resuelva el conflicto Palestino-Israelí se necesita profundizar en ello.  Solo he oido a un autor que lo ha dicho bien, el dice,  es pura y simple envidia, si, parece infantil, pero así es, a alguien se le ocurrió hace miles de años, para cohesionarlos, para mal o para bien llamarlos el "Pueblo elegido de Dios", osea los "consen", y eso como les ha ganado antipatías. Tal vez sin ese factor cohesionador no hubieran podido llegar unidos hasta nuestros dias, quien sabe.

El Islam se funda en contraposición a esa preferencia por Dios al pueblo de Isaac, y el Profeta Mahoma no acepta que sean el pueblo elegido, por lo tanto establece que Ismael, el hermano de Isac es el legítimo heredero y el pueblo elegido es el Árabe, y ¿cual es la forma de demostrar quien es el bueno? pues con la guerra.  Es el tipico problema del hijo predilecto, parece infantil, ahí nace el resentimiento humano, en los padres que son injustos ante los ojos de los hijos, los padres son Dioses para sus hijos.

Para los incredulos, chequen este video de  un sermon en una Mezquita un Viernes 14 de Febrero de 2003 escuchen las palabras del Imán, la palabra clave es, "nosotros somos los elegidos".

http://youtu.be/iBNPStCb6Uo?list=FLPPyjQmqi19i9f7J9mDXa_Q

Saludos

"de donde son originarios."

Tal vez no.

"para que se resuelva el conflicto Palestino-Israelí se necesita profundizar en ello." (entender el antisemitismo.)

El prolema es bien sencillo (y por eso bien complicado): La ONU le dio a los judios un territorio para que formaran su Estado. Los arabes y los judios deben respetar eso....Israel debe terminar la ocupacion del territorio que no le fue dado por la ONU y los arabes deben terminar el terrorismo contra los judios.

Como hacerlo? Hamas se rinde...Entonces Israel también se rinde. El pacifismo tipo Gandi.

La peninsula Arábiga estaba llena de comunidades judías, dispersas, lo dice el mismo Corán, cuenta la historia que el propio Mahoma cortó la cabeza a 900 judíos de la tribu Banu Qurayza, cerca de Medina, se los llevaban por tandas y el mismo los degollaba, esta historia se la cuentan a los niños musulmanes, incluidos los palestinos, y la tradición dice que todo musulmán debe seguir los pasos de Mahoma, él es el ejemplo de vida que todos deben seguir, por lo que matar judíos y cristianos, es decir infieles no creyentes no solo, no es malo, sino que es encomiable, es admirable.

Claro que los judíos son originarios de la peninsula arábiga, de eso no hay ninguna duda, el mismo Mahoma los mataba y ordenaba su aniquilación, esta escrito en sus textos sagrados.

El Islam es una "Patocracia".

Saludos

Checa este documental:

http://youtu.be/8O9Fp_rbNqc

los hebreos llegaron a la "Tierra Prometida" porque YAHVE los envio alli; cuando lleharon mataron a todos los "originarios" del lugar.Esta en la Biblia.

Pero lo de "originarios" es un concepto relativo y sin importancia: La ciencia dice que todos los humanos se "originaron" en Africa.

Lo que verdaderamente importa ahora es que el Estado de Israel fue fundado en 1948 por la ONU; se le dio un pedazo de tierra y todo el problema se resuelve cuando esa resolucion de la ONE se respete (por los judios y por los arabes.)

Creo que Hamas debe rendirse y desarmarse. Es lo que pide Israel. Cuando lo haga, habra ganado la batalla contra la ocupacion, porque Israel no tendra ya la excusa de la inseguridad para mantenerla.

(no confio que Hamas vaya a rendirse: su meta no es solo expulsar al IDF sino matar a los judios, pero tal vez  el pueblo palestion se canse y ya no vote por ellos.)

 

PS. Vi el primer video. Da miedo. El segundo es muy largo, pero lo veré luego.

 

saludos

La guerra es igual hace 1500 años o hace 70, o hace 50,000, los judíos ganaron lo que tienen hoy en una guerra, igual que los Árabes lo ganaron, hace 1000 años cuando Saladino expulsó a los Cristianos de tierra Santa.

Si el primer video te dio miedo, esperate al segundo, el Islam es un Estado donde no se acepta a los otros, si eres parte de él, puedes vivir en paz, si cumples con su Ley, no puedes salir, no hay posibilidad de coexistir con otras religiones o Estados, su meta es convertir por la fuerza a todos a la fe de Mahoma.

Matar no solo esta permitido, el propio Mahoma descabezaba judíos, como podrás escucharlo en el documental, además Mahoma es el ejemplo de vida para todo musulmán, y eso se le enseña a los niños desde pequeños, ¿como ves? ¿crees que haya cabida para la paz?

El reciente degollamiento de el periodista Norteamericano James Foley es el ejemplo, para ellos, el ejecutor es igual que Mahoma, y es una fuente de orgullo para su familia y para la cultura musulmana.

No muestres reticencia hacia los Judíos, ellos están enfrentando una guerra, la guerra del Islam contra el mundo occidental, ya enfrentaron al nazismo, necesitan nuestro apoyo racional, solidario, de hermanos, si los abandonamos a su suerte como en el pasado, nos estamos abandonando a nosotros mismos.

Saludos.

 

La guerra no es igual que hace 1500 años; ahora un país “civilizado” ya no  puede simplemente invadir a otro para conquistar territorio.

Pero tienes razón: Hamas lo acaba de confirmar al asesinar en público a palestinos “colaboradores de Israel.” Su verdadero objetivo es matar a todos los judíos. No debemos permitirlo.

Es una guerra injusta, porque el Islam esta en guerra contra occidente, en realidad busca que todos quedemos bajo su ley fundamental la Sharia, su Libro Sagrado Dictado por Dios al Profeta Mahoma acepta la coexistencia con otras culturas, bajo condiciones muy estrictas de sometimiento, Diminitud, pero luego hay otras leyes que las abrogan, que como son posteriores, son las que en realidad valen, eso es lo que confunde a la gente en occidente.  Alá es un Dios que permite y fomenta la muerte del infiel (del otro), contrario a las Leyes del Judeo-Cristianismo que lo prohiben, por lo tanto el Islam tiene otro conjunto de reglas morales.  

Es David contra Golliath, los Judíos tienen un conjunto de reglas occidentales, que incluye el no matarás, y el Islam, tiene autorizacion de matar por el mismo Alá y Mahoma su profeta, que es el ejemplo de vida para todo musulmán, mataba sin piedad. Si los calculos indican que aproximadamente el 2% de la población puede llegar a tener problemas de Psicopatía esencial, esto indicaría que una gran cantidad de musulmanes estarían encantados con la idea de matar, porque la ley lo considera "moral", la Sharia.

Si debemos apoyar a Israel, porque apoyar a Israel es apoyar a occidente y apoyar la moralidad de "No es bueno matar", debemos "Coexistir", debemos respetar la vida humana.

Ala dice: "Debes matar y ser matado". En uno de sus "hermosos" versos 

La ventaja no la tienen los Israelíes, la tiene el Islam, el que aparentemente es el mas fuerte en realidad es el más debil, y el que aparentemente es el más debil, es el más fuerte.

Saludos

 

Impresiona en un escritor tan cuidadoso como Enrique Krauze ver categorizaciones tan rotundas de antisemitismo en "intelectuales de izquierda" sin citar a uno solo - de preferencia no al columnista frecuente de un periodico de izquierda, que es simplemente un blanco demasiado facil - Julio Patan en "Conspiraciones" hace un mejor trabajo en exponer las relaciones entre cierta izquierda y el antisemitismo - el socialismo de los imbeciles denunciado en celebre cita atribuida a Engels - por el camino de la creencia en el complot de "los amos del mundo", en un espacio comparable al articulo de Krauze, aunque no involucra a algun escritor o intelectual mexicano contemporaneo y notable. Quedo en espera de dichas fuentes que apoyen a la acusacion.
Para cribar de las redes sociales todo lo que es antisemitismo (lamentablemente existe, pasa mas de lo que pensamos y salta a la vista cuando uno se topa con el) de lo que es una simple indignacion por los lamentables acontecimientos en Gaza se necesita una verdadera definicion de lo que es antisemitismo, ya que la confusion siempre ocurre. Normalmente cuando Estados Unidos incurre en alguna desmesura en su politica exterior las protestas que provoca - recordar las masivas y mundiales ocurridas en vispera dela segunda invasion a Irak - no son tachadas por autores notables como "antiamericanas", y las campañas de concientizacion por la tragedia de Darfur no fueron llamadas racistas porque negros tomaran parte de la matanza.

