Carta de Octavio Paz a Efraín Huerta | Letras Libres
artículo no publicado

Carta de Octavio Paz a Efraín Huerta

CARTA DE OCTAVIO PAZ A EFRAÍN HUERTA Nueva Delhi, a 19 de octubre de 1964.Señor Efraín Huerta,
El Diario de México,
Calzada Chimalpopoca-34,
México, D.F.

Querido Efraín:
Ya te imaginarás cómo me conmovió tu artículo. Gracias de verdad. Entre nosotros —espero que me creas— te diré que ni me interesa el famoso premio ni creo merecerlo. Si es que los premios se merecen, cosa que tampoco creo. Por supuesto, me gustaría tenerlo pero ni yo me propongo, al escribir, obtener premios ni me parecen éstos garantía alguna acerca del valer de lo que escribimos. Los premios no son un juicio: son una casualidad y, a veces, un reconocimiento. Por todo esto pienso que, aunque no hay que aspirar a ellos, tampoco se deben rehusar cuando, por azar, le caen a uno en la mano como una fruta.
     Tu artículo contiene una alusión a un chisme de lo que me enteré hace poco en París. Gracias, de nuevo, por tu fraternal defensa. Parece mentira que un hombre y un poeta como Neruda pueda creer en semejantes tonterías y, lo que es más infantil, suponer que yo posea influencia sobre los jurados de la Academia Sueca. No conozco a ninguno de ellos. Y ya que toco este tema, debo decirte mi opinión: creo sinceramente que dos escritores latinoamericanos merecerían el premio: Neruda y Borges. Si pienso así ¿cómo podría intrigar contra un poeta que admiro? Una admiración, casi es inútil aclararlo, que no implica aprobación de todo lo que dice y hace...
     ¿Qué has escrito? Hace unos meses leí, no sé si en la revista de la Universidad o en Siempre, un hermosísimo poema tuyo sobre El Tajín. Me alegra que hayas vuelto con tal decisión y certeza a la poesía. ¡Te felicito!
     Te abraza con afecto, tu amigo,
      -- Octavio Paz