La Luz del Mundo (segunda parte): el escándalo de 1997 | Letras Libres
artículo no publicado
Foto: Ms. Phoenix [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)]

La Luz del Mundo (segunda parte): el escándalo de 1997

Algunas notas sobre la escasa pero sorprendente bibliografía acerca de la fantástica iglesia La Luz del Mundo (LLDM).

Continúo los comentarios sobre el tema: uno sobre cómo es un eterno retorno y otro en el que celebro sus éxitos.

Me referiré ahora a lo que se encuentra en la escasa, pero sorprendente, bibliografía sobre la fantástica iglesia La Luz del Mundo (LLDM). Reproduzco sin mayor orden o concierto las notas que fui tomando al leer sobre el tema después del alboroto en Bellas Artes.

Lo más interesante es lo del antropólogo Elio Masferrer, que ha dedicado parte de su labor al estudio de las religiones en América Latina. Puede encontrarse en línea su trabajo Los destellos de la luz. Crónica de una polémica inédita en nuestro país”, que apareció en www.sectas.org, página del Centro de Información sobre sectas, religiones y nuevos movimientos espirituales, Revista Académica Para el Estudio de las Religiones. De aquí en adelante estaré citando y pegando información de Masferrer, tomada de este sitio web que recoge su escrito “La Luz del Mundo vs Erdely y el ICM”.

Narra que en 1994 en el Encuentro Nacional Estado, Iglesias y Grupos Laicos fue invitado a Guadalajara para visitar el monumental templo. Los invitados –antropólogos la mayoría– se intrigaron sobre el trato a las mujeres: visten faldas hasta los tobillos, se vigila el largo del cabello, se les prohíbe maquillarse y usar alhajas porque, dicen, “así estaba escrito en la Biblia” (aunque llevaban, dijeron, esclavas de oro macizo y relojes lujosos los pastores).

Masferrer anota que tienen 1.5 o 2, o 5 millones de fieles, con una “ideología puritana en lo sexual, tradicionalista y algo machista”. Una asistente comentó que uno de los “altos funcionarios” de LLDM, que fue diputado en Jalisco, mencionó que “algunas veces los líderes les plantean a las feligresas que el Espíritu Santo les ha revelado que tienen que acostarse con ellas”.

Escribe que la SEGOB había solicitado antes a los antropólogos un estudio sobre esa iglesia. No se publicó, pero el resultado destacaba “su ideología juarista” y su solidaridad con el partido oficial PRI.

Masferrer menciona las investigaciones de Renée de la Torre, quien lamentaba que no había acceso ni mucha información sobre la operatividad interna de LLDM. Según ella, el fundador Aarón comenzó con sus camaradas militares dando servicios sociales a los pobres que llegaban a Guadalajara huyendo de las guerras, hasta fundar en 1954 las hectáreas para “Hermosa Provincia.”

Masferrer cita también al teólogo Jorge Erdely, para quien LLDM es una iglesia con elevada “potencialidad suicida”: fuerte culto de la obediencia, la idea de que morir lleva a “La Luz”, la insistencia en la esencial podredumbre del mundo y la naturaleza humana. Erdely era director en 1997 del Centro de Investigaciones del Instituto Cristiano de México, autor de un libro titulado Explotación de la fe: Pastores que abusan sexual y económicamente. No hay acceso en línea.

 

El escándalo de 1997

Ese año, Ricardo Rocha presentó dos programas en Televisa en los que se denunció que fieles de la LLDM eran víctimas de abuso sexual, lo que provocó mucha prensa durante abril y mayo de ese año. LLDM publicó desplegados en varios periódicos diciendo que la información era falsa. LLDM movilizó a sus contactos hasta lograr un programa en que participaría gente de LLDM, Rocha, Erdely, gente de otras iglesias y Masferrer, el único académico.

Narra Masferrer que un protagonista de esa querella fue “un importante exmiembro de La Luz del Mundo, el profesor Fernando Flores”, que había sido “secretario general de la Federación Nacional de Colonos en Provincia, el brazo político de La Luz del Mundo, afiliado a la CNOP, del PRI.” El Sr. Flores

había renunciado a la Iglesia debido a las versiones que había recibido sobre abusos sexuales a sus alumnas por parte de Samuel Joaquín [el segundo Apóstol, padre del actual Naasón Joaquín]. Ambos pertenecían al grupo de los incondicionales, una elite interna juramentada a prestar total obediencia personal y moral al líder –a tal punto que se habían casado por decisión de Samuel Joaquín, sin conocerse previamente. Flores no llegó solo al programa de Rocha; además de él, varias mujeres ex integrantes de La Luz del Mundo relataron distintas formas de abuso sexual cometido por el líder religioso, quien contaba con la complicidad de un grupo de mujeres y hombres que configuraban una especie de cúpula organizativa.

