Los avances de la Generación Z | Letras Libres
artículo no publicado

Los avances de la Generación Z

Celebremos con gusto y optimismo el pensamiento crítico de las generaciones más jóvenes.

Si quiere terminar el año con noticias alentadoras le recomiendo que lea el último reporte del Pew Research Center que contiene 18 datos sorprendentes sobre la generación Z.

Los Post Milénicos, jóvenes estadounidenses de entre los 6 y los 21 años de edad, son un reflejo fiel de la mayor diversidad étnica-racial en la historia del país. El 52% de ellos son blancos no hispanos y la otra mitad, el 48%, son minorías: 25% hispanos, 14% negros, 6% asiáticos y 4% de otros grupos étnicos o raciales. La diversidad ha llegado a este país para quedarse y sus beneficios empiezan a ser evidentes, digan lo que digan los políticos demagogos.

Como corresponde a su arco de edad, los más jóvenes de la generación Z están matriculados en escuelas primarias pero los mayores de edad están accediendo a las universidades a una tasa significativamente más alta que la de todas las generaciones anteriores. El porvenir nos augura generaciones más y mejor preparadas.

Otro dato interesante que el informe del Pew resalta es que dada la declinación de flujos de migrantes al país a partir de la recesión económica de 2008, el 88% de los miembros de la generación Z, nacieron en Estados Unidos, es decir, no son inmigrantes aunque en el caso de los hispanos, son hijos de inmigrantes y de hispanos de segunda generación.

El análisis del Pew también nos muestra que los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad, independientemente de sus coloraciones ideológicas, poseen un poder analítico superior al de las generaciones de adultos mayores de 50 años. Es decir, en sus respuestas a las preguntas que se les hicieron mostraron que su juicio no está determinado por su identificación ideológica como de izquierda o derecha.

Considere por ejemplo lo que dijeron al ser urgidos a distinguir entre hechos y opiniones. ¿Cuando digo ‘la democracia es la mejor forma de gobierno’ estoy asentando un hecho o emitiendo una opinión?” El 76% de los jóvenes entre 18 y 49 años contestaron, acertadamente, que la declaración era una opinión, mientras que entre los mayores de 50 años solo el 61% coincidió. Por otro lado, cuando se les preguntó si los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos tenían ciertos derechos constitucionales, el 60% de los jóvenes contestó, acertadamente, que sí, mientras que solo el 48% de los mayores de 50 contestó afirmativamente.

Otra clara muestra del adelanto habido en temas de pensamiento crítico fue que si bien la mayoría de los estadounidenses coinciden en que los ideales y valores democráticos son muy importantes, menos de la mitad de los entrevistados creen que en este momento se respetan los derechos y las libertades de la gente en el país. Además, solo un 30% de ellos cree que la mala conducta de los funcionarios electos les acarrea consecuencias serias.

De 23 medidas específicas consideradas importantes para evaluar la democracia, el sistema político y las elecciones en Estados Unidos, el informe encontró que la mayoría de los entrevistados cree que el país solo avanza en ocho de ellas.

mayoría de los entrevistados opinó, por ejemplo, que habría que cambiar el sistema electoral para que el candidato presidencial que obtuviera la mayoría de los sufragios fuera electo Presidente en vez de que el Colegio Electoral decidiera el ganador.

El informe incluye también algunas de las principales preocupaciones de los jóvenes: el hostigamiento sexual, seis de cada diez mujeres reportaron haberlo sufrido; el temor de la mayoría de los muchachos y muchachas entre 13 y 17 años de que en su escuela suceda una balacera, y los efectos del cambio climático en sus comunidades.

Sí, estamos lejos de vivir en completa armonía pero me alienta constatar el pensamiento crítico de los jóvenes de la Generación Z.