Omar

¿Quieres un ejemplo de un intelectual antisemita de izquierda? José Saramago.

Saramago fue un escritor talentoso, pero el talento artístico no excluye las pulsiones racistas. Wagner fue un gran  compositor y un notorio odiador de los judíos. Cuando debía por obligación dirigir la obra de un compositor judío usaba guantes y al teminar la función los tiraba a la basura con azco.

Saramago siempre comparó a Israel con la Alemania nazi. Esta "nazificación" no es un argumento del debate político o de la crítica contra el gobierno de Israel, es un simple insulto, una bofetada intelectual y una muestra de desprecio y hostilidad hacia los judíos (ya sean estos sionistas o no-sionistas, religiosos o laicos). Saramago hizo campaña política a favor de los timoreses orientales que buscaban su independencia  de Indonesia. Sin embargo, jamas llamó "nazi" al gobierno o militares o milicianos indonesios que masacraron a unos 100 mil timoreses. Con respecto a este conflicto Saramago si participó en un debate político y si distinguió entre el gobierno y el pueblo indonesio. Con respecto al conflicto Israel-Palestina Saramago simplemente arremetió contra "los judíos", en general, sin tomarse la molestia de distinguirlos (como grupo o población) del gobierno de Israel. Esto marca la frontera entre el debate político y la retórica racista.

Sin embargo, Saramago es mas bien la excepción. En general la izquierda pensante no es antisemita, este racismo se da principalmente entre los militantes y simpatizantes mas ignorantes y dogmáticos que todo lo explican con conspiraciones malignas.  

 

Su análisis se brinca olímpicamente las negociaciones que llevaron a la construcción de un estado Israelí en la región y cómo éste ha crecido sostenidamente en territorio Palestino desde entonces.

Usted busca explicaciones para el rechazo al sionismo (o lo que usted llama mañosamente antisemitismo) fuera de las razones históricas del conflicto más reciente en la región: el colonialismo, europeo primero y estadounidense ahora, y a la complicidad de occidente, que prefiere voltear hacia otro lado para no ver las atrocidades de un estado de extrema derecha que le sirve para contener al mundo árabe.

El creciente rechazo a las acciones del gobierno de Israel (que no a los judíos como cultura) no sólo se ve en la izquierda, latioamerica o de cualquier latitud, sino incluso al interior de la ONU y en altos mandos estadounidenses (cuando el fuerte lobby israelí no logra amendrentarlos).

Tal vez si usted escuchara y leyera ese "antisemitismo de izquierda, especialmente duro en círculos académicos" con más cuidado se daría cuenta la dura crítica a las acciones de un gobierno (colonialista y de derecha extrema) va más allá del mundo maniqueo que usted pretende mostrarnos y tiene que ver más con la injusticia y la atrocidad que con su raza o sus creencias religiosas.

En la historia del pueblo judío el Estado de Israel es tan reciente que apenas ocupa una pequeñísima porción de tiempo. Es muy pero muy larga la lista de gigantes del pensamiento y de la cultura de occidente de origen judío y la abrumadora mayoría existieron y aportaron a la humanidad antes de la existencia del Estado de Israel.

Creo -con muchos- que el holocausto es también una manifestación  terrible de la modernidad occidental en la época técnica. Creo que afortunadamente hay conciencia de eso así como de otras terribles persecuciones al pueblo judío a lo largo de la historia; no olvidamos que el año del descubrimiento de América fue el de la expulsión de los judíos de España. Recordamos todo eso y lo subrayamos cuando hay necesidad de afirmar los valores del humanismo y, en nuestro tiempo, la validez de los derechos humanos.

