Más cajones con llave: tres ilustradoras mexicanas | Letras Libres
artículo no publicado
Ilustración: Gala Navarro

Más cajones con llave: tres ilustradoras mexicanas

El trabajo de las ilustradoras mexicanas no sólo están enriqueciendo la representación del sujeto femenino, sino tocando a través de ésta una serie de asuntos política y socialmente relevantes como el aborto, los feminicidios, la homofobia o los derechos indígenas.

Hace algunos meses hablé en este espacio sobre el trabajo de tres ilustradoras mexicanas –Andonella, Abril Castillo y Rachel Levit– que me tenía (me tiene todavía) muy entusiasmada. Dije también que me parecía que el panorama de la ilustración hecha por mujeres estaba cambiando y que este cambio parecía revelar un interés particular en explorar la representación visual de lo femenino y en mostrar los retos y contradicciones de ser mujer en un mundo en el que éstas normalmente aparecen en la narrativa gráfica como adorno o personajes secundarios.

Mi asombro ha crecido con el tiempo. A medida que conozco el trabajo de más mujeres me doy cuenta de que no sólo están enriqueciendo la representación del sujeto femenino, sino tocando a través de ésta una serie de asuntos política y socialmente relevantes como el aborto, los feminicidios, la homofobia o los derechos indígenas. La diversidad es también estilística: hay en la obra de estas ilustradoras material para todos los gustos.

Gran parte del trabajo de Gala Navarro, por ejemplo, hay un ambiente medio inquietante, como de pesadilla. “Pienso mucho en el mensaje omnipresente y equivocado de que ser mujer es un sólo destino unidimensional, y en las múltiples formas de violencia que existen como represalia por no encajar en él”, dice Gala. Romper el silencio puede aterrarnos, pero es la única manera de hacer espacio para el cambio. Como varias ilustradoras, Gala publica en su Instagram fragmentos de su diario creativo, una libreta que me imagino inmensa, inagotable, en la que igual caben animales, cosas que ha hecho en el día, miedos o sus comidas favoritas.

gala1
gala2

Es justamente esta cotidianidad la que abre el diálogo y presenta a las mujeres como seres diversos y complejos, con el fin de atacar los estereotipos de género presentes todavía en todo ámbito de la creación artística. No por nada fue justamente Estereotipas el título de una exposición que se llevó a cabo hace algunos meses en la galería Vértigo, en la que participó Gala Navarro junto con otras 29 ilustradoras de México y Argentina para reflexionar acerca del rol de la mujer en la sociedad y servir como escaparate de denuncia de un sistema que insiste en invisibilizarlas.

Otra de las ilustradoras que participaron en Estereotipas fue Jimena Estíbaliz. “En la ilustración me siento fuerte y capaz de desenvolverme”, dijo Jimena en entrevista para Time Out, “y me comprometo a crear imágenes honestas, a alzar la voz a través del dibujo por mí y por quien lo necesite y a caminar de puntitas o a pisar fuerte y ruidoso cuando sea necesario”.

jimena1

Pamela Carrington, nacida en Guadalajara, también hace un esfuerzo constante por hablar de los obstáculos que enfrentan las mujeres, no sólo en cuanto creadoras sino simplemente como personas que buscan romper con prejuicios y establecerse como seres libres. Para ello, dibuja con frecuencia desnudos femeninos que desafían la estética dominante establecida por el patriarcado.

pam1

Estas tres ilustradoras, junto que las que propuse en la entrega anterior de esta serie, son solamente seis ejemplos de las muchísimos ilustradoras que están trabajando para romper con ideas predeterminadas sobre las mujeres y abrir espacios de cuestionamiento y diálogo feminista.

Desde diferentes ángulos y estilos, una gran cantidad de mujeres han elegido la creación gráfica como trinchera de esta lucha. Una buena manera de conocerlas es seguir el hashtag #InktoberFeminista, una iniciativa que la española @EsCarolota ha creado para darle un giro a la propuesta del ilustrador estadounidense Jake Parker: “Os invito a participar para que seamos un buen puñado de personas tiñendo el Inktober de feminismo”.

inktober

Durante ese mes, ilustradoras profesionales y aficionadas han compartido su trabajo siguiendo esta guía temática con la intención de crear comunidad y mostrar la diferentes visiones que hay sobre estas palabras y conceptos que revelan la enorme cantidad de discusiones que se deben ampliar y el largo camino que hace falta recorrer para que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad.