Dos poemas | Letras Libres
artículo no publicado

Dos poemas

Declaración

Esto no es una ciudad, es un osario.

Y en medio de esta huesera

acecho y me sorprendo

de mi cuota de costumbre,

un esqueleto que sortea

ejércitos de párvulos. ~

 

Diosa de la furia

Los taínos veían propicio

el movimiento circular del viento

al paso de un huracán.

Por eso dibujaban a Guabancex,

diosa de la furia,

con los brazos ondulantes.

Hoy Saturno planea sobre Escorpión

y el brillo de la Tierra

dora el lomo de los libros.

Que nadie se aventure al afuera

por más dulce que llegue la sospecha,

por rotundo que se advierta

el llamado nocturnal. ~