Cultura condensada | Letras Libres
artículo no publicado

Cultura condensada

Una mirada semanal a las noticias y debates que involucran a la cultura en sus distintas expresiones.

¿Pornografía o expresión artística?

El lunes, la plataforma de microblogueo Tumblr anunció que a partir del 17 de diciembre entrarán en vigor nuevos términos de servicio que impedirán que se publiquen y compartan imágenes, videos y GIFs de genitales, pezones femeninos y actos sexuales.

A lo largo de más de diez años, la red existió bajo el principio de “vive y deja vivir”. Pero en noviembre, Apple retiró la aplicación de su tienda en línea, tras encontrar blogs con pornografía infantil. En un comunicado, Tumblr aclaró que, a pesar de que cada imagen es comparada con una base de datos de pornografía infantil, algunas imágenes no fueron detectadas y lograron publicarse, aunque fueron removidas posteriormente.

Los directivos de la plataforma consideran apropiada la medida, pues ayudará a evitar la explotación sexual y la publicación sin consentimiento de fotografías íntimas. Además, no creen que limite la expresión artística, pues no se prohibirán los textos eróticos ni las pinturas y esculturas que muestran cuerpos desnudos. Jeff D’Onofrio, CEO del sitio, señaló que “no son pocos los sitios de internet que ofrecen contenido para adultos. Se lo dejaremos a ellos y enfocaremos nuestros esfuerzos en crear el ambiente más acogedor posible para nuestra comunidad”.

Pero otros piensan que estas normas terminarán con uno de los últimos lugares seguros del internet para compartir imágenes sexuales. Un cibernauta llamado S S lanzó una campaña en change.org que busca presionar a Tumblr para echar atrás la restricción, porque piensa que atenta contra artistas que viven de crear y compartir este tipo de materiales. “Dejen a las personas publicar porno. Es el 90% de las razones por las personas están en este sitio”, se lee en la petición que hasta el momento han firmado casi 410 mil personas.

Las gráficas de SimilarWeb muestran que el contenido adulto es el principal interés de sus navegantes, por encima de las artes y el entretenimiento. En 2016, una investigación en la que se analizaron los comportamientos de 130 millones de usuarios de Tumblr reveló que el 22% de ellos seguía blogs pornográficos, pero solamente 0.1% producía dicho contenido. Un tercer grupo, correspondiente al 28%, estaba expuesto a imágenes explícitas de manera accidental. La suma de consumidores incidentales y directos es equivalente a la cantidad de usuarios que no están expuestos al porno dentro de la plataforma, 49.90%. Por lo tanto, la eliminación de material sexual podría representar una considerable pérdida de audiencia.

Pero la eliminación del contenido adulto va más allá de la dinámica de consumo y producción, con todas las consecuencias económicas que esto implica, pues afecta a ciertos grupos socialmente marginados que entre sus blogs habían encontrado un refugio. Por ejemplo, trabajadoras sexuales, miembros de la comunidad LGBTQ, mujeres y activistas.

Al ser una plataforma amigable con el contenido erótico, las trabajadoras sexuales podían compartir sus experiencias y responder preguntas. Ahora, entre ellas existe la preocupación de que el veto al sexo las orille a buscar plataformas menos confiables para dar a conocer su trabajo, aunque esto implique exponerse al acoso. Miembros de la comunidad LGBTQ también se han pronunciado en contra, porque opinan que Tumblr dejará de ser un espacio que les permita explorar su identidad y crear comunidad. Reapersun, un artista erótico gay, cuenta que lo primero que lo atrajo a Tumblr fue “ver a artistas mujeres y miembros de la comunidad LGBTQ explorar conceptos sexuales que no se sentían cómodos de compartir en otro lugar”, y dice que, contrario a lo que piensa D’Onofrio, “no hay tantos lugares para nosotros”.

Otro de los puntos polémicos de la nueva política es que prohíbe las imágenes de mujeres que muestran sus pezones si no es por motivos de salud, lactancia o maternidad. En la red social Instagram ya existe un criterio similar, que 2012 dio origen a #FreeTheNipple, un movimiento que lucha por el derecho a mostrar el cuerpo femenino sin censura. Sus activistas califican como absurdo e incongruente que se veten las imágenes de pezones sin que haya restricciones similares al contenido que promueve el uso de armas y los discursos de odio. Tras los cambios en las políticas de Tumblr, integrantes del movimiento temen perder un espacio de empoderamiento donde se celebraba el cuerpo de la mujer sin seguir los parámetros de belleza impuestos por la sociedad.

