Tierra y pan, de Carlos Armella | Letras Libres
artículo no publicado

Tierra y pan, de Carlos Armella

De entre dieciocho trabajos, y por unanimidad, el cortometraje Tierra y pan del mexicano Carlos Armella fue premiado con el León de Oro en el reciente Festival de Venecia. Si uno se limitara a enumerar sus elementos –un perro famélico amarrado a un palo, una choza en medio de la nada y la familia en desgracia que la habita–, podría crear la impresión de que el director explotó la miseria de su país y de que el premio fue consecuencia de la fascinación que, como ya se ha visto, estos temas ejercen en jurados europeos. No es para nada el caso. Las virtudes de Tierra y pan son la economía de lenguaje (no hay diálogos, sólo un plano cuya composición cambia y marca el tono del relato) y una resolución subversiva que frena la posibilidad de lecturas morales, reacciones lastimeras o regodeos en el dolor. (Será exhibido en el Festival Internacional de Cine de Morelia, a celebrarse del 4 al 12 del presente mes.) ~