artículo no publicado
  • Empresario innovador y promotor de la responsabilidad social en México, Lorenzo Servitje fue también un hombre interesado en los libros. Acabó creando la mayor panificadora del mundo, pero nunca dejó de leer.
  • De no haber sido el enorme poeta que fue, recordaríamos a Pellicer como un funcionario a la altura de Malraux. La riqueza de su vida acaso solo tenga parangón con la riqueza de su poesía.
  • En la actualidad entendemos “cultura” de un modo distinto a como lo hicieron los antiguos o los románticos. Este ensayo observa la naturaleza de esas diferencias.
  • Conocida por nombrar un modelo de coche deportivo, “mustang” es una palabra de origen mexicano. En ella resuena un mundo de indios, vaqueros y caballos.
  • La inteligencia de las manos favorece el desarrollo social y personal; las manos inteligentes hacen que el ser humano se vuelva más.
  • Las expresiones intraducibles, los pactos de confidencialidad o la familiaridad de un rostro son prueba de que no todo está al alcance de las palabras. “Podemos saber más de lo que podemos decir”, afirma Polanyi.
  • Observar y ayudar a los que saben fue una de las primeras maneras de aprender; recibir explicaciones verbales o escritas es otro método.
  • A finales de agosto, cinco bibliotecas adquiridas por el Estado fueron noticia de primera plana. En su estridencia, el reportaje en cuestión ignoró el valor de un fondo personal como un conjunto significativo de libros.
  • Fuerza pública y represión son dos cosas distintas; igualarlas legitima la represión como mal necesario y legitima también a los que dan por cerrados todos los caminos políticos y buscan las armas como alternativa.