Dos poemas | Letras Libres
artículo no publicado

Dos poemas

Heridas

El tallo vuelve a echar raíz en el agua

y el tubérculo, fuera de la tierra.

La resina que supura el tronco

atropella la línea de hormigas.

Las ostras segregan cristal y saliva

para cicatrizar por dentro,

lamen hasta recubrir el cuerpo extraño

y lo expulsan.

Las células humanas

arrojan su alambrado,

las lianas de una plaga

que ahorca a otros

cuerpos tubulares,

las plaquetas, lenguas de camaleón

en slow motion

o redes más suaves

que contienen

la hemorragia apenas. ~

 

De humani corporis fabrica,libro 1, lámina 22

La osteología empezó siendo memento mori.

El cráneo en la mano

de un esqueleto divagante

y a un lado

lo que no pudo retratar la perspectiva:

los huesos mínimos del oído. ~Retroceder página