artículo no publicado
  • ¿Vale la pena hablar del verde? Un poco menos despreciado que el marrón, el verde es un color de segunda. 
  • La pornografía tiene también un contenido político, aunque quizás este nunca fue tan explícito como en los libros prohibidos y en los grabados clandestinos del siglo XVIII francés.
  • En esta nueva entrega de la serie, un libro difícil de hallar, incluso en internet. 
  • Hasta donde he leído, nada se sabe del diálogo entre los pintores y sus alumnos. ¿Será que el profesor aprendió del alumno?, ¿será que los grandes pintores hicieron de los óleos de sus estudiantes la fuente de sus obras? 
  • Para el ¡30-30! el artista no podía ser el desobediente hijo de un abogado que había preferido ser escultor en vez de notario, ni el heredero del apellido y la fama de tíos y abuelos pintores. 
  • Parece mentira que las humanidades hayan pasado por alto a los colores. Peor aún, el panorama no mejora en la historia del arte.
  • Al menos desde el siglo XII los europeos contrajeron la fiebre del azul y establecieron contacto con la provincia de Badajshán (hoy en Afghanistán) para comprar lapislázuli.
  • Entre 1800 y 1850 se editaron en Europa cientos de libros que, a manera de álbumes, presentaban los tipos de personas que había en cada país. 
  • Para Rodrigo Moya, Mondrian no había sido un tibio, sino un ingenuo