Veranda con glicina | Letras Libres
artículo no publicado

Veranda con glicina

La adoración de las montañas, lee el señor Poe en Cosmos de Alexander von Humboldt, y la contemplación de las flores distinguen a la poesía china de la de Grecia y Roma. Ssu-ma Kuang, hombre de Estado y poeta, describe en su Jardín, escrito hacia la época de la invasión normanda en Inglaterra, su amplia vista del río Kiang, repleto de juncos y sampanes, el verde oscuro de los pinos más allá de su terraza de peonías y crisantemos, el verde azulado de los arbustos y el oro bermellón de los caquis, mientras espera con gusto el arribo de amigos que le leerán sus versos y escucharán los suyos. -

Traducción de Gabriel Bernal Granados