Diminuto anfibio | Letras Libres
artículo no publicado

Diminuto anfibio

a Coral Brachocubran las ventanas con alcándaras     que no entre llegó con el delirio     limpien la yedra de los muros apareció en una retama sobre un charco de luz     dejen caer los manzanos al pozo envenenados     fue pez vivo en un mar de arena     huyamos del nido del tiempo vino a hacer capullo     tapien con hierro la casa para que su brillo no penetre     parecía un ave blanca inflamada           desvíen el curso del agua     floreció en el piracanto corten los lirios desfallezcan los sauces de sequía llegó como esmeralda en un río de piedra      ni un borde ni orillas ni remolinos dejen pasar su presencia de batracio

pero su cauda imprecisa venció los resquicios se adhirió a los vados simulando ser una sombra absorbió nuestro sudor con su aliento ríspido prendió las luminarias del umbral sacó de los estantes brebajes ocultos hizo brotar vapores de los patios hondos y los recuerdos como plaga prendieron la casa cerrada

mecido por las flamas el tiempo     diminuto anfibio     descuelga lianas cava fosos regurgita: poseída por una agitación furiosa su piel fría garabatea dentro -