Dos poemas | Letras Libres
artículo no publicado

Dos poemas

Por Edmond Park

De pantalones negros

y camiseta amarilla

(bajo la cual se adivinan

los pechos tiernos),

erguida

sobre

el columpio,

indiferente a los otros niños,

sola,

dándose impulso

a sí misma,

una vez en lo alto mira

sin pestañear

el vacío

que desafía en cada descenso

y airosa remonta

hacia la cima

creciente y fugaz

donde se empeña en tocar

con la planta de un pie

las hojas del roble enhiesto.

 

Subrepticia, llega la noche,

la cubre con su follaje

y me alejo del parque

pensando en ella,

deseando

que permanezca siempre intrépida

y nunca

la conviertan en Dafne. ~

Mutaciones

No sé si aún yo dormía

o estaba semidespierto

pero era un parque inmenso

cubierto de lápidas

convertidas en columpios.

Y los muertos se columpiaban

alborozados como niños

y las madres y nanas

a los pies de cada uno

pidiéndoles que se bajen

pues la cena ya estaba servida

en la mesa grande

para que comiéramos

todos juntos

tierra. ~