Dos poemas | Letras Libres
artículo no publicado

Dos poemas

Antitotalitaria

De este piélago de luces producidas por la mecánica de las sombras

(así de invertido el asunto)

me he deslizado.

Escapé como un escarabajo cuando todos miraban los reflejos (o los destellos),

hasta alcanzar la grieta,

la hendija oscura por donde avanzo, acariciando los grumos del barro. 

He llegado hasta el borde (la tierra no es redonda,

sino que pende, amorfa,

                         de un hilo).

Al rebasar el límite, como Altazor,

me abalancé,

no al abismo nietzcheano,

sino al goce extraño de deshacer las palabras:

el regocijo del escarabajo que rompe los borujos de sintagmas,

y abre una salida

al libro no escrito.

 

 

Teoría de los afectos

En el mismo borde de la no-razón,

un pálpito emerge en el lugar del logos,

y trastorna el sentido inequívoco.

En la infinitud relacional, deseo (im)posible

y carencia que es tuya ahora,

mi in-completitud no se asume, sino que acecha.

Tu sagaz ministerio del espacio

se convierte en ilusión

Y la promesa (del espacio), que me ordenó por siglos,

pierde ahora, y por mucho.

Pierde a una sombra inacabada

en la doblez de un verbo,

o la multiplicidad de una idea.

Pierde una retahíla de símbolos,

que dan paso, así nomás,

indiscriminadamente,

al código de los afectos.