El Congreso más paritario en la historia de México le da la espalda a las madres trabajadoras | Letras Libres
artículo no publicado

El Congreso más paritario en la historia de México le da la espalda a las madres trabajadoras

Un informe del FMI advierte que la automatización del trabajo puede erosionar las conquistas laborales de las mujeres. A pesar de advertencias como esa, el presupuesto para 2019 recorta los recursos asignados a los programas de estancias infantiles.

En octubre del año pasado el Fondo Monetario Internacional publicó el reporte Gender, technology, and the future of work, en el que exploran las implicaciones que tendrán la digitalización, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático en el futuro del trabajo.   

Gracias a este informe, sabemos que ya muchos trabajos que involucran tareas rutinarias de baja y mediana habilidad están desapareciendo y/o siendo sustituidos por procesos automatizables que ahorran no solo mano de obra, sino que crean nuevas formas de trabajo. Sabemos, además, que una mayor participación de las mujeres en la fuerza laboral no solo permite “garantizar que nadie se quede atrás y [...] avanzar hacia una mayor justicia social” sino que al aumentar la productividad y reducir los costos implícitos de las barreras (salariales

La Organización Internacional del Trabajo ha calculado que el simple hecho de reducir en 25% la brecha salarial de género para el año 2025 podría aumentar el PIB mundial en 5.3 billones de dólares.

1

, sociales y culturales) para que las mujeres trabajen, los países crecen económicamente.  

graf1

El informe, de esta manera, revela que las pequeñísimas conquistas que se han conseguido en temas laborales para las mujeres pueden erosionarse muy, ¡muy!, rápidamente si ellas se mantienen sobrerepresentadas en trabajos con alto riesgo de automatización.

Y es que, de acuerdo con el FMI, las mujeres “realizan tareas más rutinarias y menos abstractas en las mismas ocupaciones que sus homólogos masculinos, lo que las coloca en mayor riesgo de automatización”. Sus cálculos apuntan a que el 10% de toda la fuerza laboral (hombres y mujeres), unos 54 millones de personas en 30 países (28 países miembros de la OCDE, más Chipre y Singapur) se encuentra en un alto riesgo (es decir 70% por ciento de probabilidad) de ser desplazados por la tecnología en las próximas dos décadas. Dentro de esa fuerza laboral “vulnerable”, se calcula que 26 millones son empleos que actualmente realizan las mujeres.  

 

graf2

 

Las soluciones que propone el FMI pasan, en primer lugar, por la creación de políticas públicas. La primera de ellas es:  seguir impulsando la incorporación de las mujeres en el mercado laboral y reducir las barreras que ahora se los complican o impiden.  Ya incorporadas al mercado laboral, los siguientes pasos son:

  • Capacitarlas en las habilidades necesarias para hacer frente al cambio tecnológico.
  • Fomentar el aprendizaje permanente. Adaptar y mejorar las habilidades y competencias de aquellas que ya están en la fuerza laboral. “Las mujeres, que están más expuestas al riesgo de la automatización, suelen trabajar en ocupaciones con oportunidades de aprendizaje en el trabajo potencialmente más bajas y también tienen menos probabilidades de participar en la capacitación”.
  • Fomentar la paridad de género en los puestos directivos.
  • Reducir la brecha digital de género (Las nuevas oportunidades de empleo dependen del acceso a las nuevas tecnologías).
  • Adaptar la seguridad social a las nuevas formas de trabajo.

Un par de meses después de la publicación de este reporte, el Congreso de la Unión “más paritario en la historia de México” decidió podar drásticamente el presupuesto asignado a los programas de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras. ¿Cuál creen que es una de las principales barreras para que las mujeres consigan un trabajo o estudien? ¡Exacto! Ser madres solas o principales cuidadoras de niños y no contar con servicios de cuidado y atención infantil. Estas estancias infantiles operaban en condiciones muy precarias pues los $900 mensuales que recibían por cada niño atendido ($1,800 en el caso de niños con alguna discapacidad) apenas eran suficientes. Ahora con los recortes habrán de sacrificar aun más las condiciones en las que recibían a los niños o dejar de recibir a buena parte de ellos. ¡Menuda decisión la que ha tomado el Congreso con más mujeres! 

Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas

cif1

Erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres

cif2

Recursos para la atención de grupos vulnerables

cif3

Recursos para la atención de niñas, niños y adolescentes

cif4

Fuentes: Presupuesto de Egresos de la Federación para los ejercicios fiscales 2018 y 2019.