Antes de la transmisión, Rocha mostró a los antropólogos los testimonios de mujeres que habían sido abusadas sexualmente por el “Apóstol” Samuel (padre del actual Naasón). Cuenta Masferrer que Flores describió los vínculos de LLDM con el PRI y advirtió que cuenta con gente armada. Erdely “responsabilizó al diputado Zamora y a la jerarquía de La Luz del Mundo, por la seguridad de su familia y denunció diversas amenazas y hostigamientos previos al programa”.

Luego de mostrar los testimonios, los representantes de LLDM “invocaron como defensa que el registro obtenido ante la Secretaría de Gobernación era una garantía de su probidad, pues ésta los tenían bien checados.” Y luego acusaron a todo mundo de “discriminar” a su iglesia (que es la estrategia legal que suelen seguir, como ante el asunto de Bellas Artes).

El Universal criticó al PRI por sus relaciones con LLDM. Algunas ONG y académicos, “solicitaron ante la Cámara de Diputados el desafuero y juicio político del diputado Zamora”. El Financiero de Occidente denunció “presuntos fraudes millonarios y especulaciones con bienes raíces, así como las recurrentes, sospechosas y extrañas defunciones de los propietarios de terrenos adquiridos por La Luz del Mundo para sus desarrollos inmobiliarios.”

 

Más bibliografía

 

• Hugo y Jean Nutini en Native Evangelism in Central Mexico (U. de Texas 2014) escriben que los “escándalos sexuales han plagado a la secta en las dos décadas recientes”.

• Hay un estudio de Patricia Fortuny, La Santa Cena of the Luz del Mundo Church” en Religion Across Borders: Transnational Immigrant Networks que dice que es la segunda iglesia más grande de México, con millón y medio de fieles; que en Guadalajara hay 50 mil fieles que viven en la Hermosa Provincia, como se llama su colonia. La idea es que las colonias urbanas hospeden a los fieles y tengan ahí sus escuelas, negocios, etc. Un modelo que se repite en otras ciudades donde tienen presencia. Según Fortuny, desde 1964 la LLDM estableció “relaciones de cooperación y negociación” con los gobiernos.

 Creen que su iglesia restaura la “iglesia primitiva” de Jesucristo y los convierte en “los elegidos”. Los fundadores, Aarón y su hijo Samuel (abuelo y padre de Naasón) asumieron la misión de restaurar el verdadero cristianismo: quien no pertenezca a la secta no se puede salvar. Las mujeres no pueden tener protagonismo en la organización, deben cubrirse la cabeza, no usar maquillaje ni joyería, y los hombres deben imitar el estilo de vestirse y peinarse del “Apóstol”. La iglesia ordena a sus fieles qué programas de TV y qué cine pueden ver, qué radio escuchar y qué periódicos leer…

En agosto sucede “La Santa Cena” que es su gran ceremonia anual. Llegan a Guadalajara en peregrinación 300 mil personas de Estados Unidos y Centroamérica. El 90% son de “clase baja (indígenas, campesinos, obreros)”. Los ricos se quedan en los hoteles de lujo; a los pobres la iglesia les consigue estancia y alimentos. Una fuente de ingresos son los inmigrantes a Estados Unidos: en 1999, las fiestas de “La Santa Cena” dejaron una derrama de 90 millones de dólares. Los fieles de LLDM en la frontera ayudan a “cruzar” a otros fieles que emigran hacia allá…

• La revista The Economist publicó un artículo el 24 marzo de 2012 (no es gratis) que se asombra de sus templos, “una mezcla del Taj-Mahal y el castillo de Disneylandia”.

• En Family Secrets: Stories of Incest and Sexual Violence in Mexico, Gloria González López analiza que en LLDM la virginidad se considera un regalo para el Apóstol, y que a los niños no les va mejor… Y claro, la compara con la iglesia católica. La diferencia es que en LLDM no se habla del tema, y que en LLDM tiene un carácter ritual, sancionado por los propios padres. Según otros estudiosos (Jorge Erdely y Lourdes Argüelles) es “la institucionalización del abuso sexual” propiciado por el “estatus divino” de su líder.

• La antropóloga María Paloma Escalante Gonzalbo tiene un artículo titulado “El abuso sexual y el uso simbólico del concepto religioso del ‘Padre’ en La Luz del Mundo”, en revistaacademica.com/tomouno.asp, que no encontré en línea…

 

(Continuará…)