Poéticas municipales | Letras Libres
artículo no publicado

Poéticas municipales

Hace unos meses, en una reseña, Víctor Manuel Mendiola dio su lúcida sentencia sobre el espíritu de este tiempo en materia poética: “Los nuevos poetas de México desean ‘argentinizar’ o ‘peruanizar’ a nuestra poesía.”

Desde entonces, he estado dándole vueltas al asunto, buscando la manera de alinearme con esta premisa de las nuevas generaciones o bien radicalizarme a favor de nuestra poesía (en adelante NP) para mantenerla a salvo del complot cono-sureño. Pero ni he logrado encontrar a NP ni termino de entender cómo se “peruanizan” las cosas. Desesperado ya, he decidido consultar a los “tutores” que el reseñista señala como culpables últimos de esta tendencia: esos argentinos y uruguayos “que viven en México [y] tienen la falsa pretensión de haber enriquecido las lecturas mexicanas”. (Como todo mundo sabe, los argentinos “argentinizan”, mientras que los uruguayos son expertos en “peruanizaciones”.)

Para colmo, me entero de que tampoco NP es una misma en todas partes, sino que, según un ensayo del estudioso Alí Calderón, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, se divide en parcelas que respetan la jurisdicción de los municipios, de forma que puede rastrearse una “prosa de Guadalajara” (categoría acuñada, ¡en serio!, por Calderón) y quizás incluso un “endecasílabo de Topolobampo”, por qué no.

En fin, que la municipalización de la lírica no tiene límite. ~