Harry Potter y el cáliz de fuego, de Mike Newell | Letras Libres
artículo no publicado

Harry Potter y el cáliz de fuego, de Mike Newell

pocas cosas tan complicadas en la narrativa fílmica como preparar la entrada del villano. Las cintas de Harry Potter, adaptadas con precisión matemática de los omnipresentes libros de J.K. Rowling, han elaborado la llegada del temible Lord Voldemort por más de cuatro años. Es hasta ahora, en la cuarta película de la serie, cuando finalmente es posible ver el rostro de "aquel del que no hablamos". La espera ha valido la pena. Aun así, la satisfacción deriva más del intérprete que del personaje interpretado. Ralph Fienes da vida a Voldemort con una maldad resbalosa, reptil, casi traslúcida. Sin embargo, el mayor placer de El cáliz... no es el encuentro entre Harry y su antagonista clásico. La aparición de un enemigo mucho más peligroso es lo que le da al filme un tono realmente distinto: Harry podrá hacer frente al malvado Voldemort, pero ni el hechizo más fino podrá salvarlo de las garras de las hormonas. Ése sí que es un reto digno de Hogwarts.-