Algo edificante sobre Mozart | Letras Libres
artículo no publicado

Algo edificante sobre Mozart

Señor director:

Leo con gusto su elegante revista, en la que en el número de marzo lamento que un músico serio, el señor Mario Lavista, escriba en los 250 años de Mozart una reseñita a la altura de la farándula de “Ventaneando”.

     Ahora, Sr. Krauze, me dirijo al Sr. Mario Lavista:

     Tengo a usted, Sr. Lavista, como un músico objetivo, ajeno a esa avalancha de mediocridad que en música hoy abruma a México. Sr. Lavista: usted pudo escribir en tan importante espacio impreso algo edificante, y no hurgar en la correspondencia privada de Mozart, justamente por la que no pasó a la historia y además por todos conocida... esas cartas cualquiera las puede leer, sus partituras no.

     Le recuerdo que esa correspondencia no la escribió para que se publicara como escarnio. Mozart no vivió como estrella del futuro, nunca lo sospechó; si lo hubiese sabido no tendríamos esas ordinarias y divertidas cartas. Mozart enfrentó problemas más serios. Tenía derecho a escribir groserías, era su privacidad, pero también escribió música, la más bella, que llegó a nosotros por su inmensa calidad.

     Si dentro de 250 años su música, Sr. Lavista, es recordada, ojalá nadie diga lo que escondieron sus cartas... que sólo se hable de sus especulaciones sonoras, sus aportaciones contemporáneas en la música, que tan brillantemente ha realizado en sus obras que admiro y seguiré disfrutando, y que México merece. Háblenos de música, lo suyo... dénos un punto de vista serio de un músico del 2006 sobre un músico de 1791, universal e irremplazable como Mozart. ~