Truco gastado | Letras Libres
artículo no publicado

Truco gastado

De la chistera sale apenas

una nube de polvo:

migajas del festín de las polillas.

Antes, por la copa de ese sombrero

se despeñaba jubilosa Alicia,

y hoy cuando mucho dormita en sus abismos

una gastada pata de conejo.

Se terminó la magia,

se esfumó la belleza

después de ser diseccionada cada noche

para regocijo del público.

El sombrero de copa del poema

era después de todo

un adminículo vetusto.

No hay red de protección

para tanto doliente equilibrismo,

reina si acaso la tela de la araña

o cuando menos su atmósfera.

Y allí, bajo un reflector que pocos se imaginan

cuánto humilla,

ante cuatro o cinco gatos fraternales,

saca de la mascada el mago

la consabida, amarillenta, manoseada rosa.

Abracadabra insulso

–ni siquiera insolente–

que abochorna a los niños. ~


Tags: