Repaso de mis libros. Para agradecer el homenaje de la Academia Mexicana de la Lengua | Letras Libres
artículo no publicado

Repaso de mis libros. Para agradecer el homenaje de la Academia Mexicana de la Lengua

Cuando andaba por mis treintas les organizamos homenajes a nuestros mayores: Alfonso Reyes, Enrique Díez-Canedo y Enrique González Martínez. Dije entonces que prefería este papel de reconocimiento a los homenajes que también se organizaba a los jóvenes. Ahora, siendo ya un mayor, con 89 años de vida y alguna obra, me siento abrumado por el honor recibido.

Si vuelvo la vista a mi propio pasado, a partir de aquellos remotos años a finales de mis treintas y a lo largo de 1940 en que me inauguraba, encuentro que objetivamente algo he hecho en el campo de los estudios literarios, aunque mucho menos de lo que cada vez hubiera querido hacer. De mis numerosos años de vida, más de la mitad están dedicados a los estudios mexicanos. Algunos de mis primeros trabajos aparecieron en la revista Tierra Nueva que entonces iniciamos, al lado de estudios sobre literatura inglesa, que me entusiasmaban. Pero desde entonces descubrí la espléndida literatura indígena, así como el resto de nuestras letras. Al gobernante indígena y noble poeta Nezahualcóyotl dediqué un extenso estudio. Escribí varios artículos sobre personajes del siglo XIX, especialmente sobre Altamirano, Justo Sierra, Manuel Acuña. Salté al modernismo con los cuatro tomos que preparé de las obras de Justo Sierra, y me anclé durante años en la personalidad fascinante de Ramón López Velarde, del que hice una edición crítica de la poesía y la recopilación de su prosa.

Ya en nuestros tiempos, el mayor volumen de mis estudios está dedicado a Alfonso Reyes, y reuní los publicados hasta entonces en una Guía para la navegación de Alfonso Reyes. Ahora estoy dedicado a conducir un equipo de seis especialistas en Alfonso Reyes que trabajamos en la edición de su Diario, cuyas mil seiscientas páginas permanecían inéditas. Espero que el trabajo de este equipo pueda concluir en este año con la edición de los seis tomos de su Diario. Cuando esto ocurra, podremos decir que conocemos toda la obra que escribió nuestro mayor escritor de su tiempo.

Y de nuestro propio siglo XX he escrito, en el terreno de la historia literaria, sobre la mayoría de nuestros escritores –que son cientos. En especial, mis temas preferidos han sido la novela de la Revolución y la poesía de los Contemporáneos. De éstos, mis favoritos han sido Xavier Villaurrutia, José Gorostiza y Salvador Novo. Y más recientemente he dedicado estudios y una especie de guía para el conjunto de la vasta obra de Octavio Paz.

Así como considero a Xavier Villaurrutia el principal escritor de su tiempo, Alfonso Reyes cubre la literatura hasta los cincuentas, y de 1950 a los primeros años de este siglo el cacique es Octavio Paz. Ahora creo que no tenemos cacique en vigor.

Con pena tengo que decir que, si es considerable el número de mis estudios mexicanos, es mayor el de los que podremos llamar pendientes: libros no concluidos, esbozos iniciales, incluidos los estudios acerca de escritores extranjeros. De la Historiografía mexicana del siglo XIX, tengo redactadas alrededor de mil páginas. De hecho el libro está listo y he aprovechado algunas monografías. Sin embargo no me he decidido por el enfoque conveniente; el de Bernal Díaz del Castillo es uno de mis preferidos. De todos mis proyectos de libros, el favorito es el de García Icazbalceta. Además de sus libros principales, tengo algunos de sus periódicos infantiles y recientemente adquirí El alma en el templo, libro de devociones de don Joaquín, que además de sus propios escritos recogió algunos de sus contemporáneos.

Un laberinto de ediciones y reimpresiones conforman lo que ha sido hasta ahora mi obra. Espero que en los pocos años que me queden de vida pueda cerrar ciclos y escribir obras útiles para el conocimiento de nuestras letras.



I. Primeros estudios

La técnica en literatura. Introducción a las letras de México, 1943. 

Las letras patrias, de la época de Independencia a nuestros días, SEP, 1946. 

Literatura mexicana. Siglo XX, Robredo, 1949-1950, 2 vv. El segundo es exclusivamente de bibliografías. Se han hecho dos reediciones. 

La expresión nacional. Letras mexicanas del siglo XIX, 1955. 

Existen tres reimpresiones.

De la naturaleza y carácter de la literatura mexicana, discurso de recepción en la Academia Mexicana, 22-IV-1960. Contestación, Agustín Yáñez. Academia Mexicana, 1960. 

La literatura moderna de México, sobretiro de México, 50 años de Revolución, tomo IV. 

La obra de Agustín Yáñez. Hay una reimpresión revisada de ese estudio en 2004. 


II. Monografías

La emancipación literaria de México, Robredo, 1955. 

Problemas literarios de México, 1955 y 1997. 

La literatura moderna de México

Unidad y diversidad de la literatura latinoamericana junto con La emancipación literaria de México (1972). Única incursión en la literatura hispanoamericana. 

Nezahualcóyotl. Vida y obra, 1972, en el aniversario de la muerte del poeta. Numerosas reimpresiones. 

México en busca de su expresión literaria, 1810-1910

Fray Jerónimo de Mendieta y su obra (1980). 

