Fábula | Letras Libres
artículo no publicado

Fábula

Nos dio el gato y el tigre

para que supiéramos

la distancia

entre lo que se puede tocar

y lo intocable.

 

Quizás los conejos,

para que no confundiéramos

gato con liebre.

 

Al leopardo le debemos

la belleza de la caza

solitaria

y los lobos fueron el don

para que aprendiéramos

a cazar en jauría.

La red de la araña,
dicen los chinos,
nos la dio
para que aprendiéramos
a viajar por hilos de seda
y hacer sopa de nidos de golondrina.
 
Sin los animales
seguiríamos en la planicie de la especie.
 
¿Por qué nos hizo nacer?
¿Por qué nos devora?
 
Hay que darle las gracias,
sin preguntarse demasiado,
y bendecir a las presas
que pasan,
como pasaremos nosotros,
por su vientre. ~

Tags: