La zona, de Rodrigo Plá | Letras Libres
artículo no publicado

La zona, de Rodrigo Plá

Versión invertida de La hoguera de las vanidades, la premisa de La zona es, a primera vista, prometedora. Cuando un billboard se desploma sobre el muro que resguarda una zona residencial del DF, tres ladrones se cuelan e intentan robar una casa. La cosa termina mal, con muertos de ambos bandos y uno de los ladrones suelto en el fraccionamiento. En aras de conservar sus privilegios, los residentes frenan la intervención de la policía y deciden hacer justicia por sus propias manos. Para un argumento que descansa en el delirante modo de vida (y de operar) de la clase alta mexicana, los personajes de La zona se comportan y argumentan demasiado como la gente “normal”. Sus casas y su apariencia están lejos de la opulencia amoral que cada mes despliegan la revistas de sociedad. Para hacer más creíble el infierno que plantea La zona, harían falta los toques surreales que son moneda corriente en la estratósfera social. ~