Una muestra de la elaboración de la Historia verdadera de Bernal Díaz del Castillo

El Códice Florentino y la Historia general de Sahagún, 1982, 1989 y 1995. 

Pasajeros de Indias. Viajes trasatlánticos en el siglo XVI, Madrid, 1983 y 1984; trad. al italiano por Ernesto Franco, Génova, 1988; 2a ed., FCE, 1998. 

– Origen y desarrollo del libro en Hispanoamérica, Madrid, 1983, 1994. 

Introducción a Grecia, 1988. 


III. Ciclo cortesiano

– Hernán Cortés, FCE-UNAM, México, 1990. Numerosas reimpresiones. 

– Hernán Cortés (versión abreviada), México, Breviarios 519. 

Documentos cortesianos, edición y notas de JLM, FCE, 1990, 1992, 4 vv. 

El mundo privado de los emigrantes de Indias, 1992. 


IV. Estudios sobre Alfonso Reyes y otros temas

– Guía para la navegación de Alfonso Reyes, 1992. 

El trato con escritores y otros estudios, 1998. 

La literatura mexicana del siglo XX. Cultura contemporánea de México, 1995. 

Recuerdo de Lupita, edición privada, 1996. 

José Rubén Romero. Vida y obra, 2001. 


V. Pedro Henríquez Ureña, Justo Sierra

Además de los libros anteriores, he sido el editor de los siguientes trabajos:

– Pedro Henríquez Ureña, Páginas escogidas, prólogo de AR, 1946. 

Bibliofilia, edición privada de 250 ejemplares, Taller Martín Pescador de Juan Pascoe, 1996. 

– Justo Sierra, Poesía. Obras completas, t. I, 1948; Crítica y artículos literarios, 1948; Obras completas, t. III: En tierra yankee. En la Europa latina; Obras completas, t. VI; Revistas políticas y literarias, Obras completas, t. VII. 

– Ignacio Manuel Altamirano, La literatura nacional, edición de JLM, Colección de Escritores Mexicanos, Porrúa, México, 1942, 3 vv. 

– Manuel Acuña, Obras, CEM, Porrúa, 1949. 

De poeta y loco, Los Presentes, 1942. 

La obra de Enrique González Martínez, recopilación, biografía y bibliografía por JLM, 1951. 

El ensayo mexicano moderno, Letras Mexicanas 39 y 40, FCE, 1958. Tres ediciones y numerosas reimpresiones. 

Antología de Alfonso Reyes, El Pensamiento Mexicano, SEP, 1965. 


VI. Antología de la Luna,

Ramón López Velarde y El mundo antiguo

Con motivo del primer viaje a la Luna en 1969, preparé una antología de textos así como ilustraciones de países del mundo. Se hicieron dos ediciones. La primera, la de la Revista de Bellas Artes, de la que se llenaron tres números. Además, la Editorial era hizo una edición por separado del total de la obra.

– De Ramón López Velarde hice una primera edición de sus Obras: edición, introducción, cronología y notas, Biblioteca Americana, FCE, 1975; 2a ed., 1991. 

– Una de mis grandes empresas es la edición de El mundo antiguo, en la que quise ofrecer lo esencial del pensamiento universal antiguo, en seis tomos: I. Mesopotamia,II. Grecia, III. Hebreos y cristianos. Roma, IV. China. Japón, V. Persia. Islam, VI. Américaantigua. Los seis tomos aparecieron en 1976. Se han reimpreso dos veces más. 

– Joaquín García Icazbalceta, Escritosinfantiles, 1978. 

– Alfonso Reyes, Antología general, 1981 y Madrid, 1986. 

– Bernardino de Sahagún, El México antiguo, edición, prólogo, notas y cronología de JLM, Biblioteca Ayacucho 80, Caracas Venezuela, 1981. 

– José Rojas Garcidueñas, El erudito y el jardín. Cuentos y relatos, introducción y selección, 1983. 

Simón Bolívar ciudadano de la República Mexicana. Cámara de Diputados, LII Legislatura, México, 1983. 

– Pedro Herníquez Ureña, Estudios mexicanos, 1984. 

– Ignacio Manuel Altamirano, Novelas y cuentos. Obras completas de IMA, t. II y III, 1986. 

– Alfonso Reyes-Pedro Henríquez Ureña, Correspondencia, I, 1907-1914 (el resto pendiente). 

– Guillermo Prieto, Repertorio, recopilación de estudios presentada por el centenario de su nacimiento, 2007. 

– Edición e introducción de los tomos XXII a XXVI de las Obras completas de Alfonso Reyes. 

– Ramón López Velarde, Poesías completas, edición crítica, Colección Archivos, Unesco, París, 1998. 


Libros no concluidos, esbozos iniciales

Antología de la poesía mexicana. 

Historiografía mexicana del siglo XIX. 

Selección del Dr. Johnson. 

Vida y obra de Herman Melville. 

– Ideas y costumbres del siglo XIX en México. 

Teoría de la novela. 

Guías de mexicanistas. 

Correspondencia Alfonso Reyes-Pedro Henríquez Ureña (sólo publicado el tomo I, hasta 1914). 

Amado Nervo. 

Adiciones al Hernán Cortés (carpeta con recortes de estudios y notas importantes). 

Guía de ediciones importantes mexicanas. 

La obra de García Icazbalceta. 

Vida y obra de Andrés Quintana Roo.~