El pueblo palestino también es muy antiguo sobre la tierra y los palestinos también tienen derechos, individuales y como pueblo. Por eso cuesta trabajo entender la sistemática violación del Derecho Internacional Humanitario que ejercen los gobernantes del Estado de Israel (potencia militar de primera línea, potencia nuclear, además) frente a la cuestión palestina que no quiere reconocer como tal.

Por supuesto que hay antisemitismo en occidente y seguro que el europeo es más protuberante en todo sentido que el que pueda haber en América Latina. Pero eso no puede absolver los crímenes cometidos por el Estado de Israel en Palestina y en Gaza; tampoco hay que callar por temor a ser tildado de izquierdista trasnochado que se pasó al bando nazi sin saberlo.

Marco Palacios

 

El así autoproclamado Estado Islámico está ponieno en riesgo la existencia misma de Irak y el Kurdistán en estos momentos; Siria no va a recomponerse homogéneamente en el largo plazo, y si las naciones poderosas del Islam (Turquía, Irán, EAU, Jordania) no toman medidas coordinadas y organizadas, la región será ingobernable en los siguientes lustros.

Kissinger ayudo las juntas en Argentina y Chile

Es curioso cómo parece que es más indignante comentarios antisemitas en la red que bombardeos contra civiles en los que han muerto más de 2000 personas.
Por otra parte, no hay que olvidar que el gobierno de Israel no se asume como israelí, sino como judío, es decir, un Estado que gobierna en nombre de todos los judíos, que además no ha respetado las resoluciones de la ONU ni los acuerdos de Ginebra y cuyos crímenes de guerra no han sido juzgados, probablemente, por el miedo internacional a ser llamado "antisemita".

Ya es hora de dejar de justificar los crímenes de Israel con tal de no ser antisemitas. Es esperanzador que Mario Vargas Llosa haya escrito acerca de este tema, pues hay quienes fanáticamente desacreditan cualquier postura, cualquier argumento, sólo porque proviene de la izquierda. Pero en este caso, sentir compasión por los palestinos, anhelo de que se cumpla el Derecho Internacional para la población de Gaza y que haya un castigo a los crímenes de guerra de Israel, no es de izquierda ni de derecha: es de simple humanidad.

Finalmente, así como fue encomiable por parte de Lázaro Cárdenas dar asilo a los niños españoles durante en los treintas, así es encomiable que el gobierno de Venezuela ahora haya abierto sus puertas a niños palestinos. Reconocer este hecho ayudaría a que Letras Libres no dé la impresión de maniqueísmo en el tema de Venezuela.

Debemos ser claros, la única postura moral admisible en la presente guerra es en favor de la paz. Criticar las acciones bélicas del gobierno de Israel no implica necesariamente posturas antisemitas, pero la línea que separa la cobertura periodística del conflicto es muy delgada y en ocasiones roza el antisemitismo, es decir, no es lo mismo criticar al gobierno de Israel que alentar el odio contra el judío de a pie, contra el hombre de la calle doliente y moliente. En México se dan manifestaciones histéricas de odio contra los judíos que no van más allá de las discusiones de cafetería, pero es necesario decirlo, en la cobertura periodística desde la izquierda existe un tufo no pocas veces antisemita que puede trasminarse a los sectores de la sociedad que son adictos a esos medios. Para la izquierda mexicana la alianza Norteamérica-Israel es el demonio mismo: antisemitismo y antinorteamericanismo en la izquierda se confunden.

La enorme paradoja : la izquierda apoyando a Hamas una organization de naturaleza fascista, homofobica, que subyuga a la mujer y a cualquier otro que no se apegue a su intolerancia religiosa

Que la izquierda radical haya tomado la bandera de Palestina es una buena noticia para quienes creemos que Israel tiene derecho a defenderse de organizaciones fundamentalistas islamicas que dicen defender a los palestinos pero cuyas aspiraciones van mucho mas alla de alcanzar la paz, porque aspiran a destruir completamente al estado de Israel y por supuesto eventualmente a Egipto, Jordania y otras naciones e imponer su soñado califato islamico. Ya se le adelantaron a Hamas y a Hizbollah los del Estado Islamico en Iraq, Siria y Libano, donde intentan tumbar gobiernos y donde estan cometiendo verdaderos genocidios. 

