Diario de Semana Santa | Letras Libres
artículo no publicado

Diario de Semana Santa

Domingo. Aborrezco la Semana Santa. ¿Qué tiene de santa? Es como la Navidad, pero sangrientita. Mezcla triste de misticismo y celulitis. En nuestra época, los rituales religiosos huelen a aceite de coco. Teatralidad insulsa: apóstoles de pacotilla, últimas cenas de ocasión, sanedrines al uso, jesucristos prêt-à-porter. Los iconos habitables. Un artista patrocinado (sin previa consulta popular) por el gobierno del DDF, pintó cuatro mil metros cuadrados de Zapata en el Zócalo porque concluyó que Zapata "es hoy por hoy la imagen de la dignidad rebelde".
      
     Lunes. Un cura declara que si los partidos políticos pagasen impuestos, la Iglesia también lo haría. Impuesto al bautizo agregado. Derecho de defunción. En la prensa comienzan las fotos obligadas de la semana: el obispo gordito le soba la cabeza al devoto, la gorda imbuida en un bikini, capirotes en Sevilla. La prensa de izquierda se pone piadosa: "En el sufrimiento del obrero y el campesino se actualiza el de Cristo", etc.
      
     Martes. En la tele vil pasan El mártir del Calvario: un Cristo madrileño de sexualidad titubeante. En la tele culta, Cristo es comunistón y tiene una ceja Frida Kahlo. La vía cursis. El jefe de la capital, Lopejobradó, declara "de que mi gobierno aspira a perseguir a la delincuencia". Para demostrarlo, en el Zócalo, unos delincuentes representan un atraco y son capturados por la policía. Lopejobradó aplaude el milagro. Una computadora inglesa hizo una cara de Cristo con base en no sé qué estudios: parece un plomero esperando que le despachen un cople. En los noticieros: el Papa rezando en Roma y miles de nalgas tostándose en la playa, casi siempre en parejas.
      
     Miércoles. El funcionario Sojo: que la gente lea o no libros no depende del IVA, "sino de otras circunstancias". Sólo de una: a la gente en México no se le pega la gana leer. Prefiere sangrar en público y cargar cruces. Es una pena, pero no una que sufra la gente. El embajador de Cuba declara: "pocos países han hecho tanto por los derechos humanos como lo ha hecho Cuba". Nadie dice: "En el sufrimiento del disidente o el homosexual cubano se actualiza el de Cristo". Apareció la revista Línea de masas, patrocinada por el Instituto Federal Electoral y el Sistema Nacional de Escuelas de Cuadros. A ver, cuadro: primera lección: prescindibilidad de los sistemas electorales. Lopejobradó declara "de que la reforma es terrorismo fiscal" y para rechazarla pide la ayuda de los reporteros presentes. ¿Por qué han de ayudarle? Porque en verdad, en verdad os digo "de que voy a exigir para ustedes un aumento de veinte o 25 por ciento". El milagro de los panes y los peces contra el terrorismo fiscal: ¿quién ganará?
      
     Jueves. Emoción creciente por la 158 representación de la pasión en Iztapalapa. El costo en sonido, iluminación y música será pagado por mis impuestos, vía la generosidad de Lopejobradó (sin previa consulta popular). Los caballos que montarán los "centuriones" son de la policía del DF que aspira a perseguir a la delincuencia. ¿Por qué el DDF utiliza los impuestos que me saca el terrorismo fiscal para subvencionar fanatismo religioso? Sesenta caballos para atrapar a Dimas y a Gestas. La gente de Iztapalapa no tiene para comprar libros (por ejemplo de Marx, que explica el fanatismo religioso y los usos y costumbres populares) pero sí para imitar a Cecil B. de Mille. Otra foto imprescindible: miles en el balneario popular. Caldo de México.
      
     Viernes. No se comprueban seis mil millones en las cuentas de Rosario Robles. El secretario Godoy opina que la cifra es "intrascendente". Otro mesías, el "comandante Germán, correo zapatista", opina que dialogar es más importante que votar. Luego evoca sus gloriosos años de lucha, cuando le dio por mandar niñas a dialogar a tiros con el ejército. Luego dice que sin su lucha NUNCA se hubiera avanzado (no dice hacia qué). Finalmente, en verdad, en verdad nos dice que la vía armada sigue siendo una alternativa en México.
      
     Sábado. Imágenes de penitentes que caminan por Taxco flagelándose, arrastrando cadenas, cargando espinas. No me explico cómo no los arrestan: terrorismo visual, masoquismo en vía pública, distribución ilegal de sangre... Constitución mía, ¿por qué me has abandonado? La prensa izquierdista se enfada de que Fox use expresiones populares (copetear, apantallar). Si fuera Rosario Robles lo encontrarían edificante (carrancear, uñear).
      
     Domingo. Lopejobradó explica, en relación al dinero no comprobado de Robles, "de que irregularidades muchas veces no significa corrupción". Con seis mil millones Lopejobradó podría aspirar a perseguir más delincuencia; el "comandante Germán" adiestraría más niñas guerrilleras; el pintor de Zapatas podría pintar la batalla del 5 de mayo en tamaño natural; la revista Línea de masas podría estrenarse como comedia musical; lograr que en el balneario el promedio de bañistas baje a cuatro por metro cuadrado; las gordas untarse de coco las nalgas durante mil generaciones, y la ciudad de Taxco completa podría ser enviada al siglo XII para siempre.
      
     Y mañana la ciudad resucita... -