Cómo hacerse rico en México | Letras Libres
artículo no publicado

Cómo hacerse rico en México

¿Es Carlos Ahumada un cisne negro, un halcón debajo del mostrador o un simple MacGuffin?

Pausa dramática.

“Cisne negro” es la figura que utiliza Nassim Nicholas Taleb en su libro homónimo para denunciar la incapacidad humana para prever lo que, aparentemente, es más improbable. Una especie de ceguera voluntaria ante escenarios inverosímiles o de riesgo, pese a que estos, luego que se descubren, habían mandado señales inequívocas que lo explicaban y que simplemente, en su momento, pasaron inadvertidas. El derrumbe de la urss es un cisne negro del tamaño de un imperio.

Alan Bennett, el dramaturgo inglés reconvertido en novelista, cuenta que escuchó una vez, mientras hacía cola en una tienda de barrio de fish and chips, que alguien delante suyo preguntaba por el precio del halcón debajo del mostrador. Como no alcanzaba a ver, echó a reptar su imaginación. ¿Se trataría de un animal disecado que un cliente quería llevarse a casa? Bennett barajó otras mil hipótesis, cada una más imaginativa y delirante, hasta que le tocó su turno y pudo ver que el halcón debajo del mostrador era tan sólo una marca, desconocida para él, de cerveza; elemento más que normal en un expendio de comida para llevar. (Recojo la anécdota de Felipe Fernández-Armesto de El Mundo.)

Todo estudiante del cine conoce el concepto “MacGuffin” que Hitchcock acuñó para referirse a una desviación en la trama, inocua e intrascendente, que distrae adrede la atención de los espectadores de la trama principal por un tiempo oportuno.

Volvamos a la pregunta.

Un cisne negro, claman los perredistas, la prueba del complot contra AMLO que no supimos ver antes de la elecciones. Un MacGuffin, dicen los panistas, que desvía la atención de los cohechos en la administración de la capital. En realidad, un halcón debajo del mostrador, porque, por más que los medios especulen al infinito sobre Ahumada, su libro es un manual sobre cómo se construyen muchas de las fortunas privadas del país. El caso Ahumada no es sólo un caso de corrupción política (tanto de los gobernantes que asignan obra pública a cambio de un soborno como del que recibe la noticia y su único objetivo es lucrar con ella) sino de sociología de la riqueza: Ahumada, más que un empresario argentino, es un rico mexicano más (lo avala su pasaporte) cuya fortuna depende de los contratos a modo que consigue del gobierno. ~