Respuesta sobre "El Petróleo y el pueblo" | Letras Libres
artículo no publicado

Respuesta sobre "El Petróleo y el pueblo"

Agradezco la carta del Sr. Carlos Romero Deschamps. Es alentador saber que el sindicato de Pemex desea una “empresa productiva, competitiva y moderna”.

Tiene razón el Sr. Deschamps. LYFC no ganó dinero por décadas. Pemex sí. Pero es inconcebible perder en la producción de petróleo. Se le atribuye a David Rockefeller haber dicho: “El mejor negocio del mundo es una empresa petrolera bien manejada. El segundo mejor, una empresa petrolera mal manejada.”

No sabemos bien cuánto está dejando de ganar Pemex por sus diversos problemas, excesos y errores, pero los datos de rentabilidad de Chicontepec son alarmantes. Además, pierde mucho dinero en sus actividades industriales. En refinación unos 100 mil millones de pesos en 2012. Si esto es porque Pemex no ofrece crudos de calidad, como se indica en la carta, esto es responsabilidad de Pemex. Ahí es donde se parecen Pemex y LYFC.

Como se reconoce en la carta, “el sindicato petrolero tiene la enorme responsabilidad de defender los intereses de sus agremiados”. Esto ha llevado a que protejan prácticas improductivas que no existen en el mercado laboral privado y que se comen una parte de nuestra renta petrolera.

La carta también sugiere que no tengo “idea de cómo funciona una plataforma petrolera”. Tiene razón, pero ese no es el punto. ¿Está dispuesto el sindicato a que todas las instalaciones de Pemex tengan el mismo número de trabajadores y prácticas de trabajo que sus pares mejor manejadas en el mundo? Aunque como señala la carta “es necesario anotar que la modernización de la empresa, seguramente implicará la entrega oportuna de equipo y herramienta de primer nivel”. Hay muchas fallas de la empresa que son atribuibles a la administración, no al sindicato, pero el sindicato comparte esa responsabilidad al ser parte del Consejo de Administración de la empresa.

Comparto que los problemas de Pemex no se resuelven con “una simple reforma administrativa”. No se debe, ni yo lo sugiero, “buscar en el sindicato petrolero la culpa de todos los problemas”. Esperemos que, si el presidente Peña propone una reforma de fondo, tenga el pleno apoyo del sindicato, como lo promete en su carta el Sr. Deschamps. ~