La más grande del mundo | Letras Libres
artículo no publicado
Foto: Pedro Ribeiro Simões / https://www.flickr.com/photos/pedrosimoes7/118946291

La más grande del mundo

Al principio fue solo un rumor, uno de tantos bajo este nuevo gobierno. A unos les parecía motivo de orgullo: ¡será el monumento más grande del mundo!

Al principio fue solo un rumor, uno de tantos bajo este nuevo gobierno. A unos les parecía motivo de orgullo: ¡será el monumento más grande del mundo! Para otros era símbolo del oprobio, una muestra –la mayor—de su megalomanía. Primero apareció en un billete de Lotería peinado como Benito Juárez. La segunda refinería que se construyó en Tabasco lleva el nombre de su padre. En todas las bardas del país aparecen su nombre o sus siglas. Por eso, cuando escuché el rumor, no me pareció extraño. Un monumento al nuevo Padre de la Patria. Al Gran Timonel, o como le gusta a él llamarse: el Primer Pitcher del Pueblo. 

Dicen que el monumento será el más alto del mundo, superando por mucho al de Sardar Patel que se encuentra en el noroeste de la India y mide 182 metros, casi el doble que la Estatua de la Libertad. Por supuesto: se hizo la respectiva Consulta Democrática para saber si el Pueblo quería el monumento. El 80% de los que votaron –casi el 1% del padrón electoral—se manifestaron a favor. Fue la Vigésima Primera Consulta que el gobierno de López Obrador ganó al hilo: todo un récord. Según los conservadores la Consulta fue una simulación, un remedo democrático, como en tiempos del PRI. Pero a la aplanadora legislativa del Partido del Pueblo (antes Morena) no le importa gran cosa la opinión de los conservadores vendepatrias y aprobaron sin problema el presupuesto de la Mega Estatua. Más aún: al terminar el conteo de votos en el Congreso, los legisladores corearon porras y le cantaron “Las Mañanitas” al Gran Timonel aunque faltaban meses para su cumpleaños. ¡La Estatua más Grande del Mundo!

Los partidos en la Cámara, izquierdas y derechas raquíticas, tras un poco de resistencia y a cambio de algunas concesiones, terminaron por apoyar el proyecto. La Sociedad Civil, manifestándose en las redes y con marchas, logró que la Estatua no se erigiera en el Zócalo, como recomendaba la Coordinadora Nacional de Memoria y Cultura, sino en una de las glorietas de Reforma. 

¿Y por qué un monumento?, se preguntaban lo escépticos. “Porque puede.” “Por sus Pistolas.” “Porque su único contrapeso es su autocontención y a veces se contiene y a veces no.” “Porque él representa al Pueblo y el Pueblo Sabio ya votó en la Consulta respectiva.” “Porque tiene mayoría en el Congreso y el Senado y los legisladores votan lo que el Caudillo manda.” 

¡La Estatua más grande del mundo!