Los pajarracos, de Héctor Hernández y Horacio Rivera | Letras Libres
artículo no publicado

Los pajarracos, de Héctor Hernández y Horacio Rivera

Pocas cosas tan odiosas como el kitsch premeditado, peor aún si se hace pasar por extravagancia y humor. La película Los pajarracos, de los mexicanos Héctor Hernández y Horacio Rivera, explota y trivializa el imaginario fronterizo a través de una historia de narcos, madrotas y sectas prehispánicas, carente de sustancia y sobrada de autocelebración. El guiño a géneros populares, la incursión en culturas subterráneas y hasta el rescate de actores de culto no garantizan que la película que los conjuga tenga una razón de ser.
Las parodias, para ser efectivas, deben abrazar el ridículo. Preocupada por ser visualmente atractiva y estilizada en la forma, Los pajarracos intenta una recreación del ridículo pero se niega a codearse con él. Es por ello condescendiente y estéril, como todo lo que se inscribe en la estética de la sordidez chic. ~