Construyamos el futuro con los jóvenes, pero sin partir de cero | Letras Libres
artículo no publicado
Imagen: https://jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx

Construyamos el futuro con los jóvenes, pero sin partir de cero

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro es necesario, pero los retos que plantea tanto para los jóvenes como para los tutores son enormes. Por fortuna, hay numerosas experiencias internacionales que pueden ser de utilidad en este esfuerzo.

El programa de capacitación Jóvenes Construyendo el Futuro, con el que el gobierno federal espera beneficiar a 2.3 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan, es quizás el programa más emocionante y abrumador de esta administración.

El plan busca: “Integrar a jóvenes en actividades de capacitación en el trabajo; alejar a jóvenes del desempleo y del camino de conductas antisociales; acelerar la preparación de una reserva de jóvenes para las actividades productivas e incluir al sector privado en las actividades de responsabilidad social para el desarrollo productivo de los jóvenes”. La expectativa es que 70% de estos jóvenes sean capacitados en el sector privado, 20% en el sector público y el 10% restante en el sector social.  

Entre los países de la OCDE, el promedio de jóvenes entre 15 y 29 que no estudian, trabajan ni reciben ningún tipo de capacitación (Youth not in employment, education or training (NEET

Uno de los primeros estudios que abordó la problemática de los jóvenes que no estudiaban, trabajaban ni recibían ningun tipo de capacitación fue el reporte Bridging the gap: New opportunities for 16 –18 year olds not in education, employment or training que la Social Exclusion Unit remitió en 1999 a Tony Blair, en ese entonces primer ministro de Inglaterra. 

1

) es de 14.2%. En México ese porcentaje alcanza el 21.8%, lo que nos coloca como el cuarto país con mayor número de NEET. 8.7% de esos jóvenes son hombres  y 34.5% son mujeres. Esto quiere decir que las jóvenes mexicanas tienen una probabilidad prácticamente cuatro veces superior de no estudiar, trabajar o recibir algún tipo de capacitación.

neets
Fuente: https://data.oecd.org/youthinac/youth-not-in-employment-education-or-training-neet.htm

Por otro lado, la Caracterización del segmento de jóvenes que ni estudian ni trabajan en México que realizó la Cámara de Diputados el mes pasado señala que, al segundo trimestre de 2018, el total de jóvenes entre 15 y 24 años ascendía a 21.8 millones de personas. De este total, los que no estudiaban ni trabajaban eran 3.8 millones; 3 millones de mujeres y 800 mil hombres.

El análisis de la Cámara apunta que Querétaro, Veracruz, Baja California y Coahuila son las entidades que cuentan con mayor número de jóvenes hombres que no estudian ni trabajan; Chiapas, Veracruz, Michoacán y Guerrero son las entidades que cuentan con mayor número de jóvenes mujeres en esta condición.

2

Estos datos muestran que Jóvenes Construyendo el Futuro es una empresa necesaria, pero los retos que plantea tanto para los jóvenes como para los tutores son enormes; empeñarse en hacer de este proyecto una idea adánica puede terminar en muchas frustraciones. Integrar a la capacitación a uno, diez o cien jóvenes requiere más que buena voluntad, porque poder transmitirles compromiso, conocimientos, habilidades y capacidades no se logra con ponerles enfrente a un “experto en cierta materia” durante 3 u 8 horas diarias. Lo que estos jóvenes necesitan es un tutor, entendido en el sentido más literal de la palabra: una persona encargada de orientarlos, defenderlos y protegerlos cuando sea necesario. Y para lograrlo, en lo que vamos generando nuestra propia experiencia, sería útil echar mano de la experiencia internacional

Seven Questions about Apprenticeships

  • Investing in Youth: Finland, Korea (Forthcoming, early 2019)
3

.  No es necesario comenzar desde cero, hay montones de recuentos sobre lo que ha funcionado bien y lo que ha funcionado menos bien, que pueden ayudar al gobierno, a los tutores y a los jóvenes a tomar mejores decisiones sobre el futuro que compartiremos.