Cultura condensada | Letras Libres
artículo no publicado

Cultura condensada

Un recorrido semanal por noticias, polémicas y hechos curiosos de la cultura.

A 50 años de Stonewall

Esta semana se conmemoraron 50 años de los disturbios en Stonewall Inn, los cuales han pasado a la historia como el origen del movimiento por la defensa de los derechos de los homosexuales. A continuación, algunos vistazos sugerentes a este acontecimiento.

Aunque no hay que restar la importancia de la revuelta en el hotel Stonewall, algunos sociólogos consideran que otorgarle demasiado crédito reduce la fuerza de las manifestaciones de homosexuales realizadas a lo largo de la década de los 60. La misma opinión sostiene Gabriela Cano, quien escribió en este sitio: “La memoria de Stonewall es una memoria viva, y por eso mismo ha sido objeto de controversias”.

En este episodio de Througline, activistas y testigos recuerdan las luchas por los derechos de los homosexuales antes de Stonewall.

La ciudad de Nueva York se prepara para el mayor desfile del orgullo gay y una marcha en conmemoración de la redada policial en Stonewall. El choque de ambas manifestaciones, una llena de brillos y la otra con consignas que reclaman la defensa de los derechos civiles, es un reflejo de la polarización que hay en la manera de conmemorar el inicio del movimiento gay. En The Guardian, Joanna Walters escribe sobre la reacción de la comunidad LGBTQ+ a estos eventos.

Para comprender el impacto de la noche del 20 de junio de 1969, esta serie de fotografías.

 

El genio se va de casa

Esta semana, Apple anunció que a finales de este año Jony Ive dejará de formar parte de la compañía. Ive encabezó el equipo de diseño de la compañía desde 1996 y es el responsable de la apariencia atractiva y minimalista de sus productos más emblemáticos, como el iPhone y el iMac. Tim Cook se refirió a él como “una figura singular en el mundo del diseño y su papel en el renacimiento de Apple no puede ser subestimado”.

Ive era uno de los colaboradores más cercanos de Steve Jobs. Cuando desarrollaron el iPad, Jobs deseaba que fuera una ventana que permitiera explorar otros mundos. Con esta idea en mente, Ive diseñó la pantalla para que ofreciera al usuario una experiencia inmersiva. “De muchas maneras estamos tratando de sacar al objeto del camino”, dijo en una entrevista en 2017. Pese al escepticismo inicial, el iPad se volvió un éxito de ventas y trazó la línea del rumbo que las tabletas debían tomar.

Pero no todas sus ideas fueron exitosas. El Apple Watch fue su primer diseño tras la muerte de Jobs. Aunque la pretensión era convertirlo en el dispositivo más íntimo de la compañía de la manzana, fue considerado un dispositivo que “no hacía la vida más fácil” . Un año después, Ive y su equipo lo perfeccionaron y se han lanzado tres series más del dispositivo, cuyo último modelo desbancó a la competencia. La prueba y el error han estado presentes a lo largo de su proceso creativo. “Puede que nos guste, puede que no, pero con el primer modelo todo cambia”, afirmó Ive.

No todos los diseñadores lo consideran un gurú. Los integrantes del equipo de diseño de esta revista, consultados para este texto, consideran que “Su mejor trabajo lo hizo bajo la dirección de Steve Jobs” y “Realmente el alma de Apple era Jobs, no él”. Como ellos, expertos en tecnología consideran que los últimos trabajos de Ive eran deficientes. Joshua Topolsky calificó al iPhone X como un “mal diseño” con “un elemento visual repulsivo”, mientras que John Gruber escribió que le parecía “desagradable”.

Apple Park, la sede de la compañía en Cupertino, California, fue uno de sus últimos trabajos, aunque colaboró con Norman Foster y sus arquitectos. Su apariencia de nave espacial le provocó una serie de críticas, aunque también halagos por utilizar una tecnología anti-sismos única. Sobre el diseño, Ive le respondió a sus detractores: “No hicimos Apple Park para otras personas [...] Tiene un rol específico. No es para verse. Es nuestra casa, adonde vamos a trabajar”.

Ahora, Ive probará suerte con su nueva firma de diseño, LoveFrom. Aunque no se separará del todo de Apple, pues la empresa será una de sus principales clientes y su legado permanecerá.

Según se ha dicho, vendrá una nueva era de diseño en la empresa de la manzana: atrás quedaron los días donde se concebía como la expresión del genio de una persona, ahora las decisiones serán tomadas por un comité. La pregunta es cómo lucirán los diseños de Apple sin sus dos visionarios: Jobs y Ive.