Poder legislativo | Letras Libres
artículo no publicado

Poder legislativo

Señor Director:
Apenas puedo dar crédito a lo que leí en el número 18 de Letras Libres dentro de las respuestas que Francisco Labastida dio a las interrogantes de TeresaLosada. El candidato del PRI afirma que no cree que sea benéfica para el país la adopción de un sistema parlamentario de gobierno puesto que "los mayores problemas los tuvimos en el siglo XIX, cuando tuvimos un sistema parla-mentario. Crea problemas de goberna-bilidad".
     Repaso la historia constitucional de nuestro ochocientos, y no hallo ley fundamental alguna que haya establecido el parlamentarismo como forma degobierno. Con los matices naturales de cada momento político, todas nuestras cartas, federalistas o centralistas, monárquicas o republicanas, estuvieron lejos de lo que conocemos como "sistema parlamentario". Don Emilio Rabasa, ciertamente, criticaba en la Constitución de 1857 lo que para él era el establecimiento de una "dictadura de asamblea", pero hay que comprender que, en ese caso, la asamblea gobernaba dictatorialmente dentro de un sistema jurídico político de corte presidencial: ni Juárez ni Lerdo fueron, jamás, "Primeros Ministros" de la República.
     No es esta ocasión para ahondar en las diferencias existentes entre los sistemas de gobierno presidencial y parlamentario, pero basta con apuntar que la distinción fundamental, como apuntaba el ministro Felipe Tena Ramírez en su texto de Derecho Constitucional, lectura obligada para cualquier estudiante de Derecho a un nivel más bien básico, radica en la mayor o menor intensidad de cooperación y de distinción entre los poderes públicos. Así, mientras que en el parlamentarismo el poder legislativo y el ejecutivo funcionan de manera tan cohesionada que la integración del uno depende de la del otro, en el mal llamado presidencialismo, la distinción entre poderes es prácticamente total. -
     Atentamente.