El porno ayudó a que Tumblr se convirtiera en un imperio del contenido digital. Ahora, en vez de tomarse el tiempo para analizar y decidir qué es pornográfico y qué es artístico, la empresa ha optado por el camino fácil de rechazar todo lo que podría tratarse de contenido inapropiado. Si bien será hasta dentro de unas semanas cuando estas imágenes dejen de estar disponibles, su algoritmo ya ha empezado a denunciar algunos blogs e imágenes que nada tienen que ver con sexo, por ejemplo, las fotografías de unas muñecas para crear conciencia sobre las enfermedades reumáticas. Pese al rechazo a los cambios, Tumblr se mantiene firme, a la espera de que la decisión no le haga descender aún más de la posición 53 de los sitios web más populares de todo el mundo.

 

Arte del expolio nazi sigue sin recuperarse

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi robó y confiscó obras de arte en los territorios que estaban bajo su ocupación. Aunque estaba principalmente dirigido a familias de origen judío, personas de distinto origen, así como bibliotecas y museos de toda Europa fueron víctimas del saqueo. Tras estos actos, gran parte del arte europeo cambió de dueño. De acuerdo con una investigación de Miguel Martorell Linares, los coleccionistas, marchantes y contrabandistas hicieron jugosos negocios que ayudaron a enriquecer el patrimonio de los altos mandos nazis. Otra parte de la obra artística salió a través de los países neutrales, como España, y se dispersó hasta encontrar resguardo en colecciones privadas que se exhiben en importantes museos de todo el mundo.

El 3 de diciembre de 1998 se firmaron los Principios de Washington, un acuerdo entre 44 países para restituir el arte a los herederos de las familias afectadas por el expolio nazi. A dos décadas de su firma, las investigaciones para recuperar las 600 mil obras se han entorpecido por los obstáculos legislativos y judiciales, por la falta de compromiso de las colecciones privadas y casas de subastas; además, estos principios no son vinculantes jurídicamente y no hay uniformidad al momento de su aplicación por parte de los países firmantes. Durante un encuentro realizado esta semana en Berlín, varios expertos coincidieron en que la creación de una base de datos con acceso público permitiría a los herederos y víctimas localizar las piezas que les fueron arrebatadas.

Aunque todavía quedan muchas obras por encontrar y devolver, uno de los últimos logros del acuerdo fue la devolución de un retrato pintado por el austriaco Oskar Kokoschka a los herederos de Alfred Flechtheim, un mercader judío que fue despojado de su galería en 1933, por el Moderna Museet de Estocolmo. La obra fue subastada en Sotheby’s hace unas semanas.

Para los museos, la devolución voluntaria del arte provoca un conflicto de intereses. Aunque su misión es proteger sus colecciones, si la obra llegó a sus manos como consecuencia del expolio nazi deben restituir el daño, aunque esto implique deshacerse de parte de su acervo. Daniel Birnbaum, director del Moderna Museet de Estocolmo, y Olle Granath, exdirectora del Moderna Museet y del Nationalmuseum de Suecia, pidieron al gobierno sueco que cree un panel, como se ha hecho en Austria, para resolver las dudas en torno a la restitución de obras. “Nos sentimos un poco solos. No debería depender totalmente de nosotros interpretar los Principios de Washington”.

En España, los museos tienen diferentes posturas frente al expolio nazi. Una es la del Museo Thyssen-Bornemisza y otra la del Reina Sofía.

En uno de los casos más sonados, Claude Cassirer, heredero de los propietarios originales de “Calle de San Honoré, por la tarde, con efecto de lluvia”, de Camille Pissarro, reclamó en 2005 al Museo Thyssen la devolución del cuadro . El recinto se rehúsa a entregarlo, porque fue  adquirido legalmente por el barón Thyssen en 1993. Será hasta el próximo año cuando se dicte una sentencia final sobre el asunto.

Por otro lado, una vez que se conocieron los nombres de varias obras que habían sido arrebatadas por los nazis, el Museo Reina Sofía contactó a los herederos de Pierre David-Weill para devolverles “La familia en estado de metamorfosis”, de André Masson. La familia y el museo acordaron que la pintura permanezca en la pinacoteca para su exhibición al público.

 

Roma a la conquista de los Globos de Oro

A una semana de estrenarse a nivel mundial a través de Netflix, la más reciente película de Alfonso Cuarón arranca la temporada de premios con altas expectativas. En el anuncio de las cintas nominadas a los Globos de Oro, Roma aparece en tres categorías: mejor película extranjera, mejor guión y mejor director. Aunque no es la cinta con más nominaciones –esa es El vicio del poder, con seis– sí es la que más reconocimientos ha recibido por parte de los críticos de cine.

El 6 de enero se conocerá a los ganadores.