Ladra lo crudo | Letras Libres
artículo no publicado

Ladra lo crudo

ese perro ladra de noche
     ese perro ladra sin parar
      
     no aúlla ni rabia
     no ladra por circunstancia
     ladra por condición
      
     ¿es el ladrido su pesadumbre?
     ladra su fundamento
     sus húmeros ladran sus lagrimales su páncreas
     ladra lo latente
     la cifra de su substancia
     lo carnal ladra en él
      lo desolado
     ladra lo crudo
     ladra su atónito desamparo
     la vaga vasta amenaza
     ladra por todo lo hostil
      
     de noche ladra contra lo oscuro
     que lo traspasa
      contra lo desalmado
     ladra.
      
     Por igual
      como perro de noche
     por parecido desamparo
     ante mí
     llora mi amigo Ken
     trata de contener su congoja
     y desespera
     convulso el llanto estalla
      impúdico
     allende toda urbanidad
     el llanto lo rebasa
      
     el cúmulo negro lo abruma
     se desmorona su morada
     su lengua se deshila
     todo se agarrota
     el sinsentido lo cerca
     lo vacante lo anonada
     mi amigo Ken
     ya no puede tenerse en pie
     estremecedoramente
     como perro que ladra de noche
     por compulsión
     estalla en llanto.
      
     Hay que vivir —le digo.
     La vida es un don.
      No obstante.
     A pesar del pesar.
     Es duro, pasmoso, insoportable don. -