La Izquierda radical solamente le hace daño a la causa palestina, su anti-semitismo no abona a una discusión racional sobre lo que verdaderamente ocurre en el Medio Oriente. 

Krauze opina que terminando el conflicto Arabe-Israel el Anti-Semitismo amainara, no estoy de acuerdo, el anti-semitismo solamente acabara cuando Israel sea destruido, y eso no va a suceder. El problema Arabe-Israel no es de territorios, es de fanatismo Islamico empeñado en negar el derecho de los judios a vivir en su propia tierra. El fanatismo religioso del Islam esta destrozando Iraq, Siria, Libano, Iran y muchas otras naciones. Esta dividiendo a Europa donde millones de musulmanes ya comienzan a intentar imponer la Sharia y sus modelos de convivencia del siglo siete a las sociedades modernas y tolerantes europeas. El terrorismo ya se asentó en Europa, donde el anti-semitismo es ahora alimentado por millones de musulmanes. Hay un grave problema en el Islam. Pero no le toca a Israel, a EEUU o a Europa arreglarlo, son los mismos musulmanes quienes deben lidiar con este infierno llamado Islam. 

Recuerdo algún cartón antisemita de Paco Calderón en el que retrataba a Jacobo Zabludovsky como vocero del estado de Israel.

El antisemitismo dentro de algunos sectores de la izquierda mexicana no es nuevo, lo que sucede es que se trata de un antisemitismo soterrado, reprimido, que no se atreve a manifestarse abiertamente, y es ahora con el actual conflicto bélico que encuentra la justificación "moral" en la indignación para salir a flote. Es necesario denunciarlo sin andarse por las ramas: su indignación "moral" es una coartada para vertir su antisemitismo. Es venenoso. Me he preguntado no pocas veces sobre la razon de ser del antisemitismo dentro de algunos sectores de la izquierda, y la única respuesta que tengo es que asocian su odio visceral contra el capitalismo con el pueblo hebreo por aquello de su pasión por el comercio. Claro como todo prejuicio es irracional.

Resurge también una moda que no tiene nada de nueva: calificar a cualquier persona que ose criticar al gobierno de Israel de antisemita. El famoso "o estás conmigo o estás contra mí". El hecho de que sea imposible criticar las acciones de Israel sin recibir la ya manida condición de antisemita da buena muestra de lo democrático que es dicho Estado y el profundo respeto que sienten a la libertad de expresión. Que se lo pregunten a Ilan Pappé que ha acabado en el Reino Unido. Lo de Israel terminará siendo la verdadera cuadratura del círculo. No se puede hablar del derecho a defenderse cuando quien reclama dicho derecho es el agresor, la potencia ocupante; algo así como que tu vecino ocupe tu casa y hable de su derecho a defenderse cuando intentas echarle. El no va más de la hipocresía.

O sea echarlo de la casa a la cual no tiene derecho es el proposito. Claramente declarada la intencion: Israel debe desaparecer

Noooooo !!! sobrepasarse de los límites que le fueron asignados y que de hecho fueron bastante arbitarios...

El antisemitismo de los paises bolivarianos no es fortuito. Los izquierdistas del castroochavismo son los mejores amigos de los terroristas de Hamas, de Al Fatha, en susm anos terrorista, y de cuanta fuerza violenta existe en el mundo arabe, sin olvidar sus alusiones positivas al talibanismo afgano.

Son Estados Patocráticos de acuerdo a Andrej Lobascewski, eso tienen en común, el Islam encaja en la definición, busca Ponerología Política, es como las personas con caracteropatías "Psicopáticas" llegan al poder, ayudados por una "Ideología". Saludos.

Enviar un comentario nuevo

Comentar

Si ya eres usuario registrado o crea tu cuenta ahora
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Términos y condiciones de participación