Wikimanía al rescate | Letras Libres
artículo no publicado

Wikimanía al rescate

El respeto a los derechos humanos y la contribución a los objetivos de desarrollo del milenio de la ONU fueron temas presentes en la más reciente edición de la conferencia anual que reúne a los muchos proyectos de conocimiento libre organizados por la Fundación Wikimedia.

En la conferencia Wikimanía que tuvo lugar del 14 al 18 de agosto en Estocolmo, la Fundación Wikimedia firmó un acuerdo inédito con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La directora ejecutiva de la fundación, Katherine Maher, explicó en un anuncio que la alianza tiene como objetivo aumentar la cantidad y mejorar la calidad del contenido relacionado con los derechos humanos que hay en la enciclopedia, así como movilizar a la comunidad global de Wikimedia en defensa de los derechos humanos. Quizás muchas personas no asocien Wikipedia con la ONU, pero el acuerdo está alineado con el tema general de la conferencia: cómo puede el movimiento Wikimedia apoyar los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU.

Wikimanía, que ya lleva quince ediciones, es la conferencia anual de los muchos proyectos de conocimiento libre organizados por la Fundación Wikimedia, que incluyen Wikipedia (en sus distintos idiomas), Wikidata y Wikimedia Commons, que almacena fotografías y videos. Las ciudades candidatas para albergar esta edición eran Perth (Australia) y Praga (República Checa), pero finalmente Estocolmo fue seleccionada para recibir a más de 800 entusiastas de Wikimedia que vinieron de todas partes del mundo a participar en las actividades que hubo el fin de semana.

Incluso antes del anuncio del acuerdo con la ONU, me sorprendió el sentimiento de camaradería internacional que se respiraba en el evento. (A diferencia de otros “maníacos”, esta fue mi primera Wikimanía.) Durante el viaje en tren desde el hotel hasta la Universidad de Estocolmo, donde se realizaba la conferencia, conversé con un wikipedista de Ghana que es miembro de Open Foundation West Africa, una ONG que busca preservar y digitalizar el legado cultural de la región. Más tarde, en uno de los varios talleres de la conferencia, un editor de Wikipedia de Indonesia le pidió consejo a una editora argentina sobre cómo cubrir objetivamente el pasado dictatorial de un país en la enciclopedia, a partir de su experiencia.

Tuve cierto escepticismo cuando supe que Wikimanía 2019 se adheriría a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. Después de todo, los 17 objetivos exigen la movilización de miles de millones de personas, y los dos primeros postulan nada más y nada menos que erradicar la pobreza y el hambre.

Sin embargo, fue una agradable sorpresa ver cómo algunos oradores lograron acortar la distancia entre las metas aspiracionales y las acciones prácticas. Lukas Mezger, un wikipedista alemán que hizo el seguimiento de la huella ambiental de la conferencia, habló sobre la posibilidad de que los editores participaran de forma remota en la Wikimanía para reducir la huella de carbono que generan eventos como este. También está trabajando en cambiar los servidores de la Fundación Wikimedia a otros que estén alimentados por energía renovable (debido a que Wikipedia no almacena tanto contenido en video ni monitorea la actividad de los usuarios, a pesar de ser el quinto sitio con más tráfico web del mundo requiere mucha menos energía que otros sitios).

Algunas de las ideas propuestas en la conferencia implican hacer pequeños cambios de comportamiento. Stuart Ray, un físico y profesor de la Universidad Johns Hopkins que ha contribuido con sus ideas en varios libros de texto sobre medicina, propuso entregar las figuras médicas primero a Wikimedia Commons, antes de cederlas a una casa editorial, para que puedan ser usadas libremente por el público mediante una licencia Creative Commons. Ray también comentó que los organismos que patrocinan investigación científica, como los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, han comenzado a exigir que los resultados se compartan públicamente, y que los Institutos deberían considerar dar el debido crédito por poner esos datos a disposición en Wikipedia. Cada una de esas propuestas está relacionada con objetivos de la ONU, como el número 3 (garantizar una vida saludable y promover el bienestar) y el 4 (garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa).

Habrá críticos que digan que Wikipedia tendría que poner sus cosas en orden antes de embarcarse en esfuerzos idealistas de salvar el mundo. A comienzos de este año, The New York Times publicó un artículo sobre el desafío de Wikipedia en relación con el acoso y el maltrato que exhiben algunos miembros de la comunidad. De hecho, varios talleres de la Wikimanía de este año estuvieron enfocados en mejorar la salud y reducir la toxicidad de la comunidad.

La comunidad de la Wikipedia sueca está pasando por un proceso similar de reflexión autocrítica. The Equal Edit es una nueva iniciativa para presentar la historia de Suecia en la enciclopedia con una mayor igualdad de género. Y cuando los presentadores de la conferencia hicieron mención al aumento del populismo y el nacionalismo de extrema derecha en todo el mundo, señalaron que en Suecia existen los mismos desafíos.

Aun así, nuestros anfitriones suecos han sido sumamente amables y planificaron cada detalle del evento. Además de los talleres en las aulas de la Universidad de Estocolmo, el programa incluía una recepción de bienvenida en el opulento Ayuntamiento de la ciudad, donde también se realiza el banquete anual de los Premios Nobel.

La ciudad de Estocolmo es preciosa, pero lo que más se disfruta de la Wikimanía son las conversaciones con los editores, en las que se palpa su entusiasmo al hablar sobre proyectos en los que están trabajando, ya sea agregar más fotografías de 360 grados a la enciclopedia, salvar digitalmente un museo que se incendió o impulsar el uso en línea de una lengua de pocos hablantes. Se dice que encontrar un sentido de propósito en la vida lleva a la felicidad, y parece que estos “maníacos” lo han logrado.

Este artículo es publicado gracias a una colaboración de Letras Libres con Future Tense, un proyecto de SlateNew America, y Arizona State University.

future tense