Transparencia presupuestaria y la importancia de los datos abiertos | Letras Libres
artículo no publicado
Imagen: transparenciapresupuestaria.gob.mx

Transparencia presupuestaria y la importancia de los datos abiertos

Ejemplos como el portal Transparencia presupuestaria son un argumento a favor de la importancia de hacer accesible al público la información sobre las actividades gubernamentales, sean del signo político que sean.

La Alianza para el Gobierno Abierto se constituyó en 2011 con los objetivos de aumentar la disponibilidad de información sobre las actividades gubernamentales, apoyar la participación ciudadana y aumentar el acceso a las nuevas tecnologías para la apertura y la rendición de cuentas.

La afirmación de esta Alianza en cuanto a que solo adoptando los principios de transparencia y gobierno abierto es posible “que haya más prosperidad, bienestar y dignidad humana en nuestros propios países y en un mundo cada vez más interconectado”, encontró un rápido eco.  Así, el 21 de diciembre de 2012 la ONU, reconociendo que la transparencia, la participación y la rendición de cuentas en el ámbito de las políticas fiscales “pueden contribuir de manera crítica a los objetivos de la estabilidad financiera, la reducción de la pobreza, el crecimiento económico equitativo y al logro del desarrollo sostenible”, llamó a sus estados miembros a “intensificar voluntariamente los esfuerzos por mejorar la transparencia, la participación y la rendición de cuentas en el ámbito de las políticas fiscales”.  

México ha sido particularmente activo en este tema. No solo fue miembro fundador

La Alianza, que comenzó con solo ocho países (Brasil, Indonesia, México, Noruega, Filipinas, Sudáfrica, el Reino Unido y Estados Unidos) cuanta hoy con 65 países miembros.

1

de la Alianza, sino que en julio de 2011 presentó el sitio web Transparencia Presupuestaria.

Lo maravilloso de este portal es que puedes:

  • Consultar las cuentas públicas por ramos administrativo, generales y autónomos, entidades de control directo y empresas productivas del Estado;
  • revisar el presupuesto aprobado y su ejercicio del gasto actualizado;
  • crear visualizaciones y filtros;
  • descargar los Datos Abiertos en formato CSV;
  • y utilizar la documentación del API, así como su información, para desarrollar tus propias aplicaciones y análisis.

Además, sus distintos niveles de información están pensados para la mayor audiencia posible. Es decir: no es necesario ser un experto en cubos dinámicos ni un doctorante en estadística para navegar en él. (Aunque también hay secciones para que los eruditos presupuestales se den vuelo, sin mencionar las muchas ventajas analíticas que permite el hecho de que se puedan descargar las bases de datos).

¿Es posible que la Cuarta Transformación vea en esta herramienta un gasto innecesario? Espero que no, porque no lo es. Pero ante las molestias que parece generarle a la nueva administración lo que se invierte en transparencia, hace unos días Fernando Galindo, un diputado del PRI, presentó una iniciativa para darle sustento legal a Transparencia Presupuestaria, reformando la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para que la Secretaría de Hacienda sea responsable de administrar y actualizar este portal electrónico, publicando periódicamente información pertinente en material fiscal en formato de datos abiertos.

La iniciativa no debería desazonar a nadie, puesto que la transparencia presupuestaria no solo es “una iniciativa del PRI” o “una recomendación del FMI

“Finally, establishing a non-partisan, adequately resourced fiscal council would improve accountability and strengthen the fiscal policy debate”. Mexico: 2017 Article IV Consultation-Press Release; and Staff Report

2

”: el mismo Carlos Urzúa, ahora secretario de Hacienda, declaró hace unos meses que “el gobierno de López Obrador no tendría inconveniente en crear un consejo fiscal siempre y cuando juegue un papel similar al de la Oficina del Presupuesto del Congreso de Estados Unidos".

La Oficina del Presupuesto del Congreso es un figura apartidista dedicada a hacer análisis, proyecciones y seguimiento de los recursos públicos.

3

Por lo pronto, la primera señal de con qué ojos mira la administración de López Obrador este tipo de transparencia se verá el sábado, cuando presenten el Paquete Económico de 2019. Deseando lo mejor, pero esperando lo peor, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) publicó ayer un exhorto para que el Paquete Económico sea acompañado de las bases de datos manipulables que permitan el análisis oportuno y la discusión ágil e incluyente de la política fiscal del próximo año. Vale la pena sumarse a este llamado.