La historia del camello que llora | Letras Libres
artículo no publicado

La historia del camello que llora

El título sonaría cursi en una película de ficción. Tratándose de un documental –y de un camello que, literalmente, llora–, describe una de las películas más raras de los últimos años. Nominada en 2005 al Óscar y ganadora de varios festivales, es la historia de una camella que rechaza a su cría al nacer, y de la familia mongola en el desierto de Gobi que prepara un ritual de música y canto para reconciliar a madre e hijo. El mayor mérito de la película es ser narrada sin restregar al espectador discursos sobre la espiritualidad de los grupos al margen de las sociedades consumistas. Mejor aún, la escena climática –el llanto de la camella como señal de que el ritual funcionó– es filmada por los directores con la naturalidad que es en sí misma el tema del documental: en ciertos rincones del mundo lo inexplicable aún se incluye dentro del rubro de la normalidad. ~